Terry Gilliam

Terry Gilliam
Terry Gilliam.jpg
Gilliam en 2010.
Información personal
Nombre de nacimiento Terrence Vance Gilliam
Otros nombres Captain Chaos
Nacimiento 22 de noviembre de 1940 (76 años)
Bandera de Estados Unidos Medicine Lake, Minnesota, Estados Unidos
Nacionalidad Británico
Características físicas
Altura 1,75 m
Familia
Cónyuge Maggie Weston
(1973-presente)
Hijos Amy (1978)
Holly (1980)
Harry (1988)
Información profesional
Ocupación Actor
Director
Animador
Productor
Guionista
Comediante
Año de debut 1967
Año de retiro presente
Premios artísticos
Otros premios León de Plata al mejor director - Festival de Cine de Venecia
1991 The Fisher King
Distinciones
  • Oficial de las Artes y las Letras Ver y modificar los datos en Wikidata
Web
Sitio web
Facebook
Twitter
[ editar datos en Wikidata]

Terry Vance Gilliam (n. 22 de noviembre de 1940) es un actor y director de cine británico nacido en Estados Unidos. Fue uno de los miembros del grupo humorístico Monty Python.

Más conocido por las animaciones, en las que recortaba fotografías y las volvía surrealistas, que por los papeles raros que realizó (A diferencia de los otros 5 miembros del grupo, que se repartían los papeles de manera equitativa, Terry Gilliam tenía considerablemente menos protagonismo; sus papeles siempre eran breves y secundarios). De entre sus personajes más conocidos destaca Patsy, el escudero del rey Arturo en Los caballeros de la mesa cuadrada, película que llevó a cabo con Terry Jones, e interpretó también al cardenal Fang de los sketches de la temible Inquisición Española. Realizó papeles siempre grotescos y enloquecidos.

Biografía

Gilliam nació en Medicine Lake, Minnesota, en los Estados Unidos, y estudió Ciencias Políticas en el Colegio Occidental de California. Su infancia discurrió en una comunidad rural al oeste de Minneapolis, Medicine Lake, en ese ambiente rural, rodeado de un campo de cultivo de maíz a un lado de la casa y un bosque al otro y con la radio como centro de entretenimiento familiar, obligó al joven Terry Gilliam a hacer uso y desarrollar su imaginación[2]

En 1951 se trasladó nuevamente con su familia a California. Su padre era carpintero, y aficionado a la magia, afición que adoptó su hijo. No era demasiado bueno, pero le gustaba mucho.Le atraía el hecho de hacer reír a la gente y ser el centro de atención pero le costaba expresar sus sentimientos, que escondía detrás de sus dibujos.[1]

Sentía una especial admiración por Méliès, por su tendencia a crear un cine similar a un “juego”, introduciendo recursos para engañar al espectador. De alguna forma se sentía identificado con su trabajo. También sentía una gran afición por el dibujo, y una especial admiración hacia Disney, sobre todo por sus parques temáticos, por poseer un mundo propio con sus propias jerarquías y serie de normas. Leía muchos cómics, le gustaban las ilustraciones clásicas, las caricaturas y tiras cómicas de los periódicos.[2] Entre sus preferencias destacaba especialmente la publicación MAD, un cómic por aquel entonces, que se volvería MAD Magazine unos años después con tal de sortear el Comics Code (1954), fruto de aquel período de revolución contracultural estadounidense germinado durante los años 50 que culminaría con la nueva visión socio-política de los años 60. Este cómic le marcaría de por vida, dando forma al particular imaginario y estilo humorístico, satírico y sarcástico de Terry Gilliam que más adelante incorporó a Monty Python. En esas viñetas, Gilliam descubrió el trabajo de Harvey Kurtzman, cuyo estilo contestatario e irreverente, a la par que fidedigno a la reconstrucción histórica de los eventos mostrados, le serviría como modelo en su trayectoria personal. Como el mismo Gilliam declaró: “Era muy importante para mi que la cosa oliera y apestara correctamente”.

