Teja a la segoviana

Vista de varios tejados en el municipio de Turégano, con las cubiertas dispuestas a la segoviana.

La teja a la segoviana (denominada en algunas zonas como teja a canal o a torta y lomo)[2]

Consiste en colocar únicamente las piezas canales (las de abajo), recibidas sobre un lecho de barro que permite la dilatación e impermeabiliza las juntas, sin necesidad de piezas cobija (las de arriba), excepto en los aleros, las cumbreras o parhileras y otros puntos significativos en los que se pone como refuerzo.[1]

Este método supone un considerable ahorro de material, pues se usan la mitad de piezas, y es posible debido a la forma curvo-trapezoidal de las tejas que se utilizan. Con esta particularidad, se disponen en hileras alternando una con el lado ancho de las piezas y otra con el estrecho, quedando encajadas a modo de escamas.[3]

La acepción de a torta y lomo designa el tipo de tejado en el que las piezas se asientan con mortero, rellenando con éste los huecos.[5]

Referencias

  1. a b Fernán Jaime Hoz Onrrubia, Luis Maldonado Ramos y Fernando Vela Cossió (2003) Diccionario de Construcción Tradicional: Tierra. San Sebastián: Editorial Nerea. p. 22. ISBN 84-89569-80-0. 
  2. Campillo de Aranda (Burgos): Cubiertas, tejas a canal o a la segoviana, consultado el 22 de marzo de 2013.
  3. Frafan, Pablo (2011). «Cubierta a la Segoviana en Torremocha del Ayllón». Bioclimática Tradicional (16 de diciembre). 
  4. Antuña, Joaquín (2009). Léxico de la construcción. Madrid: Instituto Juan de Herrera (CSIC) – Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid. p. 22. ISBN 978-84-00-08887-3. 
  5. Marcos y Bausá, Ricardo (2003). Manual del albañil. Madrid: Biblioteca Enciclopédica Popular Ilustrada (edición de la Editorial Maxtor). pp. 73-74. 
Other Languages