Superhéroe

Un superhéroe es un personaje de ficción cuyas características superan las del héroe clásico, generalmente con poderes sobrehumanos aunque no necesariamente, y entroncado con la ciencia ficción. Generados a finales de los años 1930 en la industria del comic book estadounidense, que contribuyeron a levantar,[1] han gozado de multitud de adaptaciones a otros medios, especialmente el cine.

Portada de Whiz Comics #2, con el Capitán Marvel en acción.

Historia

Superhéroe The Flame creado por Will Eisner.

La historia del género puede ser dividida en las siguientes "eras" o "edades":

Edad de Oro (1938-1945)

Desde finales de los años 1920, el concepto se estaba incubando en las series de aventuras de grafismo realista y las pulp magazines. Lee Falk sería el guionista de The Phantom ( 1936), que puede considerarse un precursor estético del género, cuando no su pionero.[4] personaje este último que anticipa características obvias (apariencia espectral así como la habilidad para volar) que luego se asocian con The Phantom, Superman y Batman. Hay que recordar que Fantasmagórico es el nombre castellano del héroe japonés; su nombre original es Ōgon Bat; el Murciélago Dorado.

Después de Patoruzú, Fantasmagórico, The Phantom, Superman, nacen personajes como " Namor" en abril de 1939 y Batman en mayo de 1939, y al año siguiente la Antorcha Humana, Flash o Linterna Verde. Como señala Oscar Masotta, "no es casual que el período que va desde el "crack" del 29, pasando por los años de la guerra civil española, hasta el comienzo de la segunda guerra mundial, coincida con la aparición de Superman, Batman o Capitán Marvel".[5]

Las primeras historias de superhéroes contenían esquemas narrativos muy parecidos a los de las más recientes tiras de aventuras[ cita requerida]: historia entre la realidad y la ficción, en forma de serie continua, basada en un protagonista carismático con doble identidad, máscara o disfraz y otros complementos. Bien visto, lo único que añadieron algunos superhéroes fueron los superpoderes, pero desde el punto de vista industrial acabarían revolucionando el mercado.

Igual que las historietas japonesas coetáneas, pronto se dejarán imbuir del espíritu bélico de la segunda guerra mundial, presentando en muchas ocasiones nombres o uniformes relacionados con sus símbolos nacionales y enfrentándose a los enemigos del país. Es el caso de The Shield de MLJ Magazines y Uncle Sam de Quality Comics,[6] que surgieron en 1940, y la Mujer Maravilla de William Moulton Marston y el Capitán América de Joe Simon y Jack Kirby, ambos de 1941. Gracias al marco histórico en el que nacieron lograron un gran éxito comercial, pero al finalizar la guerra fueron cayendo en el olvido. Muy diferente es el renovador The Spirit ( 1940) de Will Eisner.

En Italia, Vincenzo Baggioli y Carlo Cossio crean en 1938 a Dick Fulmine, un superhéroe autóctono, aunque carecía de poderes.

Edad Atómica u Oscura (1945-1956)

Superhéroe de un comic-book de 1945.

Tras la segunda guerra mundial, el éxito de las historietas de superhéroes empezó a disminuir, siendo sustituidas por todo tipo de géneros como la serie negra, historietas infantiles, románticas, de monstruos, westerns, etc. Por si esto fuera poco, el psiquiatra Fredric Wertham (en su obra La seducción del inocente) afirmaba a finales de los años 1950 que los superhéroes creaban una distorsión de la realidad. Citaba, entre otros ejemplos, que el hecho de que Superman pudiera volar generaba falsas esperanzas, que Batman y Robin tenían una relación pedófila y que la Mujer Maravilla no podía estar como igual en un grupo de hombres como la Liga de la Justicia. Además afirmaba que todos estos ejemplos eran una mezcla volátil que daba como resultado conductas agresivas así como el desencadenamiento de la violencia juvenil.

Edad de Plata (1956-1970)

Todo eso cambió en 1961 cuando, siguiendo la estela de la Liga de la Justicia de DC, la editorial Marvel Comics decidió crear su propio grupo de superhéroes y se lo encargó al editor y guionista Stan Lee, que trabajó con varios dibujantes.

El primer número de Los 4 Fantásticos, obra de Lee y del dibujante Jack Kirby, apareció en noviembre de 1961, y la humanidad de los personajes, sumada a la combinación de elementos de otros géneros mucho más comerciales de la época, catapultó a la serie en las listas de ventas. Azuzados por este éxito, Stan Lee, Jack Kirby y Steve Ditko se lanzaron a la creación de una gran cantidad de personajes: " Hulk", " Thor", " Spider-Man", " Daredevil" o " X-Men", todos ellos superhéroes con problemas de diferente índole (de salud, de aceptación social, económicos, etc.).

