Supernatural (serie de televisión)

Supernatural (en ocasiones llamado Sobrenatural en España e Hispanoamérica) es una serie de televisión estadounidense creada por Eric Kripke. Comenzó a ser emitida el 13 de septiembre de 2005 por The WB y posteriormente en The CW.[5]

La serie ha sido bien recibida por la crítica, teniendo una aprobación del 92% en Rotten Tomatoes, con varios expertos alabando el desarrollo de la historia y los personajes.[10]

El 8 de enero de 2017, la serie fue renovada para una décimo tercera temporada, la cual prevé estrenar en octubre de 2017.[11]

Argumento

Primera temporada

La primera temporada de Supernatural constó de 22 episodios y estrenó el 13 de septiembre de 2005 en The WB, para luego culminar el 4 de mayo de 2006. Sus primeros 16 episodios fueron transmitidos los martes a las 9:00 p. m. y los restantes los jueves a la misma hora.[1]

La trama se remonta 22 años antes, cuando una noche, Mary Winchester es asesinada y quemada en su propia casa, hecho que provoca que su esposo John Winchester se embarque en un interminable viaje en busca de respuestas. A 22 años del incidente, Sam Winchester vive junto a su novia Jessica en Stanford, California, hasta que un día, su hermano mayor Dean Winchester, lo visita y le explica que su padre está en un «viaje de caza» y hace días que no se sabe nada de él. Ambos van en busca de su padre, y en el camino se encuentran diversos casos de muertes inexplicables, así que eventualmente se detienen en algunos pueblos para salvar personas y combatir wendigos, fantasmas y otras criaturas. Con el tiempo, Sam empieza a desarrollar habilidades psíquicas y comienza a tener visiones extrañas. Eventualmente, ambos encuentran a su padre, quien les explica que lo que mató a su madre fue un demonio llamado Azazel (apodado «Demonio de los ojos amarillos»), que solo puede ser matado por una pistola llamada «la Colt», la cual fue fabricada por Samuel Colt específicamente para matar cualquier criatura sobrenatural. Los tres se las arreglan para conseguir dicha arma y se enfrentan a Azazel, pero este posee el cuerpo de John, y si Sam llega a dispararle, mataría a ambos, por lo que finalmente se rehúsa a hacerlo y eventualmente Azazel escapa. Tras la anécdota, los tres sufren un terrible accidente donde son atropellados por un camión en medio de la nada.

Segunda temporada

La segunda temporada de Supernatural constó de 22 episodios y estrenó el 28 de septiembre de 2006 en The CW, para luego culminar el 17 de mayo de 2007. Todos sus episodios se emitieron los jueves a las 9:00 p. m.[12]

Después de lo ocurrido en el final de la primera temporada, John, Sam y Dean son llevados de emergencia a un hospital, con John y Sam teniendo heridas menores. Sin embargo, Dean se encuentra en estado de coma y tiene un encuentro cercano con la muerte, así que John realiza un trato con Azazel en el que este intercambia la vida de ambos. Por tanto, Dean es devuelto a la vida, solo para descubrir que su padre murió para salvarlo. Por ello, Sam y Dean se embarcan de nuevo en la búsqueda de Azazel, y en el camino tienen que pedir ayuda a otros cazadores como Bobby, Elle, Jo y Ash. Eventualmente, Azazel reaparece y reúne en un pueblo abandonado a Sam y a otros jóvenes con poderes similares. Azazel explica que el motivo de esto era que todos se mataran entre sí para determinar quién era el más fuerte y que el ganador se convierta en el nuevo líder de su ejército de demonios. Dean y Bobby se proponen ir a rescatar a Sam, pero este es asesinado cuando ambos llegan. Devastado por la muerte de su hermano, Dean realiza un trato con un demonio para que lo traiga de vuelta, pero en lugar de dejarle 10 años de vida como es común, el demonio le da un año de vida. Tras la resurrección de Sam, todos van en busca de Azazel, quien acaba de abrir las puertas del infierno, provocando que una gran cantidad de demonios escape. Entre las almas que escaparon está John, quien ayuda a detener a Azazel y finalmente Dean consigue matarlo.

