Títere de cachiporra

Dibujo de la cubierta de "Le Petit Théâtre de Guignol" (1874), imitando los títeres de Laurent Mourguet.

Títeres de cachiporra es el nombre popular que reciben en España los muñecos de guante del teatro de guiñol, con antepasados en la Comedia del arte como Pulcinella o en sus hermanos septentrionales ( Guiñol, Punch y Kásperle).[3]

Con esa denominación, en castellano, de "títeres de cachiporra", uno de los más populares fue el que Federico García Lorca describió en el Retablillo de Don Cristóbal, dándole valor literario,[5]

Origen histórico

Títeres de cachiporra en una miniatura que ilustra el códice 'Romance of Alexander' (1338-1344), en la Bodleian Library (Oxford), atribuida a la escuela del flamenco Johan de Grise.

De la marioneta romana medieval al títere de guante

Encuadradas en la Edad Media europea, las primeras imágenes gráficas de títeres que responden al tipo "de cachiporra" que se conocen aparecen en manuscritos iluminados como el Roman de Alexandre, atribuido al taller del flamenco Jehan o Johan de Grise. En una miniatura puede verse un teatrito en el que actúan dos títeres de guante, uno de ellos con un enorme garrote o cachiporra, mientras tres damas contemplan la función.[6] Su uso se convertiría en el más popular desde la Baja Edad Media hasta los poetas del títere de cachiporra del siglo XX, como Lorca o Villafañe.

Other Languages