Telefonía Rural por Acceso Celular

La Telefonía Rural por Acceso Celular (TRAC) es un conjunto de mecanismos para proveer línea telefónica a zonas rurales a través de la red de telefonía móvil GPRS española, donde no existe una red de distribución terrestre por par de cobre. Se estima que hay en funcionamiento medio millón de líneas TRAC explotadas comercialmente en España (2012) las cuales proporcionan servicios de telefonía fija celular a otros tantos hogares que abonan tarifas similares a las de la telefonía fija convencional.

La telefonía rural por acceso celular surgió en España con el fin de evitar los problemas que conllevaría la instalación de centrales de conmutación para muy pocos abonados y el tendido de cables telefónicos, ya sea enterrados o soportados en postes, en zonas de difícil acceso por orografía y con núcleos de población dispersos o muy pequeños. A finales de los 80 Telettra Española, en colaboración con los laboratorios de Telefónica, desarrolló una nueva facilidad de acceso, vía radio VHF y UHF, a zonas en las que lo permitía la red de telefonía inalámbrica. De esta forma, ubicando un número no muy alto de estaciones base en puntos estratégicos se consigue dar servicio telefónico a pequeñas poblaciones.

Posteriormente, con el inicio de la telefonía móvil se recurre al empleo de equipos celulares. Sin embargo, no se trata de dar un servicio de movilidad, con tarifas más elevadas y terminales móviles convencionales, sino prestar servicio telefónico básico fijo mediante telefonía celular. Para ello se dispone de unos terminales TRAC consistentes en una caja, fijada a la pared, que en esencia contiene unos circuitos equivalentes a un teléfono móvil, pero que además facilitan la alimentación y señalización correspondiente para que se pueda conectar a ella un teléfono convencional, de tal forma que el usuario no necesita saber manejar el móvil para su uso.

Por otra parte, las llamadas cursadas por estos teléfonos a la red fija se tarifican, a todos los efectos, como las efectuadas entre teléfonos fijos.

Modelos

Telefónica de España SAU instala o ha instalado en algún momento para estas labores los siguientes aparatos:

TRAC analógico: Equipos ARCE

Constaba de una caja blanca con una antena negra en la parte superior izquierda. Sus dimensiones eran mayores al resto de equipos [ cita requerida]. Abriendo la tapa con una llave triangular específica, en el interior, contenía un PTR, un circuito y una batería. Se conectaba a la red telefónica mediante la cobertura de Moviline, el servicio de telefonía móvil analógica de Telefónica, que dejó de operar el 31 de diciembre de 2003. Por ello, estos equipos quedaron obsoletos y fueron sustituidos por las tecnologías GSM/ GPRS (TRACs digitales).

Además del servicio de voz, se podían transmitir datos mediante un módem analógico. Se podía establecer conexión a Internet con cualquier operador de los existentes en el momento, aunque la velocidad de acceso en la práctica era de 4800 bits por segundo.

Otra particularidad de los terminales TRAC es que no pueden desplazarse de una célula a otra de la red, sino que están asignados en permanencia a la célula que facilita cobertura a la casa donde se ha instalado el terminal TRAC.

Privacidad

Al tratarse de un sistema de comunicaciones analógico y sin cifrar era posible escuchar e incluso intervenir en las conversaciones mediante equipos de radio similares a los utilizados por los radioaficionados.

Other Languages