The Last Waltz

The Last Waltz (en español, El último vals)[5]

El director estadounidense Martin Scorsese grabó el concierto y estrenó el largometraje en 1978, de forma paralela a la publicación de la banda sonora del filme que produjo el propio John Simon junto a Rob Fraboni.[7]

Desde su publicación, una amplia mayoría de críticos musicales y cinematográficos aclamaron The Last Waltz como uno de los mejores documentales musicales de la historia del rock,[10]

Sinopsis

La película comienza con un intertítulo que dice: «This film should be played loud!» —lo cual puede traducirse al español como: «Esta película debe verse a todo volumen»—[12]

Tras el intertítulo, la película continúa con la última canción del concierto, una versión de «Don't Do It» que el grupo tocó como bis la noche del 25 de noviembre de 1976.[14]

A lo largo del concierto, varios artistas invitados comparten escenario con The Band, entre los que figuran Muddy Waters, Paul Butterfield, Neil Young, Joni Mitchell, Van Morrison, Dr. John, Neil Diamond y Eric Clapton, los cuales interpretan canciones del grupo, de los invitados o incluso temas tradicionales de diversos géneros musicales como folk, pop, rock, blues y rock and roll.[4]

El documental intercala las canciones del concierto con escenas de estudio y entrevistas que Scorsese dirige a los miembros del grupo, en las que rememoran su historia, sus aficiones musicales y anécdotas.[18]

Un tema recurrente en las respuestas de Robertson a Scorsese es que el concierto marca el final de una era tras dieciséis años en la carretera —en referencia al tiempo que el grupo estuvo en activo—.[19]

Other Languages