Teorías de la conspiración del 11M

Las teorías de la conspiración del 11M es un término empleado para denominar a las hipótesis de diversas webs, como Libertad Digital, medios periodísticos como City Fm Radio o El Mundo, o bloggers como Luis del Pino, sobre las circunstancias, la instrucción, el sumario, y el desarrollo, del primer juicio de los atentados del 11 de marzo de 2004. Según sus diversos promotores, dichas hipótesis se basan en investigaciones periodísticas de los medios y en análisis propios, que afirman ajustarse a los hechos y al sumario, y plantean incógnitas cuyo no esclarecimiento abriría la posibilidad de todo tipo de especulaciones y variaciones sobre la versión oficial (la sentencia judicial) de los hechos.

Otro de los teóricos de la conspiración del 11-M es Bruno Cardeñosa cuyas teorías, sugiriendo una confabulación entre servicios de inteligencia y tramas yihadistas son refutadas por el crítico de las pseudociencias Antonio Luis Moyano en el artículo: "11-M: las falsas claves de una conspiración" en el boletín El Ojo Crítico.[1]

Introducción

Pancarta de los Peones Negros en la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo el 25 de noviembre de 2006 contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La pancarta dice "11-M Queremos saber la verdad". El pequeño cartel sobreimpresionado sobre la bandera española que aparece sostenido por un manifestante en el centro dice "Zapatero - En mi nombre NO", junto a una pancarta con un peón negro y el lema "Yo no me rindo".

Aunque formalmente los promotores de estas teorías niegan promover ninguna alternativa a la autoría islamista de los atentados, en numerosas ocasiones sus cuestionamientos plantean directa o indirectamente coincidencias o algún tipo de involucración o relación de ETA con la matanza.[6] también podría deberse al desacuerdo con EE.UU y afirmación de Zapatero, que si ganaba retiraría de inmediato las tropas de Irak con lo que produjo un efecto llamada al atentado , con el fin de cambiar el sentido del voto , y así dañar la coalición de las Azores .

Pancarta de los Peones Negros en la manifestación de 2007 de la AVT en Madrid

En la sentencia dictada por el juez Javier Gómez Bermúdez tras el juicio por los atentados del 11-M, se define así el método utilizado por los defensores de estas teorías:

“Como en muchas otras ocasiones a lo largo de este proceso, se aisla un dato –se descontextualiza- y se pretende dar la falsa impresión de que cualquier conclusión pende exclusivamente de él, obviando así la obligación de la valoración conjunta de los datos –prueba- que permita, mediante el razonamiento, llegar a una conclusión según las reglas de la lógica y la experiencia”.

La plataforma más representativa y que agrupa a un mayor número de personas incrédulas con la versión oficial se denomina Peones Negros, muchos de los cuales se manifestaron los días 11 de cada mes por toda España con el fin de "homenajear a las víctimas y exigir la verdad". [10]

Sobre este grupo, cuyas opiniones aparecen en la emisora de radio City Fm Radio, la publicación digital Libertad Digital y el periódico El Mundo, existen diversas personas que afirman que "no saben lo que pasó pero saben que no pasó lo que dice el sumario". En este segundo grupo se sitúa una parte del PP y especialmente sus miembros Ángel Acebes y Eduardo Zaplana, que tanto el día de los atentados como en los posteriores siguieron insistiendo en no descartar la hipótesis de la participación de la banda terrorista ETA, a pesar de la supuestamente creciente y abrumadora evidencia en contra según algunos medios.[11] El efecto neto de estas teorías, en opinión de algunas personas detractoras de las mismas, es que habrían impedido el debate sobre la gran cantidad de negligencias que pudieran haber cometido los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en los meses y días previos a los atentados.[ cita requerida]

Tras los atentados del 11 de marzo el gobierno, todos los CFSE, la oposición y todos los medios de comunicación sostuvieron la autoría de ETA,[12] al menos hasta el mediodía, cuando comenzaron a aparecer informaciones que apuntaban hacia una autoría distinta, la islamista. Posteriormente se dio por cierta la vinculación de los islamistas. Más tarde, han proliferado nuevas teorías, lo que hace que, según los inspiradores de estas teorías, se mantenga la posible implicación de ETA en la masacre.

El aliciente de las mismas se centra en presuntos fallos, negligencias y contradicciones en la investigación, que sugieren que habrían sido -entonces- manipulaciones conscientes. Según sus detractores, la mayoría de estas teorías se basan en verdades a medias, hechos fuera de contexto[ cita requerida] o que ellos consideran irrelevantes de cara a la investigación. Si la investigación policial y judicial sostiene que el propósito de los terroristas era, principalmente, lograr la retirada de las tropas de Irak, las teorías conspirativas apuntan en otra línea: los autores intelectuales serían de origen local y el verdadero objetivo fue el cambio de gobierno, no la retirada de las tropas de Irak que el nuevo gobierno efectuaría. Algunas de estas teorías responsabilizan al PSOE de la masacre, involucrando a algunos policías, jueces y confidentes en tramas cuya finalidad habría sido la derrota electoral del gobierno del Partido Popular. Las diferentes tesis conspirativas son bastante heterogéneas en cuanto al grado de implicación del PSOE y de cierta parte la misma policía, en la trama de los atentados. Pero en lo que todas coinciden es en que el gobierno del PSOE está ocultando datos, intentando evitar que se investigue más y se sepa toda la verdad. Frente a estas acusaciones el gobierno siempre ha afirmado que está todo claro por lo cual no habría nada que investigar, y no le compete a él dar las respuestas sino a la justicia y a los CFSE.[ cita requerida]

Desde abril del año 2004 el diario El Mundo publica una serie de artículos, que ha denominado en conjunto agujeros negros del 11-M, que inciden en aspectos de la investigación, en su opinión, sin aclarar, y en una serie de posibles errores policiales que han dado lugar a sospechas en cuanto a los procedimientos. En este sentido, otros medios de comunicación como, la emisora madrileña City Fm Radio que dirige Juan Antonio Tirado, y que desde 2005 mantiene un equipo de investigación con Javier Castro Villacañas, Luis del Pino y Javier Oyarzabal o la cadena de radio COPE y el diario en línea Libertad Digital vienen defendiendo que el Ministerio del Interior español no está haciendo todo lo posible por llegar al fondo de las investigaciones y se hacen eco de las noticias que publica El Mundo al respecto. Libertad Digital y City Fm Radio, por su parte, añadieron al grupo de investigadores de la conspiración a Luis del Pino quien mantiene un blog permanente con numerosos lectores, la mayoría de los cuales se hallan asociados en el grupo. Los llamados agujeros negros inciden en las siguientes materias:

Other Languages