Tercera temporada

La tercera temporada de Supernatural constó de 16 episodios y estrenó el 4 de octubre de 2007 por The CW, para luego culminar el 15 de mayo de 2008. Todos sus episodios se emitieron los jueves a las 9:00 p. m.[15]

Tras los acontecimientos de la segunda temporada, Sam y Dean recorren los Estados Unidos cazando a todos los demonios que se liberaron durante la batalla con Azazel, y al mismo tiempo, buscan alguna manera de evitar la inminente muerte de Dean. En el camino, conocen a Ruby, una demonio que se interesa por Sam y decide ayudarlo a encontrar una salvación para Dean. Asimismo, conocen a Bela Talbot, una mercenaria que los ayuda en ocasiones vendiéndoles objetos poderosos y dándoles ubicaciones de ciertas personas. Gracias a ella, ambos descubren que el demonio que tiene el contrato de Dean se llama Lilith, y es en realidad, el primer demonio jamás creado. Con ayuda de Ruby, ambos encuentran a Lilith y se disponen a matarla, pero los poderes de Sam aún no son lo bastante fuertes como para hacerle frente, y eventualmente el contrato de Dean caduca y este es arrastrado al infierno.

La cuarta temporada vio el debut de Misha Collins como Castiel.

Cuarta temporada

La cuarta temporada de Supernatural constó de 22 episodios y estrenó el 18 de septiembre de 2008 en The CW, para luego culminar el 14 de mayo de 2009. Todos sus episodios se emitieron los jueves a las 9:00 p. m.[16]

Luego de lo acontecido en la tercera temporada, Dean es traído de vuelta a la vida por un ángel llamado Castiel, quien se alía con él y Sam para detener a Lilith de romper los «66 sellos», una serie de pruebas que liberarían a Lucifer de su jaula en el infierno. Eventualmente, ambos contactan a Ruby para que les dé pistas sobre la locación de Lilith. Sin embargo, la relación entre Sam y Dean comienza a complicarse por la falta de confianza entre ambos, dado que Sam se obsesiona con beber sangre de demonio para fortalecer sus poderes, hecho que además provoca que se vuelva menos humano. En un intento por salvarlo, Dean contacta a los ángeles, pero estos lo retienen argumentando que en realidad, ellos quieren que el Apocalipsis ocurra, ya que así el paraíso será «reconstruido». Con ayuda de Castiel, Dean consigue escapar e intenta advertirle a Sam que Lilith es el último sello, y si la mata, Lucifer será libre. No obstante, Ruby detiene a Dean y una vez que Sam asesina a Lilith, revela sus verdaderas intenciones. Sam y Dean consiguen asesinarla, pero el ascenso de Lucifer es inminente.

Quinta temporada

La quinta temporada de Supernatural constó de 22 episodios y estrenó el 10 de septiembre de 2009 en The CW, para luego culminar el 13 de mayo de 2010. Todos sus episodios se emitieron los jueves a las 9:00 p. m.[3]