Uno de los méritos de Stan Lee es la humanización de los personajes, así como el hecho de convertir en héroes a personas con problemas. Spider-Man es un joven del que abusan sus compañeros de clase, en parte porque es impopular; Daredevil es ciego; Thor, cuando es humano, es cojo; Iron Man es un enfermo del corazón; los X-Men en sus orígenes eran jóvenes marginados, etc. En cierta medida, este universo de superhéroes es un reflejo de los cambios profundos que comenzaba a vivir E.E.U.U. con las luchas por los derechos civiles".[7]

Las relaciones de tipo humano entre los superhéroes pasaron a ser más importantes, pudiendo haber enfrentamientos, o por lo menos retos, entre los buenos, como sucede entre la Antorcha Humana y Spider-Man. También hay que destacar que estos superhéroes procuran no matar cuando actúan y que sus motivaciones son principios de justicia abstractos, no venganzas personales.

En otras editoriales estadounidenses aparecieron Mr. A y The Question (1967). En Reino Unido había emergido Zarpa de Acero cinco años antes. Finalmente, en la España de Franco se prohibieron en 1964 estas series estadounidenses "porque los poderes de estos personajes les acercaban más a dioses que a héroes."[8]

Edad de Bronce (1970-1985)

Las historietas de superhéroes no sólo presentaban las angustias personales de sus protagonistas, sino que empezaron a reflejar los asuntos de candente actualidad. Es el caso de la reunión de Linterna Verde y Flecha Verde que Dennis O'Neil y Neal Adams realizaron en 1970. Jack Kirby, en cambio, opta por todo lo contrario, y crea las series de " El Cuarto Mundo".

Edad Moderna (1986-Actualidad)

La revista británica " 2000 AD" (1977) será el caldo de cultivo de toda una hornada de nuevos autores británicos que a partir de 1982 vendrían a revitalizar el comic-book de superhéroes estadounidense con obras como " Watchmen" (1986), de Alan Moore/ Dave Gibbons, junto a nativos como Frank Miller. La primera mostraba un futuro más negro y realista de la forma en que interactuarían los ciudadanos normales con respecto a las consecuencias de las acciones de los héroes que se suponía debían protegerlos. Destacaba la humanidad en ellos como imperfecciones y problemas sociales de sus alter ego, lo que permitía verlos como personas con dificultades normales. Trabajos como The Dark Knight Returns, de Frank Miller, en el caso de Batman, denotaron un ambiente más adulto para la historieta de superhéroes. También hay que destacar eventos como Crisis en Tierras Infinitas, que fueron la antesala a un proceso evolutivo dentro de la historieta de superhéroes.

Los artistas que fundaron Image Comics en 1992 crearon nuevas series como Spawn o The Maxx.

Actualmente, el género se ha revitalizado, apareciendo nuevos autores ( Mark Millar, Brian Bendis, Michael Straczynski) y recuperando a otros ( Chris Claremont, Kurt Busiek, Alan Davis). Así, los superhéroes constituyen la mayor parte de la industria del cómic en los Estados Unidos.

Además, los superhéroes han sido objeto de innumerables adaptaciones cinematográficas y televisivas, facilitadas últimamente por la mejora de los efectos especiales debida a la tecnología digital. Podemos destacar películas clásicas como " Superman" ( 1978), de Richard Donner, " Batman" (1989) y " Batman Returns" (1992), ambas de Tim Burton. El éxito de películas como Blade (1998), X-Men o Spiderman (2002) ha motivado la aparición de una multitud de proyectos cinematográficos y televisivos protagonizados por superhéroes tan dispares como Daredevil, Catwoman, Hellboy o Hulk.

Other Languages
العربية: بطل خارق
asturianu: Superhéroe
български: Супергерой
bosanski: Superjunak
català: Superheroi
čeština: Superhrdina
dansk: Superhelt
Deutsch: Superheld
English: Superhero
Esperanto: Superheroo
euskara: Superheroi
فارسی: ابرقهرمان
français: Super-héros
Frysk: Superheld
galego: Superheroe
עברית: גיבור-על
हिन्दी: सुपर हीरो
magyar: Szuperhős
Հայերեն: Սուպերհերոս
Bahasa Indonesia: Pahlawan super
italiano: Supereroe
Basa Jawa: Adiwira
한국어: 슈퍼히어로
Latina: Superheros
lietuvių: Superherojus
latviešu: Supervaronis
Bahasa Melayu: Adiwira
Malti: Supereroj
Nederlands: Superheld
norsk bokmål: Superhelt
occitan: Supereròi
polski: Superbohater
português: Super-herói
română: Supererou
русский: Супергерой
srpskohrvatski / српскохрватски: Superheroj
Simple English: Superhero
slovenčina: Superhrdina
slovenščina: Superheroj
shqip: Superhero
српски / srpski: Суперхерој
svenska: Superhjälte
Türkçe: Süper kahraman
українська: Супергерой
Tiếng Việt: Siêu anh hùng
ייִדיש: סופערהעלד
中文: 超级英雄
粵語: 超級英雄