Testigo accidental

Testigo accidental (título original: Narrow Margin) es una película estadounidense de 1990, del género cine de acción, dirigida por Peter Hyams. Protagonizada por Gene Hackman, Anne Archer, J.T. Walsh, James Sikking, M. Emmet Walsh y Susan Hogan en los papeles principales.

Sinopsis

Carol Hunnicut (Anne Archer) ha presenciado por casualidad un asesinato cometido por Leo Watts, un líder del crimen organizado de Los Ángeles, contra un abogado suyo por desfalco. Nadie la vio, pero ella teme lo peor y se esconde en una casa situada en las montañas del Canadá.

La policía se entera de lo que ha visto y el fiscal la encuentra en Canadá con su ayuda. Allí el fiscal (Gene Hackman) quiere convencerla de que declare en un juicio contra Leo Watts. Ella se resiste. Sin embargo los criminales al servicio de Leo Watts también la han podido localizar e intentan asesinarla junto con el fiscal y los que le han acompañado. Todos excepto ella y el fiscal son asesinados. No le queda otra alternativa que huir con el fiscal con los criminales en los talones hacia una estación de ferrocarril cercana.

Los dos consiguen coger allí el tren a tiempo sin que los criminales puedan evitarlo, por lo que ahora no tienen otra alternativa que entrar también en el tren sin causar alboroto. Allí el fiscal la protege escondiéndola, pero los ciminales consiguen cortar las comunicaciones en el tren. Ahora un enfrentamiento a muerte va a empezar contra un enemigo numéricamente superior sin que el fiscal tenga la posibilidad de pedir ayuda a las autoridades. Su única ventaja es que sólo atacarán cuando la encuentren, pero con el tiempo las posibilidades de esconderla se reducen.