The Warriors (videojuego)

The Warriors es un videojuego de 2005 producido por la compañía Rockstar Games y desarrollado por Rockstar Toronto para PlayStation 2, Xbox y PlayStation Portable. El juego está basado en la película homónima de 1979, la cual estaba basada a su vez en la novela homónima de 1965 escrita por Sol Yurick.

Argumento

Al inicio de la trama, lo primero que puede observarse —al igual que en la película— es la Wonder Wheel, en Coney Island, mostrándose en un ambiente nocturno, siendo éste lugar un territorio habitual de los Warriors.

La trama empieza tres meses antes de la reunión de Cyrus, jefe de la banda de los Riffs, cuando vemos que los Warriors (formados por Cleon, Vermin, Swan, Cowboy, Ajax, Snow, Cochise y Fox) hacen miembro a Rembrandt. Luego de la iniciación de Rembrandt, estando en el cuartel, Vermin lo lleva a a buscar algo de flash, y una vez de vuelta en el cuartel, los Destroyers, eterna banda rival de los Warriors, tiran una bomba molotov en la ventana del cuartel, por lo que Cleon busca al resto de los Warriors en los callejones traseros y ya reunidos, los Warriors pelean con los atacantes Destroyers y vencen en el combate, pero al volver a casa, ven un graffiti de los Destroyers en su cuartel. Por lo que Rembrandt pinta en todas las marcas de East Coney esa misma noche, incluyendo el enorme graffiti del cuartel de los Destroyers. Luego, un recluta llamado Ash ingresa, por lo que Vermin y Snow lo llevan a un cabaret, y en el viaje, ocurre un apagón en Riverside lo que genera un tumulto. Una vez finalizado este disturbio, tratan de volver a Coney pero sin embargo se topan con los Baseball Furies, pero Ash, Snow y Vermin salen con vida de esa y vuelven a Coney Island. Así vemos cómo los Warriors se hacen poderosos poco a poco en pequeños trabajos y concursos.

Un día, estando en el cuartel, los Warriors escuchan en la radio una noticia en la que una banda llamada los Orphans dicen haber derrotado a los Warriors, por lo que Cleon, enfurecido, lleva a Fox y a los reclutas a pelear contra dicha pandilla. Luego destruyen el auto de Sully, líder Orphan, y vuelven a su territorio satisfechos por haber hecho valer su reputación. Unos días más tarde, Rembrandt lee un panfleto sobre un concurso grafitero auspiciado por Scopes, en el cual participan Luna-51 (de los Moonrunners), Beckman (de los Electric Eliminators) y C-Style (de los Panzers). Una vez en el Soho, Rembrandt gana el evento, pero se enteran de que era una trampa realizada por los Hi-Hats, los cuales dejan inconsciente a Scopes y comienzan a atacar sin pausa, lo que provoca que el grupo escape y se venguen destruyendo por completo la galería de Chatterbox. Luego le dan libertad condicional a un puertorriqueño miembro de la banda de los Hurricanes llamado Sánchez, el cual les debía dinero a los Warriors desde hace un año, por lo que Ajax, Snow, Cochise y Rembrandt lo buscan en Spanish Harlem, y luego de la ardua pelea con los Hurricanes en Stripes And Solids, Sánchez es acorralado por los Warriors en una azotea, y éste les paga una parte del dinero pero Ajax, enfurecido, lo asusta en el techo y Sánchez cae y se impacta con un auto en la caída, falleciendo al acto.

La estación de metro Coney Island–Avenida Stillwell es la estación más cercana al territorio de los Warriors, siendo esta misma utilizada por la pandilla para transportarse hacia todos sus destinos lejanos.

Luego los Hi-Hats quieren saldar cuentas con los Warriors, por lo que estos defienden su territorio y matan a su jefe, Chatterbox. Días más tarde atacan los Destroyers, dando muerte a Ash, y tienden una trampa a Cleon y a Swan. En esa misma noche, todo pero absolutamente todo miembro Destroyer es asesinado por los Warriors, los cuales atacaron con todas sus fuerzas (llevando a todo Warrior a la pelea) y posteriormente Cleon mata a Virgil, su jefe, al arrojarle una bomba molotov. Luego los Warriors se topan con los Turnbull AC's en Pelham, matando a Birdie, su minúsvalido teniente, el cual muere en manos de Cochise cuando le lanza una botella y este cae a un canal. Tras ayudar a la banda de los Saracens a tenderles una emboscada a los Jones Street Boys, los Warriors son invitados a asistir a la reunión de Cyrus. Y dos días antes de la reunión, Rembrandt, Fox y Snow se topan y luchan con los Moonrunners, debido a que Rembrandt estaba pintando trenes en su territorio. Pero se salvan y ya su nombre es conocido en todo Nueva York.

Llegado el día de la reunión, se juntan todas las bandas poderosas de Nueva York, y en la mejor parte del discurso que está dando Cyrus, Luther, el descerebrado jefe de los Rogues que antes había matado a un policía en Pelham y lanzó a la poli contra todas las bandas que estaban en el lugar, le dispara con un revólver Colt. 45 y acusa a Cleon, jefe de los Warriors, de haberlo matado él, por lo que los Gramercy Riffs lo matan de una soberana paliza. Luego los Warriors se irán topando con los Baseball Furies, los Turnbull AC's, las Lizzies, los Orphans (no invitados en la reunión, y los atacaron porque los Warriors secuestraron a Mercy, posteriormente Swan lanza un cóctel molotov al coche de Sully y lo hace estallar) y los Punks. En el transcurso de la acción Ajax es arrestado y Fox es asesinado por un policía que lo arroja a las vías del tren (posteriormente es atropellado por el mismo). Al final nombran de jefe a Swan para conseguir volver a Coney Island, su territorio, con todas las bandas de la ciudad (59.880 soldados, excluyendo a los 120 integrantes de los Warriors.) en su contra y armados hasta los dientes. Al final, Swan atrae a los Rogues hasta la playa y clava una navaja en el brazo de Luther, apareciendo de pronto los Riffs, los cuales ya saben quién mató realmente a Cyrus y se vengan por ello. Al final Swan, Rembrandt, Snow, Cowboy, Vermin y Cochise vuelven al cuartel Warrior con Mercy, la ex-novia de Sully, el jefe de los Orphans.

Other Languages