Temporada de huracanes en el Pacífico de 1995

Temporada de huracanes en el Pacífico de 1995
1995 Pacific hurricane season map.png
Mapa resumen de la temporada.
Primer ciclón formado Uno-E
21 de mayo de 1995
Último ciclón disipado Juliette
26 de septiembre de 1995
Tormenta más fuerte Juliette
(930 hPa, 240 km/h)
Depresiones 11
Tormentas 10
Huracanes 7
Huracanes mayores  ( Cat. 3+) 3
Daños totales ≥$31 millones (1995  USD)
$44 millones (2009 USD)
Fallecimientos totales 124
Temporadas del Pacífico
1993 1994
1995 1996 1997
[ editar datos en Wikidata]

La Temporada de huracanes en el Pacífico de 1995 fue la temporada menos activa desde la de 1979.[1] De los once ciclones tropicales que se formaron durante la temporada, cuatro alcanzaron tierra, siendo el más famoso el Huracán Ismael, que mató al menos a 116 personas en México. El huracán más fuerte fue el Huracán Juliette, que en su punto más alto alcanzó vientos con una velocidad de 150 mph (240 km/h).

La temporada empezó oficialmente el 15 de mayo de 1995 en el Pacífico oriental y el 1 de junio de ese mismo año en el Pacífico central, manteniéndose hasta el 30 de noviembre de 1995. Estas fechas convencionalmente delimitan el periodo del año en que se forman la mayoría de los ciclones en el noroeste del océano Pacífico. Durante la temporada se generaron 11 ciclones tropicales de los cuales 10 degeneraron en tormentas tropicales. 7 de estas tormentas alcanzaron la categoría de huracán, de los cuales 3 alcanzaron la categoría de grandes huracanes. El número de tormentas tropicales fue muy inferior a la media, que se sitúa en 16, mientras que el número de huracanes y grandes huracanes se situó ligeramente por debajo de lo normal.[2]

Resumen de la temporada

Depresión tropical Erick (a la izquierda) y tormenta tropical Flossie (centro inferior) el 7 de agosto de 2005.

La actividad de la temporada de 1995 fue inferior a lo normal, y marcó la primera de varias sesiones con actividad por debajo de la media, una tendencia que persistiría hasta la década siguiente.[4]

La actividad en el Pacífico Central también estuvo por debajo de lo normal. No se formó ninguna tormenta tropical, lo que no ocurría desde hacia cuatro años.[1]

Other Languages