Teatro grecolatino

El inicio del teatro occidental se sitúa en Grecia. También en la civilización romana se cultivó con asiduidad. Los principales géneros fueron:

Tragedia

La esencia de la tragedia en sus orígenes era el vano combate que sostiene el hombre contra el destino que le domina, ese destino es quien guía inexorablemente los pasos del hombre. En este combate pueden triunfar: los poderes ciegos (por ejemplo Prometeo encadenado de Esquilo) o el héroe ( Orestía de Esquilo o Edipo en Colono de Sófocles); en cualquier caso, el hombre sale elevado y ennoblecido.

Las partes de la tragedia son: prólogo, párodo, estásimos, episodio o epirrema y éxodo.

Sus elementos son: catarsis (purificación ritual de personas o cosas), anagnórisis (reconocimiento), hamartia, hibris (orgullo y obstinación del héroe) y pathos.

Esquilo

Esquilo ( siglo VI a. C. - siglo V a. C.), autor que diviniza a sus personajes. Desafortunadamente, de sus 80 obras, se conservan 7. Es un teatro carente de sutilezas sicológicas, en el que dominan conceptos como la culpa, la hibris y el aprendizaje por el sufrimiento.

Sófocles

Sófocles ( siglo V a. C.), de sus ciento veinte tragedias, se conservan siete. Pone al hombre como centro de todo; es la tragedia del héroe solitario. Comienza con él un proceso de humanización que culmina en Eurípides.

Eurípides

Eurípides ( siglo V a. C.), se conservan diecisiete de sus obras, que son reflejo de ideas y problemas nuevos, próximos a la realidad de su época, sus héroes son presa de las debilidades humanas, es el filósofo de la escena.

Other Languages