Sulayman ben al-Arabí

Sulayman ben al-Arabí fue valí de Barcelona antes de 777 hasta el 780. Su linaje gobernó Barcelona unos quince años.

En 777 envió una embajada a Carlomagno, a Paderborn, ofreciéndole su sumisión, junto a la de Husayn de Zaragoza y Abu Taur de Huesca. Carlomagno marchó hacia Zaragoza el año 778, y una de las columnas del ejército cruzó por los Pirineos catalanes, uniéndose a ella las fuerzas que enviaba Sulayman desde Barcelona.

Al llegar a Zaragoza, el valí Husayn rehusó someterse a Carlomagno, del que parece que sólo quería la alianza contra Córdoba, y se excusó alegando que él no había prometido la sumisión ni nada concreto personalmente y que Sulayman lo había malinterpretado. Carlomagno acusó a Sulayman de haberlo engañado. Zaragoza fue sitiada, pero después de un mes, sin perspectivas de éxito, Carlomagno se retiró, tomando como rehenes a Sulayman y otros andalusíes notables de su bando.

Durante la retirada, el ejército franco fue atacado por los vascones en Navarra central, probablemente instigados por los hijos de Sulayman, Aysun y Matruh ben Sulayman al-Arabí. Como represalia, Carlomagno atacó Pamplona. Después el ejército continuó hacia el paso de Roncesvalles, donde fue aniquilado por los vascones y por los fieles a Aysun y Matruh, el 15 de agosto de 778, consiguiendo los dos hermanos liberar a su padre, el cual se quedó en Zaragoza, enviando a su hijo Matruh a gobernar Barcelona (con Gerona) en su nombre.

En el año 780, Sulayman fue asesinado por su aliado Husayn de Zaragoza. Faltan fuentes fidedignas, con la misma naturalidad podría describir el vestido del Al-Arabí

Other Languages