Fue a la Occidental College, empezando a estudiar Física, cambiándose más tarde a Arte. A pesar de su gusto por las clases de dibujo, pintura y escultura, terminó por graduarse en Ciencias Políticas. Entre otras actividades extraescolares, se vio encargado de la revista Fang de la universidad. Esta revista anteriormente de poesía y arte, seria y sensible, fue paulatinamente convertida por él y su grupo de amigos en un cómic de gags y dibujos satíricos copiando el estilo de la revista de humor de ámbito nacional Help!, el nuevo proyecto de Kurtzman, que había empezado a publicarse en Nueva York, así como dibujos animados de la TV y comediantes como Jonathan Winters.

Pagaba sus estudios con pequeños trabajos como el turno nocturno en una fábrica de ensamblaje de Chevrolet, o como chico de correo en una oficina de Welton Becket, uno de los arquitectos más prestigiosos de Los Ángeles. También consiguió un trabajo como drama coach en un el Campamento Roosevelt, un campamento selecto para niños de Hollywood. Ahí experimentó con el mundo del teatro y de la producción teatral realizando algunos “semi-performances o happenings” (antes de que se llamaran así), junto a algunos compañeros de clase, del tipo de sketches que más tarde realizaría con los Monty Python. Esta experiencia dio lugar a una enorme reflexión sobre la posible compatibilidad entre esta nueva pasión y su compromiso político, la cual es evidente en su filmografía y en su posterior trabajo con los Monty Python.

Tras graduarse, envió algunas copias de Fang a las oficinas de la revista Help! en Nueva York.

Tanto había influenciado Help! a Gilliam que en cuanto tuvo la ocasión marchó rumbo a Nueva York con el fin de trabajar en algo similar. Una vez allí, no dudó en volver a ponerse en contacto con la redacción de la revista, esta vez, solicitando una entrevista de trabajo, justo en el momento en que la mano derecha de Kurtzman, y también principal responsable de la publicación, se estaba despidiendo de su puesto de trabajo. Gilliam le sustituyó. De este modo, se vió encargado de gran parte de la revista a la que tanto había admirado y trabajó junto a su ídolo como su mano derecha. El particular “sentido ahorrador” de Harvey Kurtzman, propició el primer contacto entre Gilliam y el británico John Cleese, (futuro miembro de los Monty Python, y por aquel entonces un actor de poca monta en Cambridge Village), que aceptó un trabajo para una de las historietas al estilo fotonovela o fumetti sobre un padre de familia que se enamora de una muñeca Barbie, escrito por el compañero de piso de Gilliam del momento.

Durante su estancia en Nueva York, vivió en una pequeña habitación cerca de la Universidad de Columbia, con una “cucaracha mascota” a quién dedicaría unos años más tarde una de sus animaciones, StoryTime.

Otra de las secciones incluidas en la publicación eran fotografías que descontextualizaba y a las que añadía una nota al pie de la imagen que cambiaba por completo el mensaje de la fotografía original (muy al estilo de los populares memes de hoy en día), algo que muy posiblemente le influenciaría más adelante en sus animaciones para los Monty Python en las que se servía de imágenes ajenas para crear sus propias historias. También realizó muchos dibujos sobre la lucha de los derechos civiles y caricaturas políticas, en una América que estaba en constante cambio y que se enfrentaba a la Guerra de Vietnam. Durante la experiencia proto-cinematográfica que supuso trabajar en la revista comenzó su ambición como verdadero cineasta. Con lecturas de Eisenstein como formación teórica, y tras tomar clases de cine en el City College, lugar donde realizaría sus primeras prácticas en 16mm, trabajó como voluntario en un estudio que hacía stop-motion con fotografías. Después de que le echaran, su trayectoria cinematográfica continuó con videos caseros hechos con amigos y animaciones stop-motion que le sirvieron como adiestramiento.

