Televisión terrestre en España

Logotipo de la televisión digital terrestre.

Hasta la entrada en vigor de la Ley General Audiovisual 7/2010 de 31 de marzo, la televisión digital terrestre en España se consideraba un servicio público esencial de titularidad estatal, cuya gestión es realizada de forma directa por el propio Estado y de una manera indirecta, a través de concesiones administrativas a particulares. En 2010, esta situación se modificó con la Ley General de la Comunicación Audiovisual,[3]

Historia

Nacimiento de la televisión analógica

El nacimiento de la televisión terrestre en España fue el 28 de octubre de 1956, cuando comenzaron las emisiones de Televisión Española por VHF. Este inicio solo pudo ser visto en Madrid y pueblos cercanos, y por un bajo parque de televisores (aproximadamente 300). El tiempo de emisión era tan solo de 3 horas al día.

El 15 de febrero de 1959, coincidiendo con un partido entre el Real Madrid y el FC Barcelona se inician las emisiones de Televisión Española en Barcelona, y a comienzos de los años 60, comenzó su extensión a las capitales de provincia.[4]

A principios de los años 60, se calcula que sólo unas 50.000 familias disponían de televisor en su hogar. Por ello en 1962 se permitió la venta a plazos de televisores junto con otras iniciativas que hicieron aumentar rápidamente el número de aparatos. El ritmo fue tal, que en 1964 el parque de televisores era de 1.000.000, multiplicándose casi por cuatro en 1970.[5]

El 1 de enero de 1965 nace el segundo canal de TVE, llamado en su momento UHF, nombre por el que se le conoció al hacer sus emisiones por la banda UHF. Como el primer canal, solo emitía 3 horas al día, restringidas a Madrid, y en un año, ampliadas a otros puntos como Barcelona.[6]

En los años 70 llegó la televisión en color a los dos canales de TVE, si bien, los ciudadanos tardaron tiempo en disfrutar de la señal en color, al haber un alto parque de televisiones en blanco y negro.

Con la muerte de Franco, comenzó la apertura de la televisión española, entrando nuevos contenidos, anteriormente censurados por la dictadura y en TVE-2 (UHF) comienzan las desconexiones territoriales, especialmente en Cataluña. Fue además la época donde se terminó la implantación en todo el país de ambas señales de TVE.[7]

Ley del Tercer Canal de Televisión

El Gobierno de Felipe González aprobó en 1983 la Ley del Tercer Canal de Televisión,[8] para la puesta en funcionamiento de un tercer canal de televisión de titularidad estatal y para otorgarlo, en régimen de concesión, en el ámbito territorial de cada Comunidad Autónoma, apoyándose en los Estatutos de Autonomía y el Estatuto de la Radio y la Televisión Española.

En principio, esta ley tenía como objetivo la creación de un tercer canal de Televisión Española con desconexiones para cada Comunidad, al estilo del canal público francés FR3 y del italiano Rai 3, pero los Gobiernos autonómicos lograron adelantarse y romper así en parte el monopolio que ostentaba TVE.

Las comunidades autónomas deberían solicitar al Gobierno la concesión, intransferible, de la gestión directa del tercer canal el cual debería regirse por los mismos principios que los canales generalistas de TVE, sería emitido en cualquier horario por ondas hertzianas cuya infraestructura sería proporcionada por el Estado a cambio de un canon, se gestionaría mediante una sociedad anónima con capital público y podrían establecer convenios sobre conexiones de las emisiones entre las diferentes cadenas y sobre la recepción de los servicios internacionales de noticias y transmisiones, así como para el intercambio de programas y servicios.

Al amparo de esta ley se crearon los canales autonómicos de primera generación, siendo en 1982 ETB1 en el País Vasco y en el año 1983 TV3 en Cataluña las primeras, anteriores a esa ley, pero que las legalizó. En 1985 apareció TVG en Galicia, en 1989 Canal Sur, TM3 de la Comunidad de Madrid ( Telemadrid actualmente) y Canal Nou de la Comunidad Valenciana. Ese año, se crea entre estas televisiones la Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA) para la compra de contenidos de manera conjunta.[10]

Ley de Televisión Privada

En 1988, de nuevo el Gobierno de Felipe González, aprobó una ley audiovisual denominada Ley de Televisión Privada,[12]

