Tenesor Semidán

Tenesor Semidán
Información personal
Otros nombresFernando Guanarteme
Fernando de Gáldar o Agáldar
Nacimientoc. 1447
Gran Canaria
Fallecimiento1496
Tenerife
ResidenciaGáldar, Córdoba, Guayedra
EtniaAborigen grancanario
Familia
PadresTagotrer o Soront Semidán
CónyugeAbenehara
HijosGuayarmina, Catalina, ¿Ana? y otros
Información profesional
OcupaciónGuanarteme, conquistador
Conocido porConquistas de Gran Canaria y Tenerife
Años activo1476-1482 como guanarteme
1492-1496 como conquistador
TítuloDon, Hijo Predilecto
PredecesorEgonaiga el Bueno

Tenesor Semidán (c. 1447, Gran Canaria-1496, Tenerife) fue un caudillo aborigen de la isla de Gran Canaria, siendo rey o guanarteme del territorio de Gáldar durante la conquista europea a finales del siglo xv.[2]

Después de cristianizado tomó el nombre de Fernando Guanarteme, colaborando con los conquistadores en la pacificación de la isla y en las conquistas de La Palma y Tenerife a las órdenes del capitán Alonso Fernández de Lugo.[4]

En 2008 el ayuntamiento de Gáldar nombró a Tenesor Semidán Hijo Predilecto del municipio a título póstumo. [5]

Se trata de un personaje histórico que goza de cierta animadversión popular en el archipiélago canario por su papel del lado de los conquistadores.[6]

Antroponimia

Tenesor Semidan es el nombre en lengua aborigen que tenía este personaje antes de la llegada de los europeos. Para algunos autores Tenesor puede ser traducido como '[tú] precedes (a otros), vas delante, aventajas', apareciendo también en la documentación histórica con las variantes gráficas Tenesor, Tenesort, Tenezor, Thenesort y Thenezor.[8]

Fernando Guanarteme fue el nombre que recibió al cristianizarse, tomando el de su padrino de bautismo el rey Fernando el Católico. El apellido, por su parte, hace referencia al cargo aborigen de rey o gobernante que ostentaba antes de la conquista, que algunos traducen como 'hijo de Artemi' o literalmente 'este (de aquí es) de Artem(i)', y que además aparece con las variantes Guadarteme, Guadartheme y Guanartheme.[6]

Título de don

Una vez incorporado a la vida castellana, Fernando Guanarteme recibió el tratamiento de don que en la época se reservaba a los nobles y que debía ser concedido por licencia real. Este trato honorífico al ex-guanarteme también se extendió en Tenerife a los menceyes y sus familiares más próximos acabada la conquista.[13]

Other Languages