Super Mario 64 DS

Super Mario 64 DS es un videojuego desarrollado para Nintendo DS; fue la primera reedición para dicha consola. Su fecha de salida fue el 21 de noviembre de 2004 en América, el 2 de diciembre en Japón y a partir de 2005 en el resto del mundo. Después de haber cesado sus ventas en 2009, este reanudó sus ventas en noviembre del 2011 con un nuevo empaquetado color rojo en lugar del empaquetado original negro. Super Mario 64 DS alcanzó las 9 millones de unidades vendidas. Este juego cambió la perspectiva del Nintendo DS cuando se mostró el apartado gráfico del juego, considerado excepcional, de máxima calidad y con un motor 3D impresionante.[1]

Historia

Super Mario 64 DS inicia igual que Super Mario 64, recibiendo Mario una invitación de la Princesa Peach en la cual escribe:

"Querido Mario: Por favor ven al castillo.He hecho una tarta para ti. Sinceramente tuya, Princesa Toadstool, Peach"

En cambio y a diferencia del juego original, esta vez también se apuntan Luigi y Wario, y los tres (al igual que la princesa) terminan siendo secuestrados por Bowser. Tras haber entrado los tres en el castillo, Yoshi se había quedado afuera, pero como Mario y sus amigos tardaban en salir, Yoshi empieza a preocuparse y decide entrar a buscarlos.

Desafortunadamente ya todo el reino ha sido invadido por las fuerzas oscuras y la princesa ha desaparecido. Ella se mostrará por revelaciones dispuestas en todas partes como avisos y acertijos muy indispensables que transportan a dimensiones desconocidas que si se resuelven llevarán a su libertad y al retorno de la paz definitivamente tranquila.

A lo largo del juego Yoshi tendrá que encontrar a sus amigos y juntos recuperar las 150 estrellas de poder (30 estrellas más que en el original) escondidas por todo el castillo y que concederán cada vez más la capacidad de frustrar la misión de los secuaces de Bowser y rescatar a la Princesa Peach, lo cual se consigue arrebatándosela en una terrible batalla al propio Bowser malvado. Como un final muy feliz, Mario y sus amigos se deleitaran en el pastel que les ha estado esperando.[3]