Terrier chileno

Pix.gif Terrier chileno Dog.svg
Otros nombres Ratonero chileno
Rat terrier chileno
Terrier de pelo liso
Región de origen Flag of Chile.svg  Chile
Características
Tipo perro
Otros datos
Federaciones
[ editar datos en Wikidata]

El terrier chileno es la primera raza canina proveniente de Chile,[4] Es una raza que data de fines del siglo XIX, desarrollada a partir de la mezcla del fox terrier inglés con los perros que existían a la llegada de los españoles.[ cita requerida]

La Asociación Gremial de Criadores y Expositores de Perros de Chile (ACEPE, A.G.)[5] ha venido desarrollando el proyecto que busca ser la primera raza de perros de Chile oficialmente reconocida, organizando muestras especializadas, implementando un sistema de identificación y formando un equipo de trabajo estudioso de estos perros.

Desde hace algún tiempo ha sido incluido dentro del grupo 11 por el Kennel Club de Chile (KCC), pero aún no ha sido reconocida oficialmente por la Federación Cinológica Internacional (FCI).[2]

Historia

Fox terrier chileno.JPG

Hablar del terrier chileno implica recorrer la historia de Chile desde el siglo XVIII ya que existen antecedentes de su presencia en ese país a partir de la época colonial, cuando inmigrantes europeos se asentaron en el territorio del sur de América, trayendo consigo ejemplares de raza fox terrier de pelo liso (raza inglesa), cazadores de zorros, pero también eximios exterminadores de ratas y pequeños roedores.

En Chile, estos «terriers» europeos cruzados con perros autóctonos dan vida, al terrier chileno actual, tenaz cazador, de talla pequeña, pelo corto y limpio.

De sus antepasados ingleses heredó el temperamento inquieto y ladrador, mientras que de los perros locales calcó el equilibrio, la valentía, lealtad y espíritu de guardia.

Compañero infatigable, durante los siglos XVIII y XIX, la raza se desarrolló en los « fundos» del centro-sur de Chile, aclimatándose fácilmente a una vida rústica, muchas veces de « caballeriza». No todos tuvieron la ocasión de compartir con este pequeño gran perro, por lo que siempre se le identifico como un perro de clase social alta.

A fines del siglo XIX y la Revolución industrial muchos campesinos emigran a las ciudades, llevando consigo sus familias y sus terriers chilenos. Rápidamente logra adaptarse a la vida urbana, siendo utilizado en las nuevas industrias y en los nuevos asentamientos humanos (cités) para el exterminio de ratas. Debido a este último factor, es que a los terrier chilenos se les identificó durante casi todo el siglo pasado con la clase obrera-proletaria del país, elemento que jugó en su contra frente a quienes comenzaban a dar los primeros pasos para establecer la actividad cinófila en Chile, en su mayoría inmigrantes y miembros de la burguesía de la época, quienes se interesaron más en la internación y desarrollo de razas extranjeras que en lograr el reconocimiento del terrier chileno.

A pesar del casi nulo interés que los cinófilos locales de la época presentaron en él, el terrier chileno continuó estando presente en los hogares de la clase media del país, popularizándose aún más, a través de la tira cómica Condorito y su siempre fiel Washington, un terrier chileno que deja de manifiesto «lo chileno» de este pequeño perro.

En la actualidad el terrier chileno está presente en todo el territorio del país, pues tiene la virtud de adaptarse a la gran variedad de climas de Chile, siendo utilizado aún en zonas rurales como cazador y, en la ciudad, como un excelente perro de compañía, atento y vivaz.

Other Languages