The Adventures of Robin Hood

The Adventures of Robin Hood (en España, Robín de los bosques; en Hispanoamérica, Las aventuras de Robin Hood) es una película estadounidense de 1938 basada en la leyenda de Robin Hood. Fue interpretada por Errol Flynn en el papel principal, Olivia de Havilland como Lady Marian, Basil Rathbone como Sir Guy de Gisbourne y Claude Rains como el Príncipe Juan. Se considera una de las mejores películas de aventuras de todos los tiempos.

Dirigida por Michael Curtiz y William Keighley, se trata de la primera versión en color del mito de Robin Hood. Consiguió tres Óscar de Hollywood: el de mejor decoración, mejor música original y mejor montaje.

La película costó más de 2 millones de dólares y fue una de las pocas películas de la década de los 30 filmada en color. Fue una producción inusualmente extravagante para el estudio de Warner Bros, que hasta ese momento se había caracterizado por producir películas de gánsteres de bajo presupuesto, pero las películas de aventuras con Errol Flynn habían tenido éxito y esta película fue pensada para aprovechar el momento de éxito.

Argumento

Inglaterra está devastada. El usurpador Juan Sin Tierra ha ocupado el trono tras la desaparición del rey Ricardo Corazón de León cuando regresaba de la Segunda Cruzada. Ha sido hecho prisionero por Leopoldo V de Austria.

Cuando la noticia llega a Inglaterra, Juan decide usurpar el trono con el apoyo de la nobleza normanda y usa el falso pretexto de pagar el rescate de Ricardo para imponer nuevos tributos que los más pobres no pueden pagar. Sir Guy de Gisbourne, partidario del príncipe Juan, intenta un día arrestar a un campesino que, llevado por la necesidad, ha cazado un ciervo en el bosque de Sherwood, acto penado con la muerte. Pero se lo impide Robert de Locksley, un caballero que desafía la autoridad de Juan y trata de proteger al pueblo sajón de los abusos de los nobles y que defiende los derechos de Ricardo.

Olivia de Havilland en parte
de un fotograma del reclamo.

Proscrito por el usurpador, Robert de Locksley toma el nombre de Robin Hood y forma una banda de hombres proscritos como él con los que hostiga a los nobles que apoyan al usurpador. El malvado sheriff de Nottingham abusa de la población. Sólo Robin Hood vela por los pobres.

Cuando Sir Guy y su prometida, Lady Marian, que le ha sido asignada por el príncipe Juan, transportan un tesoro en marcos al castillo de Kenworth, son asaltados por Robin Hood, que humilla de nuevo a Sir Guy.

Lady Marian descubre la verdad acerca de Robin y sus hombres y del usurpador. Se enamora del proscrito y decide ayudarle. Mientras, Sir Guy decide tenderle una trampa a Robin. Convoca un concurso de arqueros y el vencedor será declarado el mejor arquero de Inglaterra y recibirá una flecha de oro de manos de Lady Marian. Robin acude disfrazado de calderero.

Other Languages