Submarinos Clase Foca

Clase Foca
Submarinos de ataque clase foca SA41.jpg
Submarinos de ataque clase Foca
País productor
España
Datos generales
AstilleroBazán
Países en servicioBandera naval de España Armada Española
Autorización1962
Tipominisubmarino de ataque
Estadísticas
Primera unidadSA-41
Última unidadSA-42
Clase anteriorClase D
Clase posteriorClase Tiburón
Periodo construcción1953-1963
Periodo servicio1963-1969
Unidades planteadas2
Unidades puestas en grada2
Unidades botadas2
Unidades concluidas2
Unidades preservadas2
Características de la clase
Desplazamiento17,81 t
Desplazamiento en inmersión20,38 t
Eslora13,75 m
Manga1,70 m
Puntal2,81 m
Armamento2 torpedos externos
Propulsión• 2 motores diésel Pegaso
• 1 motor eléctricos Cenemesa
• 1 hélice
Potencia2x125 cv
Potencia de inmersión1x110 CV
Velocidad9,5 nudos (en superficie sin torpedos)
Velocidad en inmersión11,5 nudos
Profundidad80 m / 40 m con torpedos
Autonomía50 horas
Tripulación2

Los Clase Foca fueron minisubmarinos de asalto diseñados para la Armada Española por un grupo de ingenieros alemanes que ofertaron a las autoridades españolas la posibilidad de construir una serie de submarinos de asalto, utilizando la experiencia adquirida durante la Segunda Guerra Mundial.

El submarino

Este grupo de ingenieros encabezados por el Dr. Erich Vollbrecht aportó una gran cantidad de material microfilmado sobre el tema. Así pues, la Empresa Nacional Bazán comenzó a diseñar un minisubmarino partiendo del modelo alemán Seehunde. Este minisubmarino llevaría en España la denominación Foca, que es la traducción literal del alemán.

La propulsión se realizaba mediante un motor diésel de la marca Pegaso de 125 CV y un motor eléctrico Cenemesa (patente Siemens) de 110 CV.

Gracias a los 2 kg/cm² de presión de los gases de escape, estos minisubmarinos podían sumergirse con el motor diésel encendido, lo que les permitía una inmersión del orden de 6 segundos antes de apagar los motores diésel y empezar a funcionar con los eléctricos. Además, disponían de un sistema de apagado automático del motor diésel por debajo de la cota de 10 metros, pudiendo llegar a una cota de inmersión máxima de 80 metros, y de 40 metros con los dos torpedos

La tripulación, formada por dos personas, no podía ponerse de pie, lo que limitaba su autonomía a no más de 50 horas. El armamento consistía en dos torpedos tipo G7e montados en el exterior del sumergible, lo que ocasionaba un notable desequilibrio tras el disparo de uno de ellos.

Entre sus características, destacaba la escotilla de acceso con cubierta transparente.

Other Languages