Termoscopio

Museo de Artes y Medidas. Termoscopio de Galileo (1592)

Un termoscopio es un dispositivo que muestra cambios en la temperatura. Un diseño típico es un tubo de vidrio con una ampolla en su parte superior en el que el nivel de una columna de líquido asciende o desciende en función de los cambios de temperatura. Los termómetros modernos evolucionaron gradualmente a partir de este diseño básico, con la adición de una escala a principios del siglo XVII y la normalización de su diseño a través de los siglos XVII y XVIII.[2]

Historia

En la Grecia antigua se manejaban los conceptos de caliente y frío, y se realizaban experimentos simples que pueden considerarse, en forma retrospectiva, las bases de la termometría. Empédocles de Agrigento en su obra del 460 a.C. Sobre la Naturaleza ya describía dispositivos similares.[3]

Pero no fue sino hasta finales del siglo XVI (1592) cuando apareció el primer termoscopio, atribuido generalmente al científico italiano Galileo Galilei. Con este instrumento sólo podían obtenerse datos cualitativos, ya que inicialmente carecía de una escala de referencia que permitiese cuantificar las variaciones de temperatura. La idea de proveer al termoscopio con una escala y convertirlo así en un termómetro, se atribuye a Santorio Santorio,[3]

Como ya se ha mencionado, Galileo Galilei muy posiblemente inventó el termoscopio hacia 1592. Posteriormente, en 1612, su médico y amigo Santorio Santorio añadió una graduación numérica al dispositivo y le dio un uso medicinal.[3]​ Por último, Gabriel Fahrenheit, en el año 1714, creó el primer termómetro a base de mercurio, con una escala de 180 grados entre los puntos de congelación (32F) y de ebullición (212) del agua. Pocos años después, Anders Celsius propondría su escala, que establecía esta diferencia entre 0 y 100 grados.

Other Languages
català: Termoscopi
Deutsch: Thermoskop
English: Thermoscope
français: Thermoscope
português: Termoscópio
русский: Термоскоп