Con Lucifer libre, da inicio el Apocalipsis y el único capaz de detenerlo además de Dios, es el Arcángel Miguel, quien, al igual que Lucifer, no puede utilizar todo su poder puesto que no hay recipiente humano lo bastante poderoso que lo soporte. Eventualmente se revela que el recipiente ideal de Lucifer es Sam, mientras que el de Miguel es Dean. Sin embargo, al ser Lucifer y Miguel seres celestiales, deben pedir permiso para ocupar sus cuerpos, pero tanto Sam como Dean se niegan. A lo largo de la trama, ambos intentas matar a Lucifer por otros medios, pero fracasan y pierden algunos aliados como Jo y Ellen en el intento. Además, Zachariah y el Arcángel Gabriel les dan caza para forzarlos a aceptar su destino. Con ayuda de Crowley, Sam y Dean matan a tres de los cuatro Jinetes del Apocalipsis, cuyos anillos son la llave para abrir la prisión de Lucifer. Cansados de tratar de convencer a Dean, los ángeles recurren a Adam, medio hermano de Sam y Dean, que al ser descendiente de John Winchester, también es apto para ser el recipiente de Miguel, y este acepta tras hacer un trato. Así, Sam y Dean llegan a un acuerdo; Sam aceptará ser el recipiente de Lucifer para que por fin ambos lo envíen de vuelta al infierno, con la condición de que Dean no intente traerlo de vuelta. Finalmente, Lucifer (en el cuerpo de Sam) y Miguel (en el cuerpo de Adam) se encuentran y tiene lugar la batalla final. No obstante, Sam recupera control de su cuerpo y con la prisión de Lucifer abierta, se lanza sin más junto a Adam, dejándolos a ambos atrapados y acabando con el Apocalipsis. Sin oportunidad de traer de vuelta a su hermano, Dean deja de cazar y empieza a vivir una vida normal, pero, misteriosamente, Sam aparece con vida fuera de la prisión de Lucifer.

Sexta temporada

La sexta temporada de Supernatural constó de 22 episodios y estrenó el 24 de septiembre de 2010 en The CW, para luego culminar el 20 de mayo de 2011. Todos sus episodios se emitieron los viernes a las 9:00 p. m.[4]

Un año después de lo ocurrido en el final de la quinta temporada, Dean vive una vida normal, hasta que un día Sam recurre a él, y Dean se ve forzado a abandonar a su familia dado que le será imposible protegerlos mientras está cazando con Sam, sus primos y su resucitado abuelo, Samuel. Mientras tanto, Castiel se encuentra en el Paraíso librando una batalla con el Arcángel Rafael, quien quiere iniciar de nuevo el Apocalipsis. Posteriormente, Dean comienza a notar que Sam ya no es el mismo, y ambos descubren que fue Crowley quien lo revivió, pero se quedó con su alma en el proceso. Por ello, Dean contacta a diversos seres para devolver a Sam a la normalidad, hasta que la Muerte lo ayuda y bloquea los recuerdos de Sam del infierno. Por otra parte, Castiel y Crowley comienzan a trabajar juntos para abrir las puertas del Purgatorio y robar las almas que allí habitan. Eventualmente ambos lo consiguen, pero Castiel traiciona a Crowley y se queda con todas las almas, las cuales le otorgan un poder inmenso, con el que consigue derrotar a Rafael y se proclama como el «nuevo Dios».

Séptima temporada

La séptima temporada de Supernatural constó de 23 episodios y estrenó el 23 de septiembre de 2011 en The CW, para luego culminar el 18 de mayo de 2012. Todos los episodios se emitieron los viernes a las 9:00 p. m.[20]

Después de proclamarse el «nuevo Dios» en el final de la sexta temporada, Castiel comienza a debilitarse por efecto de las almas malignas que absorbió, incluyendo los Leviatanes, criaturas sumamente poderosas creadas por Dios que fueron encerradas en el Purgatorio por ser demasiado peligrosas. Dean convence a Castiel de devolver las almas al Purgatorio, y con ayuda de Sam y Bobby, lo logran a medias, pero los Leviatanes toman control del cuerpo de Castiel y se esparcen por los Estados Unidos. Uno de los liberados, Dick Roman, comienza un plan para convertir a los Leviatanes en la especie dominante del planeta a través de la venta de un alimento que matará a todo humano que suponga una amenaza para ellos. Con ayuda de Kevin, un profeta, Sam y Dean consiguen crear un arma que transportará a los Leviatanes de vuelta al Purgatorio. En el proceso, consiguen enviar a algunos, además de matar a Dick Roman, pero Dean y Castiel son enviados al Purgatorio también.