El 25 de agosto de 1989 el Gobierno entregó las licencias de emisión a las empresas Antena 3 de Televisión (actualmente Atresmedia Televisión), que emitió el canal Antena 3; Gestevisión Telecinco (actualmente Mediaset España Comunicación), que creó el canal Telecinco; y Sogecable (actualmente Prisa TV) que recibió una licencia para un canal de pago, que fue Canal+.[13]

Nacimiento de la TDT y Quiero TV

En el año 1999, en el gobierno de José María Aznar puso en funcionamiento la televisión digital terrestre (TDT) en España, y otorgó una licencia de emisión a cada una de las cadenas actuales, públicas y privadas, además de otorgar 3 múltiplex y medio para canales para el lanzamiento de una plataforma comercial. Esta fue otorgada a la empresa Onda Digital, el 18 de junio de ese mismo año,[16]

Además de estas acciones, el gobierno puso a concurso dos nuevas concesiones exclusivamente digitales, recayendo estas en Veo Televisión S.A. y en Sociedad Gestora de Televisión Net TV.[17]

También se otorgó a cada comunidad autónoma un múltiplex para sus canales públicos y posibles concesiones privadas. Televisió de Catalunya obtuvo la gestión completa del múltiplex catalán, y fue la pionera en esta emisión, con TV3 y El 33. Del mismo modo Telemadrid obtuvo medio múltiplex, y la Comunidad de Madrid, lanzó un concurso público, resultado concesionarias Onda 6 y Quiero TV para su emisión en abierto.

El 30 de junio de 2002, Quiero TV, que no logró alcanzar la rentabilidad esperada, cesó sus emisiones,[18] dejando vacíos sus espacios concedidos en la TDT, y dejando el panorama hasta 2005 con las emisiones en simulcast (emisión simultánea de la misma programación que el canal analógico) de todas las cadenas de ámbito estatal ( La 1, La 2, Antena 3, Telecinco y Canal+), si bien con las ventajas en calidad inherentes a la tecnología digital, así como las emisiones de Net TV que emitía los contenidos de su distribuidora local Punto TV y Veo Televisión que emitía los contenidos de Expansión TV, así como las emisiones de TV3 y Telemadrid en Cataluña y la Comunidad de Madrid respectivamente.

Plan Técnico Nacional de Televisión Digital Terrestre

Durante principios del año 2005, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero comienza a elaborar un nuevo Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre con la intención de impulsar esta tecnología en un mercado televisivo donde las emisoras de TV digital por satélite (reducidas a Canal Satélite Digital más tarde Digital+ que pasaría a ser Canal+ y más tarde Movistar+, tras la fusión con su única competidora, Vía Digital) y las redes de cable, copan el mercado de la televisión digital, y la base instalada de receptores de TDT se estima en unas decenas de miles, la mayoría de ellos los que distribuyó Quiero TV durante sus apenas dos años de existencia.

En el consejo de ministros del 29 de julio de 2005 el Gobierno aprueba el texto del nuevo Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre y el Reglamento para la prestación del servicio de TDT.[20]

Entre las medidas que contiene el plan se pueden destacar el adelanto del apagón analógico desde el año 2012 al 3 de abril de 2010 (momento a partir del cual todas las emisiones de TV terrestres comenzaron a realizarse mediante técnicas digitales), y el aumento en el número de emisoras de TDT durante el periodo transitorio desde el inicio de la TDT hasta el apagón analógico. Esto se hizo reutilizando las frecuencias libres tras la quiebra de Quiero TV, y reorganizando las analógicas que quedaron libres, lo que según los casos podrá permitir la presencia de un segundo múltiplex digital de ámbito autonómico, y la de emisiones de tipo DVB-H orientadas a la recepción en dispositivos móviles. Según la Ley General de la Comunicación Audiovisual,[1] este repartimiento se realizará como fecha límite, en 2015. Así, el 30 de marzo de 2010 se realizó el apagón analógico en toda España, excepto en varios municipios que tuvieron que esperar al 2 de abril (fecha adelantada un día: del 3 al 2 de abril) para dar el adiós definitivo a la era analógica.

Durante el periodo transitorio hasta el apagón analógico, el operador público recibió un múltiplex completo, así como un canal digital en otro. Cada una de las emisoras privadas de ámbito nacional mantuvieron su canal digital actual, al igual que SGT Net TV y Veo Televisión S.A.. En ambos casos pueden optar a la concesión de nuevos canales si cumplen los requisitos que se establecen en el Plan y sus propuestas son aceptadas.

