The Legend of Zelda: Four Swords Adventures

The Legend of Zelda: Four Swords Adventures es un videojuego para la consola GameCube de Nintendo. El juego salió a la venta el 18 de marzo de 2004 en Japón, y el 7 de junio del mismo año en Estados Unidos, mientras que en Europa empezó a venderse a partir del 7 de enero de 2005. El juego permite utilizar la consola portátil Game Boy Advance como control de juego.

El juego dispone de dos modos de juego en las versiones americana y europea, y de un tercer modo en la versión japonesa. Es apto para jugarse por uno a cuatro jugadores. Se caracteriza por el uso de cuatro Links simultáneamente en todo momento, controlados por los jugadores disponibles. En el modo de campaña principal, los cuatro personajes deben ser usados para resolver acertijos y derrotar enemigos, de manera que siempre debe existir un juego cooperativo.

Historia

La historia comienza cuando la región de Hyrule se encuentra en estado de miedo debido a los sucesos extraños que han ocurrido en los últimos días. En una noche de tormenta, la Princesa Zelda y las doncellas del santuario temen que dichos sucesos indiquen que el precinto de Vaati se está debilitando. Zelda convoca a Link y lo lleva al castillo para que la proteja junto a las doncellas mientras abren el portal del Santuario de la espada cuádruple. Cuando lo hacen, sin embargo, una figura oscura surge del portal. Esta figura es Link Oscuro, quien inmediatamente rapta a las doncellas y las encierra en cristales. Link lo sigue y recupera la espada cuádruple, que divide a su portador en cuatro clones, para destruir esta versión malvada de sí mismo. Cuando lo hace, Vaati es liberado y causa estragos otra vez sobre el pacífico reino.[1]

Según el juego va avanzando, Link se entera que la creación de su homólogo malvado y la liberación de Vaati son solamente una pequeña parte de un tendencioso complot para tomar el control de Hyrule. Las cosas se complican cuando aparece la dimensión del Mundo Oscuro y las personas empiezan a ser raptadas por todo Hyrule. Link se entera de que no solo los caballeros de Hyrule han desaparecido misteriosamente, sino que las versiones malvadas de ellos han estado creando estragos. El castillo ha sido tomado por monstruos que aparecen por todos lados.[1]

Posteriormente en el juego se revela que el verdadero causante de todos los problemas es Ganon, quien ha robado un poderoso tridente y lo ha usado para tomar el control de partes de Hyrule. Ganon además robó el espejo oscuro, y lo usó para crear a Link Oscuro y enviarlo a raptar a las doncellas y engañar a Link para que liberase a Vaati. Para obtener tanto poder como fuese posible y armar su ejército, Ganon quiere tomar el control del poder de las doncellas del templo, así como secuestrar a los habitantes de Hyrule y enviarlos al Mundo Oscuro, donde pasarán a formar parte de su ejército. Sin saberlo, Vaati colaboró con sus planes al crear monstruos que aumentasen su ejército. También se revela que los caballeros de Hyrule fueron asesinados por Ganon y sus almas atrapadas en el Mundo Oscuro, donde se convirtieron en criaturas de la oscuridad. Link finalmente salva a las doncellas del templo, recupera el espejo oscuro, destruye a Link Oscuro y a Vaati, y se enfrenta a Ganon en combate, derrotándolo y sellándolo firmemente en la espada cuádruple. La paz regresa a Hyrule y la gente celebra ya que todos los restos de mal que plagaron su tierra desaparecieron.[1]

Other Languages