Taki Unquy

El visitador Cristóbal de Albornoz, descubridor del Taqui Unquy, según Felipe Guamán Poma de Ayala.

El Taki Unquy (quechua: 'enfermedad del canto', pronunciado: [ˈtɐkɪ ˈo̝ɴqoj]~[ˈtɐkɪ ˈo̝ɴʁoj]), también escrito como Taqui Ongoy, Taqui Onccoy y otras formas más, fue un movimiento indígena de compleja configuración surgido en los andes peruanos durante el siglo XVI ( c. 1564– c. 1572) contra la reciente invasión española.[1]

Definición y significado

El Taki Unquy fue la creencia de que las huacas, enojadas por la expansión del cristianismo, se posesionaban de los indígenas y les hacían tocar música, bailar y anunciar la voluntad divina de restaurar la cultura de la población bautizada. Un ritual como este derrotaba al dios europeo y anulaba el bautismo para ellos. Así, el objetivo de este movimiento era derrotar al Dios europeo, recuperar a los indígenas bautizados y expulsar a los españoles.

Relación con el cristianismo

La ideología tenía rasgos cristianos. Según la nueva creencia, las fuerzas de las huacas no se incorporaban en piedras ni en árboles como en tiempo del Inca sino que se meterían en los cuerpos a modo de demonios.

Descripción del suceso

"de los yndios e les hazian hablar e de allí tomaron a temblar diziendo que tenian las guacas en el cuerpo e a muchos dellos tomauan y pintauan los rrostros con color colorada y los ponian en unos cercados e allí yuan los yndios a los adorar por tal guaca y ydoles que dezia que se le avian metido en el cuerpo"[2]

[Las huacas tomaban] a los indios y les hacían hablar y temblar diciendo que tenían las huacas en el cuerpo, y muchos de ellos se pintaban los rostros con color rojo, y luego iban a recintos a adorar a las huacas e ídolos que decían que les habían poseído.

Logos de esta creencia

El Taki Unquy, como danza sagrada, tiene una profunda distancia de la forma en que la tradición judeocristiana conoce como logos fundamentales: La palabra de Dios, el verbo, su escritura. Si para occidente el origen está en el verbo (En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios" (Juan 1:1). Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros (vers. 14), en el logocentrismo, para los hombres y mujeres del taki unquy la danza y el canto son la vuelta al origen. El cuerpo que ya está siendo transformado es el vehículo principal de esta conjunción primordial. En un lado se conoce el origen a través de un espíritu elusivo (Parte espiritual) y en otro se lo actúa a través del cuerpo espiritual: La música, el baile, y el canto.

Other Languages
English: Taki Unquy
Runa Simi: Taki Unquy