The Homer They Fall

The Homer They Fall
Episodio de Los Simpson
Episodio n.º Temporada 8
Episodio 156
Código de producción 3F23
Guionista(s) Jonathan Collier
Director Mark Kirkland
Estrellas invitadas Paul Winfield como Lucius Sweet
Michael Buffer como sí mismo
Fecha de emisión 10 de noviembre de 1996, en EE. UU.[1]
Gag de la pizarra "Solo soy el hermano de mi gemelo perdido".[2]
Gag del sofá La familia Simpson está disfrazada de vaqueros, se sientan y el sofá va de un lado a otro relinchando como si fuera un caballo.[3]
Cronología
Sólo se muda dos veces The Homer They Fall Burns, Baby Burns
[ editar datos en Wikidata]

The Homer They Fall (Más Homer será la caída en España, Homero por el Campeonato en Hispanoamérica) es el tercer episodio de la octava temporada de la serie animada Los Simpson, estrenado originalmente el 10 de noviembre de 1996.[2] El título es un juego de palabras con la frase "The bigger they are, the harder they fall" (Cuanto más grandes son, más fuerte caen).

Sinopsis

Visitando la familia Simpson una tienda de artículos misceláneos, Bart le compra a Jeff Albertson un cinturón especial que no ha podido dárselo al dependiente de la tienda por no tener factura del artículo (lo ganó en una rifa de una convención de Star Trek). En el colegio, se lo roban Jimbo Jones y Kearney. Cuando vuelve a casa, salido de una paliza de estos gamberros, Homer decide ir al bar de Moe para hablar con los padres de los agresores de Bart, pero corre la misma suerte, sin embargo Moe, lo salva ahuyentadolos con su escopeta.

Después, Moe, sorprendido de que Homer puede aguantar varios golpes sin caerse, ofrece a Homer que sea boxeador, y le invita a su despacho (que no es nada menos que el baño de mujeres, pero lo convirtió en un despacho al comprobar que no había entrado ninguna mujer desde 1979), y le cuenta su antigua historia: Moe era el antiguo boxeador Fantástico Kid, pero se retiró cuando perdió por 4 noqueos seguidos. Su antiguo manager no era nada más y nada menos que Lucius Sweet, el mánager de Drederick Tatum, el campeón de pesos pesados. Homer acepta.

Al contárselo a Marge, esta la cataloga como una de las ideas medianamente absurdas de él, y se niega sin el consentimiento del Dr. Hibbert. Este lo permite debido a la anomalía benigna que presenta Homer al tener más líquido meningítico de lo normal debido al inusual espacio que había entre las paredes de su cráneo y su cerebro (algo que el llamaba Síndrome de Homer Simpson). Marge, irritada, acepta.

Homer empieza a entrenar, pero debido a su extrema debilidad (no pudo matar a una mosca de un gancho de izquierda), Moe le recomienda que solo "empuje" a su rival cuando este cansado. En el primer combate, contra un vagabundo, Homer gana al derribar por cansancio al vagabundo. A partir de ahí, comienza la subida frenética de Homer.

Un día, ya siendo Homer primero de la liga amateur, se le presenta a Moe su antiguo manager, Lucius. Este le ofrece una pelea por el campeonato de peso completo entre Homer y Drederick, pero con una condición: Homer debe de aguantar tres asaltos (Los fanáticos estaban hartos de que Tatum acabara con sus rivales antes de que ellos pudieran embriagarse). Moe acepta, pero esta consciente de que Tatum es capaz de lastimar seriamente a Homer. En la rueda de prensa que Drederick Tatum hace sobre su apelación, confiesa que volvería pensar el tirar a su madre por la escaleras (razón por la que está en la cárcel), sin embargo, no se arrepiente al afirmar que los hijos de Homer se quedarían sin padres, huérfanos. Un periodista le indica que no puede ser ya que Marge (la mujer de Homer, en palabras del periodista) estaría viva, a lo que Drederick contesta que lo más seguro es que se muera de pena.

El día del combate, Marge le pide personalmente a Moe que tire la toalla si Homer tiene problemas, pero este la tira a la basura porque ya los tenía. En el estadio está todo tipo de gente famosa (en la serie): Rainier Wolfcastle, Kent Brockman, Krusty y el famoso Hombre ventilador. Al sonar la campana, en cinco segundos Drederick Tatum ya tiene destrozado a Homer, y Moe, culpable, le roba al Hombre Ventilador su aparato con el que salva a Homer y este, anonadado por los golpes de Tatum, le pregunta si es un ángel, a lo que Moe le contesta que puede ser un ángel, o una compresa con alas.

Al devolverlo a la superficie, Moe huye con el aparato del famoso, y, al final del episodio, en los créditos, aparece salvando a gente o apagando un fuego.[5]

Other Languages
azərbaycanca: Boksçu Homer
français: Le Roi du ring
русский: The Homer They Fall