Tras el apagón analógico el operador público RTVE recibió dos múltiplex completos, y cada una de las emisoras privadas la capacidad equivalente a un múltiplex completo, mientras que cada comunidad autónoma tiene la posibilidad de gestionar dos múltiplex completos en su ámbito geográfico.

Otros hechos destacados que contiene el Plan son los siguientes:

  • La obligación de emitir un máximo de 4 canales televisivos por cada múltiplex, aún en el caso de que las mejoras tecnológicas permitiera aumentar el número de canales televisivos por cada múltiplex.
  • El derecho a disponer recursos de espectro adicional para difundir con tecnología HD uno de los canales SD.
  • La limitación al 20% de la capacidad máxima del múltiplex de la ocupación del mismo en transmisión de contenidos distintos a la propia TV, como pueden ser aplicaciones interactivas, datos o actualizaciones de software para los receptores.
  • Para los nuevos canales digitales que se puedan solicitar por parte de los actuales operadores, el compromiso de divulgar la TDT entre sus audiencias, emitir contenidos novedosos distintos a los emitidos en analógico, emisión de contenidos en diversos idiomas y con subtítulos, el desarrollo de servicios interactivos, etc.
  • Obligación de aumentar la cobertura territorial y de población alcanzada por las señales de TDT para todos los operadores, tanto públicos como privados. La extensión de cobertura TDT a la población se llevó a cabo en 6 fases:
    • Fase I: 80% antes del 31/12/2005
    • Fase II: 85% antes del 31/07/2007
    • Fase III: 88% antes del 31/07/2008
    • Fase IV: 90% antes del 31/12/2008
    • Fase V: 93% antes del 31/07/2009
    • Fase VI: 98% para operadores públicos y 96% para privados antes del 02/04/2010

El plan nacional de transición a la televisión digital terrestre asigna las frecuencias de los canales según territorio:

  • 830 a 862 MHz (Canales 66 a 69): Red de frecuencia única de ámbito nacional: estas frecuencias están destinadas a albergar canales que operan en todo el país, sin realizar desconexiones territoriales entre Comunidades Autónomas.
  • 758 a 830 MHz (Canales 57 a 65): Red global de cobertura nacional: esta red está formada por redes de frecuencia única de ámbito autonómico, por lo que ofrece la capacidad de efectuar desconexiones territoriales entre Comunidades Autónomas. Redes multifrecuencia de ámbito autonómico: estas frecuencia albergarán canales de televisión autonómicos con capacidad para efectuar desconexiones territoriales de ámbito provincial.
  • 470 a 758 MHz (Canales 21 a 56): Red multifrecuencia y de transmisor único de cobertura local: estas redes serán utilizadas por las televisiones locales que obtengan licencias en las respectivas demarcaciones. Actualmente hay habilitadas también emisiones de ámbito insular que cubren cada una de las islas que forman los archipiélagos canario y balear.

Cuatro, La Sexta y las autonómicas de nueva generación

El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, cumpliendo con las normativas previstas y el relanzamiento de la TDT, permitió a Prisa TV, propietaria de Canal+, abrir sin límite de tiempo su canal codificado, provocando la desaparición de esta cadena, que pasaría a emitir en exclusiva en Digital+ y comenzó a emitir Cuatro, plenamente en abierto.

Además, este gobierno lanzó a concurso público una nueva licencia de televisión, que incluía emisión analógica en parte del territorio español hasta el apagón analógico, así como un múltiplex en TDT, que hasta el apagón, y de manera provisional solo podrían emitirse 2 señales.

A este concurso se presentaron Blas Herrero, dueño de Kiss FM y Gestora de Inversiones Audiovisuales La Sexta, un conglomerado de productoras españolas junto a Televisa. También se quisieron presentar al concurso Veo Televisión S.A. y SGT Net TV alegando que también querían emitir en analógico para relanzar su canal, pero el gobierno desoyó estas peticiones, impidiéndoles acudir al concurso, al ya disponer de una licencia nacional.

El 25 de noviembre de 2005, después de declararse inválida la oferta de Blas Herrero, es adjudicada a Gestora de Inversiones Audiovisuales La Sexta la licencia. Esta empresa da inicio el 20 de febrero de 2006 al canal La Sexta en pruebas, tanto en analógico como en digital, iniciado de manera oficial las emisiones el 27 de marzo de 2006. Tiempo después, Telehit (de Televisa), daría comienzo en exclusiva en digital a través del segundo canal concedido, de manera provisional, hasta el nacimiento de Hogar 10.

