Tapia de Casariego

Tapia de Casariego
Tapia
Concejo y parroquia
Flag of tapiadecasariego.svg
Bandera
Escudo de Tapia de Casariego.svg
Escudo
Tapia Asturies map.svg
Ubicación de Tapia de Casariego
Coordenadas 43°34′09″N 6°56′37″O / 43.5692, 43°34′09″N 6°56′37″O / -6.9437
Capital Tapia
Entidad Concejo y parroquia
 • País España
 • Com. aut. Flag of Asturias.svg  Asturias
Alcalde Enrique Fernández Castelao ( PP)
Subdivisiones Parroquias: 4
Superficie Puesto 54.º
 • Total 65.99 km²0,62%
Altitud  
 • Media 645 m s. n. m.
 • Máxima Pousadoiro, 645 msnm m s. n. m.
Población (2013)  
 • Total 3971 hab.
Gentilicio tapiego
Código postal 33740[3]
Virgen del Carmen[4]
Partidos judiciales de Asturias Castropol
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]
Playa de Tapia.

Tapia de Casariego es un municipio o concejo de la costa occidental del Principado de Asturias, España. Limita al norte con el mar Cantábrico, al este con el concejo de El Franco, y al sur y al oeste con el de Castropol. Tiene una extensión de 65,99 km² y su población actual es de 3 971 habitantes ( 2013). Cuenta con una buena infraestructura comunicativa, atravesando el municipio la autopista A-8, la carretera nacional N-634, y la línea de vía estrecha ferrocarril Ferrol - Gijón.

El concejo se articula en cuatro parroquias: Tapia de Casariego, Campos y Salave, La Roda y Serantes. A la de Tapia de Casariego pertenece la villa de Tapia de Casariego, capital del municipio. Y en esta parroquia se da la mayor concentración humana de todo el concejo, con más de la mitad de su población total. La villa está situada a 10 metros de altitud y su puerto de mar da un gran atractivo a la villa, lo que unido a la cantidad de buenas playas diseminadas por todo el territorio hacen que sea un destino turístico de interés, tanto de las regiones centrales de Asturias como del resto de España y de Europa. Como efecto del turismo, su población llega a aumentar de manera considerable durante las épocas estivales.

Es uno de los municipios en los que se habla eonaviego (o gallego-asturiano).

Historia

El concejo de Tapia como tal nace a mitad del siglo XIX(1863), mediante la segregación de varias parroquias anteriormente pertenecientes a los concejos de Castropol y de El Franco. El principal impulsor de la creación del nuevo concejo fue Fernando Fernández de Casariego, marqués de Casariego. En reconocimiento y agradecimiento, el concejo de Tapia completó su nombre como 'Tapia de Casariego'.

En tiempos prehistóricos debió estar colonizada esta tierra, como evidencia la existencia de varios asentamientos castreños a lo largo de todo el municipio, principalmente en los acantilados costeros. Se han datado diversos útiles como hachas de piedra y que pueden pertenecer al Achelense antiguo. Algunos de estos castros tienen que ver con la existencia de explotaciones mineras en tiempos romanos, que utilizaban estas edificaciones para la defensa y organización del espacio. Estas explotaciones mineras estuvieron en funcionamiento hasta principios del siglo III, en el que aparece un cambio en las relaciones de producción reemplazando los castros por nuevas organizaciones del espacio.

El territorio actual de Tapia pertenece al Reino de Asturias práctiacmente desde su fundación y primera consolidación en tiempos de Alfonso I (siglo VIII). Mui ligado al territorio asturiense del castillo de Suarón pertenece desde su fundación hacia el 802 al Obispado de Oviedo y en concreto a su Arcedianato de Ribadeo (la Ripa de Ove). Anteriormente pudo ser cristianizado por los vándalos hasdingos durante los siglos V y VI.

En el siglo X el monarca Ramiro II, reconoce y confirma los derechos de la obispo de Oviedo sobre el territorio comprendido entre los ríos Eo y Navia y en el que está incluido el actual concejo de Tapia. Esta donación es ratificada por el rey Alfonso VII en el siglo XII, el cual confirma que dicho territorio es de la obispalía ovetense, en dura pugna con el de Lugo que conservaba posesiones en Salave y Villamil. En el año 1282 el obispado de Oviedo crea la puebla de Roboredo para conducir los designios de la comarca, aunque más tarde ésta se estableció en Castropol. En el año 1300 las gentes del concejo hacen una reclamación al obispado de Oviedo a fin de que les suavice los tributos, consiguiendo que sólo el puerto de Tapia finque.

En el año 1579, el territorio de Tapia fue comprado por sus pobladores gracias a la venta efectuada por el rey Felipe II para poder pagar los incipientes gastos acumulados como consecuencia de las distintas guerras en Europa. En el siglo XVIII y parte del XIX las parroquias de San Martín y San Esteban todavía se redimían al monasterio lucense de Corias. Del siglo XVIII data la fundación de un hospital para la atención de las personas más necesitadas y de las que pasaban haciendo la peregrinación. De 1750 es la construcción sobre la peña de la atalaya de una torre de dos pisos en forma de fortaleza medieval.

Tapia mantuvo representación en la junta formando parte del partido de Castropol, teniendo una menor representación por ser antiguo concejo de Obispalía, lo que se tradujo en una serie de tensiones y conflictos al querer estos equipararse en participación a los concejos de realengo. En 1863, gracias a la influencia de Fernando Fernández de Casariego, el concejo consigue la independencia total de Castropol segregándose de él cuatro parroquias de Castropol y una de El Franco. Tiempo más tarde Fernández de Casariego sería nombrado marqués de Casariego. Fernández de Casariego sufragó además la construcción de los diques del puerto, de suma importancia para el desarrollo socioeconómico del nuevo concejo.

De la Guerra de la Independencia el concejo se libró de cualquier contingencia. A finales del XIX, nace un sindicato de signo católico y conservador que sería el Círculo Católico. Visitan el municipio diversas personalidades de renombre como el reformista Melquíades Álvarez y el dictador Primo de Rivera. De los acontecimientos revolucionarios del 34 hay que decir que Tapia se puso desde un primer momento del lado del gobierno y en contra de la insurrección. En la Guerra Civil tampoco se libran en el municipio grandes batallas, aunque como en toda España se tendría que superar un largo camino hacia el desarrollo, logrando iniciarse este proceso aquí en las décadas de los cincuenta y sesentacon la llegada del boom turístico.

Other Languages