Thylacoleo carnifex

Symbol question.svg
 
León marsupial
Rango temporal: 1,6 Ma-0,046 Ma
O
S
D
C
P
T
J
K
N
Pleistoceno
Thylacoleo BW.jpg
Thylacoleo carnifex
Estado de conservación
Extinto en época prehistórica desde c. 20000 a. C.
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Subclase: Marsupialia
Orden: Diprotodontia
Familia: Thylacoleonidae
Género: Thylacoleo
Especie: T. carnifex
Owen, 1858
[ editar datos en Wikidata]
Cráneo de T. carnifex

El león marsupial (Thylacoleo carnifex) es una especie extinta de marsupial diprotodonto de la familia Thylacoleonidae. Su nombre que significa "león con bolsa asesino" (procedente de los términos griegos thylakos - bolsa, leo - león, y el latín carnifex - asesino, atormentador, carnicero). Fue un carnívoro cuyos restos fósiles proceden de Australia, datando de principios hasta la época tardía del Pleistoceno (1,600,000–46,000 años).[1]

Al contrario que otros marsupiales carnívoros como el lobo de Tasmania o el diablo de Tasmania, el león marsupial no pertenecía al orden Dasyuromorphia, sino que es un representante de los diprotodontes ( Diprotodontia), grupo al que también pertenecen dentro de distintas familias los canguros, koalas y wombats.

La línea evolutiva de los tilacoleónidos se separó de las de otros diprotodontes hace unos 24 millones de años, durante el Oligoceno, momento en el que comenzó a producirse el cambio de la dieta vegetariana a la omnívora y posteriormente carnívora. Las formas de esta familia fueron de tamaño pequeño y vida arborícola hasta finales del Plioceno, unos 2 millones de años atrás, cuando un clima más seco redujo la extensión de los primitivos bosques australianos y su sustitución por una sabana arbolada. En este hábitat prosperó la última especie del grupo, Thylacoleo carnifex.

Anatomía

Los leones marsupiales eran carnívoros cuadrúpedos de 75 cm de altura y 151 cm de longitud, más o menos del tamaño de un leopardo grande. Estas medidas pueden parecer modestas, pero dentro de los marsupiales (que suelen tener tamaños menores que los de sus homólogos placentarios, debido a su particular sistema de desarrollo), son bastante respetables. De hecho, el león marsupial es el marsupial carnívoro de mayor tamaño conocido, dejando de lado a los mayores representantes del orden Sparassodonta como Proborhyaena y Thylacosmilus de Sudamérica, los cuales a veces no se consideran verdaderos marsupiales, sino parientes cercanos de ellos.[3]

Los rasgos más extraños del león marsupial se encuentran en las mandíbulas, y son debido a sus primitivos orígenes herbívoros. Debido a su dieta herbívora, todos los diprotodontes del Oligoceno hacía ya tiempo que habían reducido considerablemente o perdido sus colmillos, y los tilacoleónidos no volvieron a desarrollarlos. En su lugar, los incisivos y premolares se hicieron cortantes y pasaron a cumplir la función de capturar y matar las presas. La mandíbula era excepcionalmente robusta y se ha calculado que la presión de la mordida de un individuo de 100 kg sería comparable a la de un león africano de 250 kg,[4]​ lo que convierte al Thylacoleo en el marsupial con el mordisco más potente en relación a su tamaño que ha existido. Esto le permitía matar presas mucho más grandes que él, como los grandes canguros de la subfamilia de los estenurinos o incluso al Diprotodon, el marsupial más grande que ha existido, de tamaño algo mayor al de un rinoceronte blanco.

La cola era bastante larga y gruesa, seguramente para ayudar a equilibrar el animal durante la carrera, y el cuerpo corto, con un pecho ancho de músculos macizos. Las cuatro patas tenían una longitud similar, aunque los músculos de las delanteras estaban más desarrollados, pues servían para aferrar a las presas antes de morderles la garganta, como hacen actualmente los grandes felinos. En cuanto a los pies, estos se apoyaban totalmente durante la marcha, o sea son plantígrados, como ocurre en los osos o los humanos, y no sobre los dedos, como en los felinos y cánidos. De sus ancestros arborícolas conservaban un pulgar oponible en cada pie, los dos de las patas traseras estaban desprovistos de uña, pero los de las delanteras estaban coronados por una enorme garra curva que utilizaban para aferrarse a los cuerpos de sus víctimas, junto con las de los otros cuatro dedos.[5]

Other Languages
brezhoneg: Leon godellek
Bahasa Indonesia: Singa Marsupial
русский: Сумчатый лев
Simple English: Marsupial lion
Türkçe: Keseli aslan
українська: Thylacoleo carnifex
Tiếng Việt: Sư tử có túi
中文: 袋獅
粵語: 袋獅