Octava temporada

La octava temporada de Supernatural constó de 23 episodios y estrenó el 3 de octubre de 2012 en The CW, para luego culminar el 15 de mayo de 2013. Todos los episodios se emitieron los miércoles a las 9:00 p. m.[22]

Un año después de haber quedado atrapado en el Purgatorio junto con Castiel, Dean finalmente consigue escapar, pero no acompañado de Castiel, sino de un vampiro llamado Benny. Posteriormente, Dean se reencuentra con Sam, y ambos descubren eventualmente que existen unas tablas que revelan la manera de cerrar definitivamente las puertas del infierno, siendo ayudados por Metatron, un escriba de Dios. Al saber esto, Crowley también comienza a buscar las tablas y a dar caza a Kevin, quien es el único capaz de leerlas. Por otra parte, Castiel es rescatado del Purgatorio por los ángeles y se le asigna resguardar la tabla de los ángeles. Mientras avanza la trama, Sam y Dean se enfocan en completar las tres pruebas que son necesarias para cerrar las puestas del infierno; matar a un cerbero y bañarse en su sangre, rescatar un alma inocente del infierno y enviarla al paraíso y curar a un demonio. Sam consigue completar las tres pruebas, pero para poder cerrar las puertas, tendrá que morir, y Dean evita que lo haga. En otro plano, Metatron traiciona a Castiel y le roba su gracia, convirtiéndolo en humano, y con ello realiza un hechizo que destruye el paraíso y provoca que todos los ángeles caigan del cielo.

Novena temporada

La novena temporada de Supernatural constó de 23 episodios y estrenó el 8 de octubre de 2013 en The CW, para luego culminar el 20 de mayo de 2014. Todos los episodios se emitieron los martes a las 9:00 p. m.[23]

Tras haber completado las tres pruebas, Sam está al borde de la muerte, así que Dean hace un acuerdo con un ángel llamado Ezekiel para que posea su cuerpo y lo sane desde el interior sin que este lo sepa. Mientras tanto, Sam, Dean y Kevin intentan buscar la manera de regresar a los ángeles al cielo, pero Ezekiel, quien resulta ser Gadreel, el ángel que falló en su misión de proteger Edén de Lucifer, se alía con Metatron y mata a Kevin. Tras el suceso, Dean pide ayuda a Crowley para sacar a Ezekiel del cuerpo de Sam, a cambio de ayudarlo luego a matar a Abaddon, una poderosa demonio que quiere ocupar su lugar como rey del infierno. Por ello, ambos van en busca de Caín, el primogénito de Adán y Eva, quien tiene un arma lo bastante poderosa para matar a Abaddon, pero para que esta funcione, el portador debe llevar la Marca de Caín, un sello de Dios que provoca la necesidad de matar. A pesar de esto, Dean acepta las consecuencias y consigue matar a Abaddon, pero la marca comienza a tener gran influencia sobre él. Posteriormente, Gadreel se da cuenta del engaño de Metatron y se alía con Castiel para derrotarlo. Ambos se infiltran en el nuevo paraíso de Metatron y consiguen destruir la tabla que le otorga sus poderes, pero esto no evita que Metatron asesine a Dean. Tras destruir la tabla, Gadreel y Castiel quedan atrapados en el paraíso, pero Gadreel se sacrifica para que Castiel pueda culminar la misión. Finalmente, Castiel engaña a Metatron y lo encierra en la cárcel del paraíso. Sam le pide a Crowley que reviva a Dean, pero este en su lugar, se lleva su cuerpo y coloca de nuevo el arma de Caín en sus manos, y Dean revive como un demonio.

En la décima temporada, Mark Sheppard fue ascendido a principal tras cinco años apareciendo de forma recurrente como Crowley.

