The Full Monty

The Full Monty es una película inglesa de comedia estrenada en 1997, dirigida por Peter Cattaneo y protagonizada por Robert Carlyle, Mark Addy y Tom Wilkinson. Esta película, nominada a cuatro Premios Óscar en 1998, influenció e inspiró la creación de los espectáculos de stripers masculinos, donde muchos eventos de este tipo alrededor del mundo fueron realizados por actores, cantantes y hasta gente común para un público netamente femenino. En diversas ciudades alrededor del planeta dichos eventos ganaron mucha fama y publicidad, pues eran producciones exclusivamente sólo y para las mujeres, lo cual creó un efecto mediático e inmenso en prácticamente todos los países en donde se realizaron estas presentaciones.

Argumento

La acción se desarrolla en el norte de Inglaterra, específicamente en la ciudad de Sheffield, que en los años 1970 fue el eje de prosperidad de la zona de Yorkshire. Ahí residía más de medio millón de personas, con un importante movimiento económico sustentado por la metalurgia: las fábricas de laminación, las forjas y los talleres daban empleo directo a casi un veinte por ciento de la población total de la región. La avanzada maquinaria de la que disponían permitía fabricar el mejor acero del mundo para múltiples usos, desde vigas de gran resistencia hasta cubiertos de acero inoxidable que se encontraban en todos los hogares. Fue una de las primeras ciudades planificadas urbanísticamente, donde las barriadas Victorianas hicieron sitio a los hogares más modernos. En fin, Sheffield estaba marcando la pauta del desarrollo económico del norte de Inglaterra.

La película comienza haciendo referencia a ese pasado glorioso de Sheffield, mediante un cortometraje a manera de documental. La trama se empieza a desarrollar en la ciudad en tiempo actual (los años 90), con ambientes urbanos ahora degradados. La reconversión industrial ha transformado a esta región en un páramo donde una gran parte de la población no sólo se ha quedado sin trabajo, sino que también se ha quedado sin ilusiones.

A través de los diferentes personajes se presentan los efectos del desempleo, que afecta a la mayor parte de la gente. A medida que la trama empieza a tomar forma, se puede ver como desfilan ante el espectador vidas rotas, precariedad laboral, agencias de empleo, familias divididas y circunstancias familiares especialmente difíciles. Muestra de ello es lo que le toca enfrentar al protagonista, Gaz, quien debido a su falta de ingresos se ve impedido de mantener una relación estable con su pequeño hijo Nathan. Su única alternativa es hacer algo totalmente innovador.

Así, poco a poco, idea un plan que va tomando cuerpo en la medida en que las circunstancias vitales lo asfixian. Gaz debe encontrar el modo de hacerle una tregua a la vida que lleva hasta ese momento. Con una convicción a prueba de fracasos, se propone salir de este pozo sin fondo en el que se encuentran él, su familia y amigos.

Gaz, su hijo Nathan y su amigo Dave, emprenden una descabellada idea: convertirse en stripers, o como dicen ellos, 'striper boys'. Esto se les ocurre cuando un show de stripers masculino de verdad llega a la ciudad, y casi todas las mujeres acuden a verlos en masa. Para ello consiguen la ayuda de Gerald, ex-jefe de ellos, ahora también desempleado, y Lomper, otro ex-obrero quien se encontraba al borde del suicidio.

Haciendo algo parecido a un casting, a este grupo se incorporan dos nuevos candidatos al espectáculo: Caballo (Horse) y Guy, igual de perdedores que los otros cuatro, pero también con las mismas necesidades y el mismo deseo de triunfar, y así comienzan a ensayar. Desde este momento, Gaz comienza a tener una esperanza para cambiar su situación. Su vida adquiere un sentido, creando un equipo que surge con la fuerza de la misma necesidad.

Pero los problemas comienzan a surgir: Gaz necesita dinero para montar el espectáculo y para pagar la pensión a su ex-mujer, porque de lo contrario pierde la custodia de su hijo; Dave, amargado por su peso y por no encontrar trabajo, tiene un brote de impotencia y decide abandonar el espectáculo; la mujer de Gerald descubre, después de seis meses de ocultarlo, que su marido está sin trabajo.

Durante uno de los ensayos en una planta metalúrgica abandonada, los cinco integrantes que quedan son descubiertos por la policía, bailando semidesnudos. Son remitidos a la Delegación de Policía junto con el menor, Nat, y posteriormente exhibidos en todos los diarios, lo que representa un duro golpe a su dignidad. No obstante, la afrenta se torna a su favor, pues despierta el interés de todas las damas por verlos bailar.

Otros acontecimientos ponen a prueba su valor y su coraje, que por medio de divertidas situaciones los harán demostrar su autenticidad y tomar decisiones importantes para salvar su reputación. Gaz también deberá enseñar a su hijo Nathan el sentido de la responsabilidad con su propio ejemplo.

Other Languages