También, con la llegada de la TDT a España, y de las concesiones autonómicas, nace una nueva generación de canales autonómicos públicos. Ya en el 2000 los gobiernos de Castilla-La Mancha, Canarias y Ceuta, lanzaron sus canales, naciendo entonces Televisión Canaria, Castilla-La Mancha Televisión y TV Ceuta respectivamente, pero fue en 2005 el gran boom de estas cadenas, naciendo hasta 6 cadenas, en el mismo año. Estas fueron IB3 en las Islas Baleares, Aragón Televisión en Aragón, TPA en Asturias, 7RM en la Región de Murcia y Canal Extremadura Televisión en Extremadura, a la que se sumaría en 2008, la televisión de la ciudad autónoma de Melilla, TV Melilla.

Además de estas cadenas públicas, los repartos de licencias digitales, trajeron consigo la primera generación de cadenas autonómicas privadas, algunas de ellas, eran locales anteriormente y otras de nueva generación. A las ya concedidas licencias privadas de la Comunidad de Madrid a Onda 6 y Quiero TV, se le sumó Cataluña, en 2005, con la concesión a Emissions Digitals de Catalunya, propietaria de la local CityTV, de un mux completo. Posteriormente pasaría esta a llamarse 8tv. Posteriormente se sumaron la mayoría de autonomías (salvo Aragón y País Vasco) concediendo licencias para un solo canal, o incluso para dos como Navarra y La Rioja.

Por su parte Castilla y León decidió un sistema mixto para su televisión autonómica, concediendo a una empresa privada su emisión subvencionada de manera importante por el gobierno autonómico a cambio de cumplir ciertas emisiones de servicio público. Con esta fórmula nació en 2009, CyLTV.

Relanzamiento y promoción de la TDT

El 30 de noviembre de 2005, se inicia el relanzamiento de la TDT en España. Este relanzamiento trae varios nuevos canales de los operadores.

TVE decide abrir las señales de algunos de sus canales temáticos, y acompañando a La 1 y La 2, incluye el Canal 24 horas y Teledeporte, así como un nuevo canal en substitución de Canal Nostalgia, el canal Clan TVE/ TVE-50.

Antena 3 de Televisión, además de Antena 3, creó los canales Antena.Neox y Antena.Nova, Prisa TV incluyó, junto a Cuatro los canales hasta entonces de pago CNN+ y 40 Latino, Veo Televisión S.A. lanzó su cadena principal Veo, dejando Intereconomía TV (sustituta meses antes de Expansión TV) para el canal llamado Veo 2, que meses después pasó a ser SET en VEO y más tarde Sony TV en Veo (actualmente Sony TV) y SGT Net TV, mantuvo Net TV y lanzó Fly Music. Poco después se sumó Gestora de Inversiones Audiovisuales La Sexta con La Sexta y Telehit sustituido más tarde por Hogar 10.

Tras este relanzamiento, desde el gobierno y las cadenas se crearon diversos organismos para promover entre la población la adaptación a tiempo a la TDT antes del apagón analógico.

El Plan Avanza llevó a cabo actuaciones de digitalización de emisores no incluidos en los planes de despliegue asumidos por los radiodifusores, garantizando la recepción de la TDT en la mayor cantidad posible de núcleos de población, que junto con las subvenciones dirigidas a usuarios para la compra de decodificadores y la adaptación de antenas colectivas, así como nuevas leyes desde el Ministerio de Sanidad y Consumo obligando a los comerciantes a advertir sobre los televisores no adaptados a la emisión digital, son las medidas del Gobierno para la promoción de la TDT.

Por su parte las cadenas lanzaron la asociación Impulsa TDT, formada por todas las cadenas privadas, las cadenas englobadas en la FORTA y el operador de red Abertis Telecom. Su objetivo principal es que los ciudadanos estuvieran preparados para recibir la TDT antes de que se produzca el apagón.

Emisiones autonómicas en autonomías cercanas

La TDT en España trajo consigo un problema con los canales autonómicos que emitían en analógico en comunidades cercanas.