Décima temporada

La décima temporada de Supernatural constó de 23 episodios y estrenó el 7 de octubre de 2014 en The CW, para luego culminar el 20 de mayo de 2015. Los 14 primeros episodios fueron emitidos los martes a las 9:00 p. m., y el resto los miércoles a la misma hora.[24]

Ahora como un demonio, Dean tiene una buena relación con Crowley, y ambos viajan por los Estados Unidos causando estragos en algunos bares. Sam, que desconoce el estado de Dean, se dispone a buscarlo y eventualmente lo encuentra, solo para descubrir que es un demonio. Dispuesto a ayudar a su hermano, Sam intenta sanar a Dean de la misma forma que ambos lo hicieron con Crowley cuando completaban las pruebas, pero esto funciona a medias. Eventualmente, Sam y Dean cazan algunas criaturas mientras buscan una manera de quitarle la Marca de Caín. Ambos descubren que existe un libro con un hechizo supuestamente capaz de remover la marca, llamado el Libro de los Malditos, que pertenece a la Familia Styne, y estos están empeñados en recuperarlo, pero finalmente fracasan. Con ayuda de Rowena, una bruja, que además es madre de Crowley, realizan el hechizo que quitará la marca, y este es exitoso, pero al borrar la marca, liberan a la oscuridad, la hermana de Dios.

Undécima temporada

La undécima temporada de Supernatural constó de 23 episodios y estrenó el 7 de octubre de 2015 en The CW, para luego culminar el 25 de mayo de 2016. Todos los episodios se emitieron los miércoles a las 9:00 p. m.[5]

Después de haber liberado a la oscuridad, también llamada Amara, esta posee el cuerpo de una bebé y es adoptada por Crowley, quien la empieza a criar. Posteriormente, Amara toma su forma adulta y comienza a crear caos por todo el mundo para hacer que Dios aparezca y así conseguir su venganza. Sam, Dean, Castiel, Crowley y Rowena viajan al infierno para pedir ayuda a Lucifer, quien es el único capaz de matar a Amara, pero para hacerlo, tiene que salir de su prisión y poseer el cuerpo de Sam, pero este se niega, y por el contrario, toma a Castiel. Eventualmente, van en busca de las «Manos de Dios», objetos creados por Dios con poderes especiales que podrían ayudarlos a derrotar a Amara. Después de todo el desastre, Chuck, un supuesto profeta que se creía muerto, reaparece y revela su verdadera identidad, dejando ver que él es Dios. Con ello, Sam, Dean, Crowley, Rowena, Lucifer (en el cuerpo de Castiel) y Dios unen sus fuerzas para vencer a Amara, pero fracasan y Dios queda gravemente herido. Por ello, se rompe el equilibrio del mundo y el sol comienza a morir. Para poder salvar al planeta, deben morir Amara y Dios por igual, así que Sam, Dean, Crowley y Rowena crean una bomba con almas que podrá acabar con ambos. Dios envía a Dean con Amara para que utilice la bomba, pero antes, este logra convencerla de que la venganza no es la solución, así que Amara perdona a su hermano y lo sana. Tras el reencuentro, Amara y Dios se van juntos, y Amara, en agradecimiento a Dean, revive a su madre. En otro plano, una mujer secuestra a Sam.

Other Languages
Boarisch: Supernatural
čeština: Lovci duchů
Deutsch: Supernatural
Ελληνικά: Supernatural
فارسی: سوپرنچرال
magyar: Odaát
íslenska: Supernatural
한국어: 수퍼내추럴
Bahasa Melayu: Supernatural (siri TV)
Nedersaksies: Supernatural
norsk bokmål: Supernatural
română: Supernatural
srpskohrvatski / српскохрватски: Supernatural (TV serija)
Simple English: Supernatural (TV series)
slovenčina: Hrozba z temnoty
slovenščina: Nadnaravno (TV-serija)
Türkçe: Supernatural
中文: 邪恶力量