Subsistema Multimedia IP

Subsistema Multimedia IP (IMS) o (IP Multimedia Subsystem) es un conjunto de especificaciones que describen la arquitectura de las redes de siguiente generación (Next Generation Network, NGN), para soportar telefonía y servicios multimedia a través de IP. Más concretamente, IMS define un marco de trabajo y arquitectura base para tráfico de voz, datos, video, servicios e imágenes conjuntamente a través de infraestructura basada en el enrutamiento de paquetes a través de direcciones IP. Esto permite incorporar en una red todo tipo de servicios de voz, multimedia y datos en una plataforma accesible a través de cualquier medio con conexión a Internet, ya sea fija o móvil. Sólo requiere que los equipos utilicen el protocolo de sesión SIP (Session Initiation Protocol) que permite la señalización de sesiones.

Este concepto determina que cada dispositivo conectado a la red requiera sesiones multimedia, de voz y de datos, posea una dirección IP única, por lo que la cantidad de direcciones IP necesarias para tener operativa una red de estas características es mayor al actual soportado por el protocolo IPv4. Por lo mismo, IMS requiere la implementación previa del protocolo IPv6, que amplía la cantidad de direcciones IP disponibles para asignar.

Introducción al IMS

Las tecnologías que se utilizan en telecomunicaciones se han ido incorporando en distintos momentos a lo largo del tiempo y, por lo tanto, siendo soportadas por diversas plataformas específicas para cada una de ellas, principalmente, en concordancia con la tecnología que existía en los surgimientos de cada uno de los medios de comunicación.

Inicialmente, las arquitecturas tecnológicas que soportaban cada una de las redes de comunicación estaban separadas y utilizaban protocolos distintos. La televisión usa altas frecuencias y ultra altas frecuencias, los teléfonos móviles usan GSM y los computadores personales Internet (a través del protocolo TCP/IP en la mayoría de los casos). Sin embargo, los equipos de acceso a estas redes incorporaban cada vez más tecnología que permitía obtener diversos contenidos multimedia. Los teléfonos móviles comenzaron a incorporar imágenes, música y vídeo. Además, existía un desafío en poder mantener las sesiones de los teléfonos móviles cuando cambiaban de red, ya sea a otra del mismo proveedor u otro diferente a través de Roaming.

En consecuencia, el grupo 3rd Generation Partnership Project se planteó crear el IMS, el cual pretende ser una arquitectura que soporte el tráfico de voz, datos y multimedia mediante la conmutación de paquetes a direcciones IP y con independencia del medio de acceso: teléfonos móviles, fijos, computadores personales y todo dispositivo que pueda tener una dirección IP en la red. Sólo requiere que los equipos utilicen el protocolo de inicio de sesión SIP (Session Initation Protocol) que permite la señalización y administración de sesiones.[1]