Templo de Kukulkán

El Templo de Kukulkán (Chichén Itzá).

El Templo de Kukulkán o Pirámide de Kukulkán (estructura también conocida con el nombre de «El Castillo», debido a que los conquistadores españoles en el siglo XVI buscaban alguna similitud arquitectónica con las existentes en el continente europeo), es un edificio prehispánico ubicado en la península de Yucatán, en el actual estado del mismo nombre. El actual templo fue construido en el siglo XII d. C. por los mayas itzáes en su capital, la ciudad prehispánica de Chichén Itzá, fundada originalmente en el siglo VI d. C.[2]​ razón por la cual se pueden apreciar motivos serpentinos en la decoración arquitectónica. Por otra parte también cuenta con simbolismos que hacen alusión a los números más importantes utilizados en el calendario Haab (calendario solar agrícola), el calendario Tzolkin (calendario sagrado) y la rueda calendárica. La alineación de la construcción de la pirámide permite que se puedan observar diversos fenómenos de luz y sombra, los cuales se producen en su propio cuerpo durante los equinoccios y solsticios cada año.

En 1988, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), declaró a la ciudad maya de Chichén Itzá como Patrimonio de la Humanidad.[5]

Dimensiones

Tamaño comparativo del templo de Kukulkán con la Pirámide del Sol de Teotihuacan y la Pirámide de Keops.

En comparación con la pirámide de Keops en Egipto, o incluso a la pirámide del Sol de Teotihuacan, las dimensiones de la pirámide de Kukulkán son pequeñas:

En cuanto a la altura, la pirámide de Keops mide aproximadamente 147 m y la del Sol, 65 m sin incluir los supuestos 10 metros que tendría su templete; por su parte la altura de la pirámide de Kukulkán alcanza los 24 m hasta la plataforma superior, más 6 m de su templete para lograr 30 m como máximo. La base de la construcción egipcia tiene medidas aproximadas de 226,5 m, mientras que la del Sol alcanza los 225 m. Por su parte la pirámide de Kukulkán sólo mide 55,3 m en las bases de sus fachadas.

De tal forma, las medidas de la pirámide de Kukulkán no rivalizan con otras construcciones similares en el mundo, incluso la pirámide de Tikal (47 m) es más alta. Son sus características arquitectónicas, sus simbolismos calendáricos y astronómicos los que la destacan de forma particular.[6]

Other Languages