Terence McKenna

Terence McKenna
Mckenna1.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Terence Kemp McKenna
Nacimiento 16 de noviembre de 1946
Paonia, Colorado, Estados Unidos
Fallecimiento 03 de abril de 2000 (53 años)
San Rafael, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Tumor cerebral Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Hijos Finn McKenna y Klea McKenna
Educación
Alma máter Universidad de Berkeley
Información profesional
Ocupación escritor, filósofo, conferenciante
Web
Sitio web
Facebook
[ editar datos en Wikidata]

Terence Kemp McKenna ( 16 de noviembre de 1946 - 3 de abril de 2000), fue un escritor, orador, filósofo, etnobotánico, psiconauta e historiador de arte estadounidense, que defendió el uso responsable de las plantas psicodélicas. Se le considera el Timothy Leary de los años 1990,[4]

McKenna formuló una hipótesis según la cual la ingesta del hongo psicodélico psilocybe cubensis fue uno de los principales factores transformadores y un catalítico en la evolución inicial de la conciencia en el Homo sapiens.[8]

También formuló un concepto sobre la naturaleza del tiempo basada en modelos fractales que afirmaba haber descubierto en el I Ching, que él llamó "teoría novedad".[3]

Biografía

Primeros años

De descendencia irlandesa, McKenna nació y se crio en Paonia, Colorado, EE.UU.[9]

En 1963, se introdujo en el mundo literario de la psicodelia a través de la lectura de Las Puertas de la Percepción y Cielo e infierno de Aldous Huxley y varios números de The Village Voice que trataban sobre psicodelia.[9]

Según el propio McKenna, una de sus primeras experiencias psicodélicas con semillas de Gloria de la mañana le mostró que “ahí había algo que merecía la pena perseguir”,[13]

Estudios y viajes

McKenna en 1999

En 1965, McKenna se matriculó en la Universidad de California en Berkeley, en una licenciatura distribuida entre Ecología, Conservación de Recursos y Chamanismo, y fue admitido en el proyecto Tussman Experimental College.[14]

Ese mismo año, que él denominó su "fase de opio y Cábala"[13]

En 1969, McKenna viajó a Nepal guiado por su interés en la pintura tibetana y el chamanismo alucinogénico[15]

En 1971, tras el fallecimiento de su madre por cáncer,[11]

En 1972, McKenna regresó a la Universidad de California en Berkeley para terminar sus estudios[13] en la zona de Berkeley y a participar en emisoras de radio alternativas.

Cultivo del hongo psilocibe

Durante sus estudios, McKenna desarrolló una técnica para el cultivo de los hongos psilocibe con su hermano Dennis[6]

Madurez

Conferencias

A principios de los años 80, McKenna empezó a hablar en público sobre el tema de las drogas psicodélicas, convirtiéndose en uno de los pioneros del movimiento psicodélico.[25]

Aparte de drogas psicodélicas, McKnenna trató en sus conferencias sobre una amplia variedad de temas[6] , incluyendo: chamanismo; metafísica; alquimia; lengua; cultura; auto- apoderamiento; ecologismo; neopaganismo; inteligencia artificial; evolución biológica; vida extraterrestre; ciencia y cientificismo; la red; realidad virtual (que él veía como un camino para comunicar de manera artística le experiencia psicodélica); y teoría estética, en concreto sobre la experiencia visual artística como información representando el signifcado de las alucinaciones visuales experimentadas bajo la influencia de psicodélicos.

McKenna pronto se convirtió en un habitual de la contracultura[28]

McKenna publicó varios libros en los años 90, entre ellos: La Nueva Conciencia Psicodélica; El Manjar de los Dioses; Alucinaciones reales. Cientos de horas de las conferencias de McKenna se han grabado, de forma autorizada o no, en cassette, CD y MP3. Muchos músicos y DJs han sampleado extractos de sus charlas.[6]

McKenna fue colega y amigo íntimo del matemático de la teoría del caos Ralph Abraham, y del autor y biólogo Rupert Sheldrake. Mantuvo con ellos varios debates públicos y muchos privados desde 1982 hasta su muerte.[3]

Dimensiones Botánicas

Reserva etnobotánica de Botanical Dimensions en Hawái

En 1985, McKenna fundó con su mujer, Kathleen Harrison, Botanical Dimensions, una reserva etnobotánica sin ánimo de lucro dedicada a recoger, proteger, propagar y comprender plantas con relevancia etno-medicinal y su folclore y a apreciar, estudiar y educar a otros sobre las plantas y los hongos considerados como relevantes para la integridad cultural y el bienestar espiritual.[13] y creó un banco de genes de plantas exóticas cerca de su casa. Anteriormente había repartido su tiempo entre Hawai y Occidental (California).

Muerte

A mediados de 1999, tras una larga gira de conferencias, McKenna regresó a su casa en Hawai. McKenna, que padecía migrañas desde hacía mucho tiempo, había empezado a sufrir unos dolores de cabeza cada vez más agudos. Su situación culminó con tres crisis convulsivas cerebrales en una misma noche, que él describió como las experiencias psicodélicas más fuertes que había sentido nunca. Se le diagnosticó un glioblastoma multiforme, un tipo de tumor cerebral altamente agresivo.[19]

A finales de 1999, Erick Davis realizó la que sería la última entrevista con McKenna.[19] Durante la entrevista McKenna se refirió al anuncio de su muerte:

"Siempre había pensado que la muerte llegaría en la autopista en unos breves momentos espantosos, así que no tendría tiempo de prepararme. Tener meses y meses para enfrentarme a ello y pensar en ello y hablar a la gente y escuchar lo que tienen que decir es una especie de bendición. Sin duda es una oportunidad para madurar y calmarse y prepararse. Sólo que un señor serio con bata blanca te diga que en cuatro meses vas a estar muerto ya enciende las luces de forma irreversible... Hace que la vida sea rica y conmovedora. Cuando sucedió por primera vez, y me dieron estos diagnósticos, pude ver la luz de la eternidad, a lo William Blake, brillando a través de cada hoja. Osea, que ver un insecto caminar por el suelo me hacía llorar."[33]

McKenna murió el 3 de abril de 2000, a los 53 años.[13]

Incendio de su biblioteca

El 7 de febrero de 2007, la biblioteca de libros raros y las notas personales de McKenna se destruyeron en un incendio que afectó a las oficinas del Instituto Esalen de Big Sur, donde se guardaba la colección. Se conserva un índice que mantenía su hermano, y poco más.[34]

Pensamiento

Psicodelia

Terence McKenna defendía la exploración de estados de conciencia alterados por medio de la ingesta de sustancia psicodélicas naturales.[38]

Other Languages