Tafarrones

Los Tafarrones era una fiesta que se celebró hasta los años 1960 en el pueblo de Rodiezmo, situado en el norte de la provincia de León, concretamente en la comarca montañosa de la Tercia, el día de año nuevo.

Los personajes principales eran el tafarrón grande, la güela, el güelo, el barbero, la barbera y el mariquita, formando todos ellos la comparsa. Iban todos ellos disfrazados. El mariquita era un chico vestido de chica, con ademanes afeminados que echaba perfume a los mozos y las mozas del pueblo a cambio de una propina. El güelo y la güela vestían sayas de saco, golpeando el primero la enorme chepa de la güela. El tafarrón grande llevaba una careta de la que sobresalía un espolón a modo de cuerno, así como tres cencerros que hacía sonar de continuo. Los barberos llevaban atuendos propios de su profesión y hacían el simulacro de afeitar, por las buenas o por las malas.

La fiesta empezaba a primeras horas del día con la comparsa recorriendo el pueblo y haciendo sonar las campanas hasta la hora de la misa. A la hora de comer se dirigían a cualquier casa del pueblo, menos a la suya, donde eran invitados y al oscurecer llegaba el momento del baile, donde acababan los ritos con el inventario de las propinas recibidas que servían para fiestas y cenas durante la siguiente semana.

Se intentó recuperar la tradición en los años 1980 por alguno de los vecinos del pueblo, pero al no haber el suficiente apoyo, quedó de nuevo en el olvido.

No se conoce la existencia de soporte escrito de esta fiesta, manteniéndose únicamente la tradición oral sobre la misma y alguna fotografía en poder de nativos del lugar.

Aparece en un artículo publicado en la revista del Instituto de Estudios Argollanos "Los Argüellos Leoneses".

Other Languages