En la Comunidad Valenciana, TV3 y Canal 33 emitían en analógico desde 1985, cuando unos vecinos de la localidad de Sueca comenzaron a reemitir la señal de estas cadenas, llegada desde Montcaro ( Tarragona), las cuales, tras una denuncia del gobierno de la comunidad, fueron respaldadas por la justicia. Posteriormente a esta sentencia Acció Cultural del País Valencià instaló 13 repetidores por toda la comunidad, para reemitir estas señales.

Fue con la llegada de la TDT y el nacimiento en analógico de la cadena La Sexta, cuando varias frecuencias usadas por ACPV tuvieron que dejar paso a estas señales, y en las que lograron mantener, decidieron instalar el multiplex digital 1 de Cataluña, con las señales, no solo de TV3 y El 33, sino también las de K3/ 300 y el 3/24.[25]

Otras emisiones que también corrían peligro son las que realizaba TV3 y El 33 junto con las de Canal Nou y Canal Nou Dos en las Islas Baleares, Canal Nou en la Región de Murcia, Canal Sur y Canal Sur 2 en Ceuta y Melilla,[26] ETB 1 y ETB 2 en Navarra y Telemadrid en varias provincias de Castilla-La Mancha y Castilla y León.

Por esta situación el Gobierno de España anunció su intención de otorgar un tercer múltiplex a aquellas comunidades que quisieran seguir emitiendo señales autonómicas de comunidades autónomas cercanas, con lo que el problema, en principio, quedaría solucionado.

Meses después de la polémica de los repetidores de ACPV en la Comunidad Valenciana, la Generalidad Valenciana y la Generalidad de Cataluña llegaron a un principio de acuerdo para la reciprocidad de señales, lo que hizo que Televisió de Catalunya usara uno de los canales de sus dos múltiplex asignados, donde hasta el momento emitía TV3HD, pasara a emitir la señal de Canal Nou.[27] Por el contrario, la Generalidad Valenciana no pudo hacerlo al alegar que tenían todo el mux completo, y solicitó al Gobierno el tercer mux para intercambios de señales, que se había prometido.

Este principio de acuerdo fue rechazado posteriormente por Acció Cultural del País Valencià, acusando al gobierno valenciano de no querer la emisión de TV3 aún con el principio de acuerdo, ya que han seguido cerrando repetidores e imponiendo sanciones a ACPV.[31]

Las Islas Baleares decidieron reservar el segundo múltiplex autonómico, para las señales de reciprocidad. Aún sin tener activado este múltiplex, y sin tener el de reciprocidad Cataluña, los gobiernos de ambas comunidades, firmaron un acuerdo de reciprocidad para la emisión de IB3 en Cataluña y TV3 en las Islas Baleares. Este acuerdo, si bien, no ha estado exento de polémica ya que ambas señales llegan capadas, emitiendo solo el contenido propio, remitiendo series y documentales en IB3 y conectando con el canal 3/24 en las de TV3. En Cataluña la señal de IB3 ocupó el espacio dejado libre por TV3HD al ser substituido por Canal Nou y en las Islas Baleares, TV3 ocupó la señal de IBSat+30, reservado para el segundo canal de IB3.

La ciudad autónoma de Ceuta decidió ceder el espacio reservado para su segundo canal público a Canal Sur para que esta se pudiera seguir viendo en la ciudad, pero esto suponía la pérdida de Canal Sur 2. Por su parte, la ciudad autónoma de Melilla pidió un segundo mux al Gobierno de España para emitir la señal de Canal Sur.[32]

En Navarra, el gobierno autonómico aceptó la reciprocidad siempre y cuando ETB mantuviera la identidad propia de Navarra en sus informativos, porque hasta ahora ésta era incluida en los mapas del tiempo como parte del País Vasco, junto con la CAV y el País Vasco francés. El resultado de las elecciones al Parlamento Vasco de 2009 y el acuerdo de PSOE y PP, para gobernar, pudieron facilitar este acuerdo gracias a las reformas que propone el acuerdo para ETB, entre ellas, las reivindicaciones del Gobierno de Navarra.