Help! empezó a tener serios problemas financieros, debido a la escasa inversión de Kurtzman, algo que Gilliam no podía continuar conciliando y con lo que Kurtzman siempre había sido muy rígido, así que Gilliam decidió dejar su puesto e irse una temporada a Europa (“Podemos admirar a nuestros ídolos, pero no tenemos por qué escucharles”), desembarcando en 1965 en Southampton, Gran Bretaña. Viajó por todo el continente: Turquía, España, Italia, Francia,... e incluso pasó un tiempo en Marruecos. Regresó a Estados Unidos en 1966 y se mudó a Los Ángeles. Ahí fue contratado en una agencia publicitaria bastante exitosa, Carson/Roberts, que trabajaba con diferentes marcas y empresas (entre ellas la Universal, para la cual Gilliam realizó algunos carteles). En esos momentos el movimiento hippie y antibélico estaba tomando una importancia considerable, y el país estaba enfrentado entre los belicistas conservadores de pelo corto y los pacifistas “traidores” de pelo largo. Gilliam sufrió varios incidentes durante los cuales sufrió agresiones o amenazas debido al largo de su cabello. Esta inseguridad constante, sumado a su experiencia durante una manifestación pacífica frente al Hotel Century Plaza (1967) que él estaba cubriendo como fotógrafo junto con su novia Glenys Roberts, una periodista de origen inglés, donde los policías agredieron a los manifestantes injustificadamente, fueron detonantes para que dejase el país de forma definitiva y emigrase a Londres.

Al llegar a Gran Bretaña sus dificultades económicas no terminan, y sentía que su talento se estaba echando a perder que algunas de las colaboraciones que había hecho. Quería un cambio en su trayectoria creativa. De mientras aprendía el arte del dibujo con airbrush, fue contratado como director artístico de la revista semanal Londoner, donde Glenys había sido nombrada editora.

Había mantenido el contacto con John Cleese, que en esos momentos había pasado de trabajar revista Newsweek durante unos años a convertirse en un reconocido elemento satírico de la televisión británica. Fue él quien le presentó al productor Humphrey Barclay y gracias a él realizó el cambio que necesitaba su trayectoria. Lo primero que hizo para él fue venderle un par de sketches cómicos que había escrito, pero luego hacer caricaturas para el programa We Have Ways of Making You Laugh, usando la técnica de la animación cut-out.

A partir de entonces fue haciendo animaciones para diversos programas, como Do Not Adjust Your Set de Eric Idle o un programa radiofónico de Dick Vosburg.

Hizo entonces Christmas Card, una animación para la cual usó diferentes postales navideñas de la época victoriana, las copió, las cortó y volvió a juntar usando distintas bromas y una pequeña historia.

Así empezó a desarrollar su técnica, casi por accidente: tomando imágenes de sus contextos originales y creando nuevas piezas. La idea era coger imágenes solemnes y serias, y trasladarlas a un marco lo más bizarro posible, en animaciones como Beware of the Elephants, animación donde se muestra el espíritu pythonesco. Trabajó también con Marty Feldman, para la BBC, en It’s Marty, haciendo unas animaciones.[3]

Other Languages
aragonés: Terry Gilliam
العربية: تيري غيليام
asturianu: Terry Gilliam
беларуская (тарашкевіца)‎: Тэры Гіліям
български: Тери Гилиъм
brezhoneg: Terry Gilliam
bosanski: Terry Gilliam
català: Terry Gilliam
čeština: Terry Gilliam
Deutsch: Terry Gilliam
English: Terry Gilliam
euskara: Terry Gilliam
français: Terry Gilliam
hrvatski: Terry Gilliam
Bahasa Indonesia: Terry Gilliam
íslenska: Terry Gilliam
italiano: Terry Gilliam
ქართული: ტერი გილიამი
한국어: 테리 길리엄
Lëtzebuergesch: Terry Gilliam
lietuvių: Terry Gilliam
Malagasy: Terry Gilliam
македонски: Тери Гилијам
Nederlands: Terry Gilliam
norsk bokmål: Terry Gilliam
português: Terry Gilliam
română: Terry Gilliam
srpskohrvatski / српскохрватски: Terry Gilliam
Simple English: Terry Gilliam
slovenčina: Terry Gilliam
српски / srpski: Тери Гилијам
svenska: Terry Gilliam
Tagalog: Terry Gilliam
Türkçe: Terry Gilliam
українська: Террі Гілліам
Winaray: Terry Gilliam