Tecnomito

La palabra tecnomito proviene de la novela El mundo perdido,[2]

El concepto dentro de la novela

En dicha obra se hace referencia a los posibles hallazgos de dinosaurios vivos en el siglo XX, refiriéndose siempre a un contexto totalmente ficticio al tratarse de una novela de ciencia ficción, y la explicación que se da sobre eso es que son uno de los 20 tecnomitos actuales recopilados por Geller en Princeton (la novela no profundiza más en este personaje de ficción).

Siguiendo la obra de Michael Crichton, los mitos clásicos como el de Perseo y Medusa han sido sustituidos por mitos actuales, de los que relata los siguientes:

  • La nave extraterrestre de Roswell guardada en la Base de Wright-Patterson en Ohio.
  • Los niños rusos capaces de matar a otras personas desde una base secreta de Siberia.
  • Las líneas de Nazca obra de naves extraterrestres.
  • Un carburador capaz de recorrer 70 km con un litro de gasolina (archivado por las constructoras de automóviles).
  • La creación del virus del sida por la CIA para combatir la homosexualidad.
  • El nuevo tipo de energía potente y muy barata descubierto por Nicola Tesla.
  • Una ilustración contenida en un libro del siglo X en Estambul con una imagen de la Tierra vista desde el espacio.
  • Un individuo que resplandece en la oscuridad oculto en el Instituto de Stanford.
Other Languages