Emisiones de pago

El día 8 de abril de 2009 el Consejo de Ministros, a través del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, cuyo ministro era Miguel Sebastián Gascón, anunció la apertura del plazo para que los operadores privados nacionales pudieran solicitar la modificación de sus concesiones de televisión, para ofrecer contenidos de pago a través del servicio digital terrestre.[37]

Aún con todas estas reticencias de algunas cadenas, tanto Antena 3,[41]

Finalmente, y después de varios retrasos en el día previsto, el 13 de agosto de 2009 el Consejo de Ministros aprobó autorizar la TDT de pago, mediante Real Decreto, autorizando la emisión de un canal codificado a cada operador privado, bajo el sistema de cifrado Nagravisión 3[43]

El mismo día del inicio de Gol Televisión, Dahlia anunció un acuerdo con Sony Entertainment Television para emitir el canal AXN en una de las frecuencias de Veo Televisión S.A., concretamente la que gestiona la propia Sony, Sony TV en Veo, desde septiembre de 2009.[44] Finalmente, Mediapro anunció en abril de 2010 el lanzamiento de AXN de su mano (en lugar de Dahlia como estaba planeado el año anterior). Este canal de pago fue lanzado el 1 de mayo de 2010 en sustitución de Sony TV en Veo.

El 23 de agosto de 2010, Canal+ Dos comenzó sus emisiones en sustitución de 40 Latino.[45] Este canal nació de la mano de Prisa TV al obtener un canal en el múltiplex de Mediaset España Comunicación para emitir a través de la televisión digital terrestre de ámbito nacional tras la fusión entre Telecinco y Cuatro. El espacio cedido a Prisa TV, es gestionado en su totalidad para emisiones de pago, a través del cuales emite Canal+ 2. Así, 40 Latino pasó a ser un canal de pago con otros contenidos. El 19 de diciembre de 2011, Canal+ Dos cesó sus emisiones en Televisión Digital Terrestre debido al poco éxito de la TDT Premium y al discreto número de abonados con el que contaba la cadena de Prisa. El canal fue sustituido en TDT por Energy, el canal masculino en abierto de Mediaset España, aunque Canal+ 2 sigue emitiendo a través de las plataformas de pago.

Emisiones locales no reguladas

En los años 1990 empiezan a proliferar emisoras locales en un contexto legal de falta de regulación.[46] El perfil de esas emisoras es muy variado:

  • Emisiones esporádicas durante las fiestas locales.
  • Emisoras locales independientes.
  • Emisoras locales ligadas a grupos regionales.
  • Grupos nacionales emitiendo por su red de emisoras locales.
  • Emisiones de tipo comercial o publicitario sin ninguna relación local.

Con el plan de implantación de la televisión digital terrestre se establecen demarcaciones para las emisiones locales y se adjudican las licencias correspondientes. A pesar de eso, siguen existiendo emisiones no reguladas, en unos casos por la demora de las administraciones autonómicas en convocar o resolver el concurso correspondiente y en otros casos por el propio carácter informal o tamaño del emisor.

Renuncias a licencias

La crisis económica de 2008-2009, afectó también a la televisión en España. Decenas de cadenas locales debieron cerrar, algunas por no recibir licencia digital, y otras por la propia crisis.

Algunas empresas incluso renunciaron a sus licencias, siendo las más sonadas, las de PRISA, que renunció el día 13 de mayo de 2009 a la concesión autonómica en Andalucía,[49]

También en Cataluña, Uniprex del Grupo Antena 3, renunció el 27 de abril a la licencia concedida en la demarcación de Cornellà Llobregat (TL03B) de la provincia de Barcelona, para la emisión de la cadena Ver-T, siendo aceptada esta por el CAC el 20 de mayo de 2009.[50]

Fusiones de operadores

Con motivo de la crisis económica de 2008-2009 y del descenso de publicidad en los medios, el Consejo de Ministros aprobó unas medidas urgentes y liberalizadoras del sector, en decreto ley, en el que se suprimía el tope del 5% de participaciones cruzadas entre accionistas de las cadenas, y se establecía uno nuevo, que permitiría tener acciones hasta en dos cadenas, siempre que no superaran ambas el 27% de audiencia. Con estas medidas, cualquier combinación, a excepción de una fusión entre Gestevisión Telecinco y Antena 3 de Televisión, era posible.[52]

Antes incluso de la aprobación en el Congreso y en el Senado, comenzaron los rumores y las negociaciones entre las 6 concesionarias de televisión en abierto, para posibles fusiones futuras.[54]

De todas estos rumores, solo uno llegó a tener confirmación oficial, y fue la negociación emprendida por Prisa TV e Imagina ( Mediapro), accionistas de referencia de Cuatro y GIA La Sexta respectivamente, después de darse por finalizada la segunda guerra del fútbol.[57]

