Teorías de la reproducción

Las teorías de la reproducción son un conjunto de teorías educativas desarrolladas en el marco de la sociología de la educación que entienden que la educación es un medio mediante el cual se reproducen o perpetúan las relaciones sociales desiguales vigentes. A diferencia de las teorías pedagógicas que proyectan intervenciones sobre la educación, las teorías eductivas de la reproducción solo intentan describir y explicar el funcionamiento de la escuela, destacando fundamentalmente su papel reproductor.

Estas teorías surgieron en los '60, '70 y '80 principalmente en Francia y Estados Unidos, aunque su influencia se extendería al resto del mundo. El marco teórico en que se sitúan es el marxismo, u otras corrientes críticas de las desigualdades del capitalismo. Un aspecto interesante es que provienen de varios campos disciplinarios, como la filosofía, la economía, la sociología o la antropología cultural.

Los principales exponentes de esta corriente son Louis Althusser con su teoría de los aparatos ideológicos de Estado,[1] Christian Baudelot y Roger Establet quienes ofrecen datos empíricos para sostener la teoría de Althusser con investigaciones acerca de las "dos redes de escolarización" en Francia, los estadounidenses Samuel Bowles y Herbert Gintis con su "teoría de la correspondencia" y Pierre Bourdieu, Jean-Claude Passeron y Basil Bernstein quienes ponen el énfasis en la "reproducción cultural".

Críticas a las teorías de la reproducción

Partiendo del reconocimiento del aporte de estas teorías para contemplar la influencia de las relaciones económicas y las desigualdades entre las clases sociales en el éxito escolar, han surgido diversas críticas a este enfoque.

Las críticas más recurrentes son aquellas que refieren a la imposibilidad, derivada de una elección metodológica estructuralista, de reconocer la capacidad de los sujetos (tanto educandos como educadores)[2] de reaccionar contra las imposiciones del modelo dominante. Esta postura "reduccionista" impediría observar las contradicciones constantes en las instituciones educativas, ignorando que también la educación es un ámbito de la lucha de clases. Otra crítica común, efectuada como extensión de la crítica general al marxismo, es la del "economicismo" o determinismo económico, por esto se entiende la tendencia a explicar todos los fenómenos sociales como causados por las condiciones económicas.

Como respuesta a estas críticas han surgido las "teorías de la reproducción" o de la resistencia, que principalmente desde un marco etnográfico y sin desechar el marxismo pretender introducir las contradicciones que el estructuralismo no señalaba. Sus principales exponentes son Paul Willis, Henry Giroux, Michael Apple y Angela McRobie.

Other Languages