The Towering Inferno

The Towering Inferno (llamada Infierno en la torre en Latinoamérica y El coloso en llamas en España) es una película estadounidense de acción y drama de 1974, producida por Irwin Allen, dirigida por John Guillermin y protagonizada por Steve McQueen y Paul Newman.

Fue una coproducción de 20th Century Fox y Warner Bros. (la primera película resultado de la unión de dos grandes estudios), con guion de Stirling Silliphant basado en dos novelas: La torre, de Richard Martin Stern y The Glass Inferno de Thomas N. Scortia y Frank M. Robinson.

La película fue un éxito de crítica, fue una de las películas con las mayores recaudaciones de 1974 y fue nominada al Óscar a la mejor película. Fue nominada a ocho Óscar en total, de los cuales ganó tres: mejor fotografía, mejor montaje y mejor canción. También ganó, entre otros premios, dos BAFTA: Fred Astaire como mejor actor secundario y John Williams a mejor música, y dos Globos de Oro: Fred Astaire, de nuevo como mejor actor secundario y Susan Flannery como intérprete promesa.

Además de McQueen y Newman, el reparto incluye a William Holden, Faye Dunaway, Fred Astaire, Susan Blakely, Richard Chamberlain, O. J. Simpson, Robert Vaughn, Robert Wagner, Susan Flannery, Gregory Sierra, Dabney Coleman y, en su último papel, Jennifer Jones.

Argumento

El rascacielos más alto del mundo acaba de ser construido en San Francisco y se organiza una fiesta con numerosos invitados en la sala de baile, situada en la planta más alta. De repente, un fallo en la instalación eléctrica provoca un incendio y los asistentes a la velada se ven acorralados por el fuego, por lo que tienen pocas probabilidades de sobrevivir ya que al estar a una altura tan elevada, a los bomberos les resulta imposible controlar el infierno. Pero, el arquitecto del rascacielos ( Paul Newman) contacta con el jefe de bomberos ( Steve McQueen)Luego se les plantea una solución muy arriesgada, ambos tienen que colocar explosivos en los gigantescos reservorios de agua ubicados en la azotea del edificio y la fuerza del agua aparagaría el fuego, con el consiguiente riesgo de arrastrar todo lo que encuentre a su paso incluyendo a las personas.

Other Languages