No fue hasta el último trimestre del año, cuando comenzaron a aparecer informaciones sobre las posibles fusiones televisivas, aunque esta vez los protagonistas eran las dos cadenas mayoritarias, estando Gestevisión Telecinco en negociaciones con Sogecable, y Antena 3 de Televisión con GIA La Sexta.[61]

Pero fue el día 18 de diciembre, cuando PRISA y Mediaset, accionistas mayoritarias de Sogecable y Gestevisión Telecinco, presentaron un acuerdo de fusión de sus cadenas de televisión en abierto. Tras esta fusión, Cuatro y su licencia de emisión se separaron de Sogecable dando lugar a Sogecuatro, empresa que fue comprada en su totalidad por Gestevisión Telecinco dando lugar a Mediaset España Comunicación. Junto con este acto, PRISA compró acciones de nueva emisión de Mediaset España Comunicación, del 18% del capital social de esta empresa.

Este acuerdo convirtió a Mediaset España Comunicación en el mayor grupo privado de televisión de España por cuota de audiencia, teniendo el grupo, los siguientes canales en TDT: Telecinco, Cuatro, La Siete, FactoríaDeFicción, Boing, Divinity, Energy y Nueve, además de dos señales en alta definición ( Telecinco HD y Cuatro HD). También, en la misma operación, Mediaset España Comunicación adquirió el 22% de la antigua plataforma de televisión de pago Digital+ a Prisa TV (nombre actual de Sogecable).[63] (Véase: Fusión de Gestevisión Telecinco y Sogecuatro).

Por otro lado, el 14 de diciembre de 2011, las cadenas de televisión españolas Antena 3 y La Sexta llegaron a un acuerdo de fusión por el que la Gestora de Inversiones Audiovisuales La Sexta se integró en el Grupo Antena 3 a cambio de un 7% del capital de la empresa resultante. Sin embargo, no fue hasta el 13 de julio de 2012 cuando la Comisión Nacional de la Competencia autorizó el proceso aunque imponiendo duras condiciones. No obstante, el 25 de julio de 2012 se reunieron los Consejos de Administración de los grupos Antena 3 y La Sexta para ver si seguían adelante con el proceso de fusión. Por otro lado, un día después de producirse la reunión entre ambos grupos, La Sexta descartó la fusión con Antena 3 explicando que seguiría manteniéndose en solitario, y que por lo tanto descartaba el proceso de fusión con otros operadores. Sin embargo, el Gobierno suavizó las condiciones impuestas por Competencia en el Consejo de Ministros celebrado el viernes 24 de agosto de 2012, justificando tal medida en que las equiparándolas a las impuestas dos años antes a Telecinco y Cuatro, lo que reabrió las puertas de la fusión. Finalmente, Antena 3 confirmó oficialmente el miércoles 26 de septiembre que seguiría adelante con la operación de fusión con La Sexta y señaló que el 1 de octubre de 2012 se produciría la fusión con el traspaso efectivo del negocio y la consiguiente toma de control por parte de la dirección de la cadena de Planeta.[64]

El grupo tiene un total de siete canales en la televisión terrestre de España e incluye dos señales en alta definición de los canales principales y un canal de pago en régimen de alquiler, siendo Antena 3, La Sexta, Neox, Nova, Nitro, Xplora, La Sexta 3, Gol Televisión (canal de pago), Antena 3 HD y La Sexta HD. Por otro lado, el 6 de marzo de 2013, el Grupo Antena 3 pasó a denominarse Atresmedia. Así, el grupo dispone de una identidad propia que agrupa sus grandes áreas de actividad (televisión, radio, multimedia, publicidad y cine), así como al resto de sus marcas.[66] (Véase: Fusión de Grupo Antena 3 y Gestora de Inversiones Audiovisuales La Sexta).

El "Apagón analógico"

El Consejo de Ministros del 7 de septiembre de 2007 aprobó las fechas definitivas del apagón analógico en España,[67] adelantando esta fecha de la inicialmente prevista, y límite máximo autorizado por la Unión Europea, 2012 al 3 de abril de 2010, pero al final se adelantó un día al 2 de abril de 2010 para que coincida con el viernes santo. Produciéndose este en 4 fases:

  • "Fase 0": Proyectos piloto de Fonsagrada y Soria. 1% de la población. Límite: 31 de diciembre de 2008.
  • "Fase I": Núcleos de población con menos de 500.000 habitantes. 11,6% de la población. Límite: 30 de junio de 2009.
  • "Fase II": Núcleos de población de entre 500.000 y 700.000 habitantes. 19,8% de la población. Límite: 31 de diciembre de 2009.
  • "Fase III": Núcleos de más de 700.000 habitantes. 67,6% de la población. Límite: 3 de abril de 2010.

