Suniefredo

Suniefredo fue un rebelde visigodo que tomo el título real en 692, pero solo gobernó unos meses, habiendo sido derrotado ya en el 693.

Las medidas del rey Égica contra la familia de su antecesor y suegro Ervigio y el poner límites al enriquecimiento del alto clero en el III Concilio de Zaragoza (691), le pudo acarrear al rey el enfrentamiento con un sector poderoso de la nobleza y el clero. Fue en este contexto cuando Égica tuvo que enfrentarse a una conspiración para reemplazarle en el trono y asesinarle.[1]

En mayo de 693 el rey convocó el XVI Concilio de Toledo para sancionar las medidas contra el metropolitano de Toledo, Sisberto, —que habría ungido rey a Suniefredo en Toledo—, puesto que su destitución debía ser sancionada por un procedimiento canónico.[8]

Se ha conservado una moneda a nombre de Suniefredo que muestra que los conspiradores tuvieron el control de Toledo durante un tiempo. De lo que se ha deducido que el obispo de Toledo, Sisberto, participara del complot y ungiera a Suniefredo como rey.[7]

Probablemente la rebelión estalló en la segunda mitad del año 692, y quizás se prolongó hasta al menos el mes de marzo del 693. Una vez que el rey Égica reunió a sus tropas e inició la represión, la resistencia no debió ser muy fuerte: pronto pudo regresar a la capital, Toledo, y retomarla.

Desconocemos la suerte de Suniefredo, pero sí se conoce la del metropolitano toledano Siseberto, pues a él se aludió en el XVI Concilio de Toledo, convocado por Égica nada más regresar a la capital, y que se inauguró el 25 de abril del 693 y concluyó el 2 de mayo de 693. Los obispos secularizaron a Siseberto, que además fue excomulgado, prohibiéndosele recibir la comunión hasta sus últimos momentos, salvo que antes obtuviera el perdón real; naturalmente se le confiscaron también todos sus bienes. El depuesto metropolitano, asistente al acto, se confesó culpable, y escuchó la sentencia.

Asímismo el XVI Concilio aceptó los cambios de sedes episcopales promovidos el Égica: La sede de Toledo fue ocupada por Félix, anterior obispo de Sevilla y biógrafo de Julián; Faustino, obispo de Braga ocupó la sede vacante de Sevilla.[7]

  • referencias

Referencias

  1. Sayas Abengochea, Juan José; Abad Varela, Manuel (2013). Historia Antigua de la Península Ibérica: Época Tardoimperial y Visigoda II. Editorial UNED. p. 406. ISBN  9788436265347. 
  2. Collins, Roger (2005). La España visigoda: 474–711. Crítica. p. 120. ISBN  9788484326366. 
  3. Bronisch, Alexander Pierre (2011). «Precisiones sobre algunas informaciones históricas en la "Crónica de Alfonso III"». Edad Media: revista de historia (Universidad de Valladolid: Servicio de Publicaciones) (12): 55. ISSN 1138-9621. 
  4. Orlandis, José (2003). Historia del reino visigodo español: los acontecimientos, las instituciones, la sociedad, los protagonistas. Ediciones Rialp. p. 127. ISBN  9788432134692. 
  5. Álvarez Palenzuela, Vicente A. (2002). Historia de España de la Edad Media. Ariel. p. 39. ISBN  9788434466685. 
  6. Collins, Roger (2005). La España visigoda: 474–711. Crítica. p. 119. ISBN  9788484326366. 
  7. a b c Sayas Abengochea, Juan José; Abad Varela, Manuel (2013). Historia Antigua de la Península Ibérica: Época Tardoimperial y Visigoda II. Editorial UNED. p. 407. ISBN  9788436265347. 
  8. Thompson, Edward Arthur (1998). Los Godos en España. Altaya. p. 278. ISBN  9788448709204. 

J. A. Castillo Lozano (2015): "La enigmática figura de Suniefredo a la luz de sus emisiones monetales" en Hécate, nº 2, pp. 119-124 http://revista-hecate.org/files/7914/5095/7545/Castillo_Lozano2.pdf

Other Languages
català: Suniefred
English: Suniefred
Latina: Suniefredus
português: Suniefredo