Tesoro de Torredonjimeno

Réplica de la corona votiva del tesoro.

Es un tesoro visigodo compuesto por varias coronas votivas que los reyes visigodos ofrecieron a la Iglesia. Es muy parecido al Tesoro de Guarrazar aunque algo más tosco, posiblemente las coronas estuvieran dedicadas a las santas Justa y Rufina.

Fue encontrado en 1926 en Torredonjimeno, provincia de Jaén, cerca de la actual Ermita de la Virgen de Consolación, en una finca de olivar, a 2 km del núcleo urbano del pueblo y a 4 km de Martos, por un campesino que se encontraba trabajando en el campo. Pensando que las piezas carecían de valor, se las dio a los hijos que se entretenían desmontando las joyas y mezclándolas con barro. Tiempo después apareció un trapero que compró las piezas. Ahí se le pierde el rastro, hasta que vuelve a aparecer en los años 40, fragmentado. El Tesoro se encuentra actualmente repartido entre los Museos Arqueológicos de Madrid, Barcelona y Córdoba.[1]

Corona

La corona votiva que se conserva en la sede de Barcelona del MAC iría suspendida sobre el altar de una iglesia como ofrenda de los poderosos de la época a Dios y los santos, con el fin de obtener su protección. El análisis del conjunto del tesoro, en concreto la de las inscripciones, permite vincularlo a las mártires sevillanas Justa y Rufina, y constituye, en su conjunto, el tesoro de una iglesia o santuario dedicado a estas dos santas que sufrieron su martirio a finales del siglo III aC. La difusión de su culto se atribuye a Isidoro de Sevilla, obispo de Sevilla entre el 600 y el 636.

Las ofrendas en las iglesias se bendecían en un acto solemne. Sobre las coronas conservamos el «Liber Ordinum», la oración que se leía públicamente:

Ihesu Domine, qui est corona sanctorum, hanc coronam benedicento sanctifica: ut pro decore domus tue et tui honore ac ornamento altaris, accepta hec munera feras, et de manibus offerentium respectu hilari et pia benegnitate suscipias. Amen.

Señor Jesús, que coronas los santos, santifica esta corona bendiciéndolo con el objetivo de que sea una decoración de tu casa y un ornamento del altar en honor tuyo. Acepta este presente y de las manos de quienes hacen la ofrenda, quieras recibirlo con un respeto gozoso y una piadosa benignidad. Amén

.
Other Languages