La "Fase 0", dio comienzo en el municipio de Fonsagrada, en la provincia de Lugo, que se convirtió, el 5 de abril de 2008, en el primer municipio español donde se realizó el apagón analógico. Seguidamente, en la provincia de Soria, el 23 de julio de 2008, 51.026 habitantes de 161 localidades, además de la capital, dejaron de recibir las emisiones analógicas de las cadenas nacionales según el proyecto piloto Soria TDT; el ensayo cubría aproximadamente la tercera parte de la superficie provincial y no fue completo dado que las emisiones de las cadenas locales y los grupos de televisión regionales siguieron en sus canales analógicos. En el momento del "apagón" piloto en Soria, la Junta de Castilla y León no había otorgado todavía ninguna concesión de TDT para canales locales ni regionales.[69]

La "Fase I" dio comienzo el 27 de junio de 2009, con la previsión de apagado analógico para más de 4 millones de ciudadanos, comenzando en Cantabria, en las zonas de Castro-Urdiales, Laredo y Santoña,[70] y continuando los días 30 de junio y el 22 de julio en varias localidades de Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Castilla La Mancha, Cataluña, Ceuta, Comunidad Valenciana, Extremadura, Islas Baleares, La Rioja, Madrid, Melilla, Murcia y Navarra.

Algunos de estos proyectos se retrasaron, por problemas de calidad y cobertura, más allá del límite fijado en el 30 de junio de 2009. Estos se produjeron durante octubre en Palencia ( Villamuriel de Cerrato), Zamora (Norte y centro), Segovia ( Navacerrada) y la parte de Soria no apagada en la "Fase 0", finalizando el día 31 de octubre de 2009 con los apagados de Vitoria ( Álava), Almonaster la Real ( Huelva), Baza ( Granada) y Cuevas de Almanzora ( Almería).[71]

La "Fase II" comenzó de manera adelantada al previsto 31 de diciembre de 2009. El 10 de diciembre se produjo la primera actuación de esta fase en Monreal (Zonas de Navarra, La Rioja, Zaragoza y Vitoria),[76]

La "Fase III" también adelantó algunos proyectos a diciembre de 2009, que tienen la misma o más cobertura de televisión digital sobre la analógica, y una implantación adecuada.[76] Así, el 30 de marzo de 2010 se realizó el apagón analógico en toda España, excepto en varios municipios que tuvieron que esperar al 3 de abril para dar el adiós definitivo a la era analógica.

Reasignación de frecuencias y el "dividendo digital"

Tras el apagón analógico quedan disponibles las numerosas frecuencias utilizadas con carácter provincial y local en las emisiones analógicas, permitiendo así la puesta en marcha de la reasignación para encender el número de múltiplex previstos y que cada cadena de televisión disponga así de uno o dos completos para sus emisiones. En abril de 2010 se publica en el BOE la Ley General de la Comunicación Audiovisual[1] que completa el reparto, pero que también introduce cambios sustanciales sobre las premisas en que se había basado el modelo de TDT español.

Se incorpora la transposición de la directiva europea sobre servicios de comunicación audiovisual. El llamado "dividendo digital" establece a partir del 1 de abril de 2015 la reserva de las frecuencias entre 794 y 862 MHz, los canales 61 a 69, para otros servicios de comunicaciones. Esto supone trasladar la mayoría de las emisiones de TDT actuales, reajustando toda la red de emisores y obligando a los usuarios a modificar nuevamente la configuración de sus antenas. Se abandona el modelo de frecuencia única para todo el territorio nacional reubicando los múltiplex sobre la base de las frecuencias utilizadas en las antiguas emisiones analógicas, estableciendo como criterio de referencia el uso de la frecuencia de mayor alcance o significación en cada provincia. De forma inmediata se habilitan ya en 2010 nuevos múltiplex que permiten a todas las cadenas privadas gestionar uno propio y aumentar así la oferta de canales. El nuevo múltiplex de TVE le permite generalizar las emisiones en alta definición.

Other Languages