Submarinos Clase Agosta

Clase Agosta
Spanish-submarine-Galerna.jpg
Submarino español Galerna (S-71)
País productor
Bandera de Francia Bandera de España
Datos generales
Astillero DCN ( Francia)
Bazán ( Cartagena, España)
Países en servicio Bandera naval de Francia  Marina Nacional de Francia
Bandera naval de España  Armada Española
Bandera naval de Pakistán  Armada de Pakistán
Autorización 9 de marzo de 1975 (España)
Tipo Submarino convencional (SSK)
Estadísticas
Primera unidad Agosta (S620)
Última unidad Hamzaa (S139)
Clase anterior Clase Daphné
Clase posterior Clase Scorpène (Exportación)
Clase S-80 (España)
Periodo construcción 1970 - 2004
Periodo servicio 1970 -
Unidades planteadas 13
Unidades puestas en grada 13
Unidades concluidas 13
Unidades activas 10
Unidades dadas de baja 3
Características de la clase
Desplazamiento 1.490 t
Eslora 67,57 m
Manga 6,8 m
Calado 5,4 m
Armamento 4 tubos lanzatorpedos de 550 mm
20 torpedos (tipos F-17, F-17 MODII, E-18, L-5)
19 minas, reduciendo a 7 torpedos
Propulsión 2 motores diésel SEMT Pielstick 16PA4V185
1 motor eléctrico
1 motor de crucero
Potencia 3.600 CV
Potencia de inmersión 4.600 CV
Velocidad 12 nudos
Velocidad en inmersión 20,5 nudos
Autonomía 9.000 mn en superficie a 8 nudos
45 días
Tripulación 60 personas
[ editar datos en Wikidata]

La Clase Agosta, conocida en España como Clase Galerna o Serie S-70, es un tipo de submarinos desarrollado por los astilleros DCN de Francia en los años 70 y fabricado por DCN y en España por Bazán (actual Navantia). Los submarinos españoles están basados en el proyecto de los submarinos franceses Clase Agosta, que a su vez recogían la tecnología de la Clase Daphné. Estuvo en servicio con la Marina Francesa hasta su retirada definitiva en 2001, y actualmente es utilizado por la Armada Española (4 unidades) y la Marina Pakistaní (2 Agosta básicos, más 3 Agosta 90B encargados en 1994).

Diseño

Dada la necesidad de sustitución para los submarinos oceánicos de la Clase Narval y partiendo de la modernización que llevaba consigo la segunda gran carena de los submarinos costeros Clase Daphné (aproximadamente diez años de vida), la Direction Technique des Constructions Navales francesa proyectó un nuevo tipo de submarino convencional, oceánico. En el programa naval quinquenal de 1970-1975 se incluyeron cuatro unidades que más tarde recibieron los nombres Agosta, Bévéziers, La Praya y Ouessant. Todos fueron admitidos para el servicio activo a lo largo del año 1978. Formaron la punta de lanza de la fuerza submarina francesa hasta que esta empezó a ser encabezada por los nuevos submarinos nucleares de la Clase Rubis desde mediados de la década de 1980, coincidentes con la retirada en servicio de los Narval.

En España, en 1971 se nombró una comisión para que estudiase el tipo de submarino que más convenía a la Armada española, pues en aquellos tiempos se contemplaba la posibilidad de la construcción de un quinto y un sexto Daphné.

Dicha comisión se puso a trabajar inmediatamente y analizó los proyectos disponibles o más accesibles en aquellos momentos. Se reducían solamente a dos, el francés antes mencionado y el alemán Tipo 209, del que desde 1968 se habían construido un gran número de unidades; su aceptación en las distintas Marinas fue muy importante. Debido al cambio de tecnología y someter al Arma Submarina al empleo de dos tipos de submarinos totalmente diferentes, con todos los problemas logísticos y de adiestramiento que ello supondría, la recomendación de la comisión naval se inclinó por el modelo «Agosta».

En 1974 y por Orden Ministerial, a propuesta del Estado Mayor de la Armada, se dispone la construcción de dos submarinos tipo «Agosta» en la factoría de la E.N. Bazán de Cartagena, y en fecha 9 de mayo de 1975 tiene lugar la firma de la orden de ejecución de los mismos, por el Director de Construcciones, Vicealmirante Juan C. Muñoz-Delgado, y el Director Gerente de la E.N. Bazán Francisco Bembibre.

Las ventajas de los submarinos serie 70, respecto a los 60, fueron una notable mejora de las condiciones de habitabilidad a bordo, así como la tecnología utilizada. Sus servicios respondían más bien a las necesidades de un submarino nuclear de ataque. Llegado a este punto hay que mencionar que un submarino es un arma de guerra y hay que aceptar con la mayor naturalidad las duras condiciones que impone la vida a bordo, y de hecho todo el personal de Arma Submarina es voluntario.

El 29 de junio de 1977, la E.N. Bazán recibió la orden de ejecución de otros dos «Agosta». En febrero de 1981, una orden del Ministerio de Defensa otorgó a los cuatro submarinos sus nombres respectivos, siendo estos nombres de vientos: Galerna (S-71), Siroco (S-72), Mistral (S-73), Tramontana (S-74).

Other Languages