Submarino K-141 Kursk

K-141 Kursk
Oscar class submarine 3.jpg
Banderas
Bandera de Rusia
Historial
Astillero Severodvinsk
Clase Oscar-II
Iniciado 1992
Botado 1994
Asignado diciembre 1994
Baja 12 de agosto de 2000
Destino Perdido en el mar de Barents.
Características generales
Desplazamiento 13 400  t
Desplazamiento en inmersión 16 400 t
Eslora 154,0  m
Manga 18,2 m
Calado 9,0 m
Armamento • 24 misiles SS-N-19/P-700 Granit
• 4 tubos lanzatorpedos a proa de 533 mm
• 2 tubos lanzatorpedos a proa de 650 mm
Propulsión • 2 reactores nucleares OK-650b
• 2 turbinas de vapor
• 2 hélices de 7 palas.
Velocidad 16 nudos (30 km/h)
Velocidad en inmersión 32 nudos (59 km/h)
Autonomía 50 días
Tripulación 44 oficiales y 68 marineros
[ editar datos en Wikidata]

El K-141 Kursk fue un submarino nuclear de la Armada de Rusia, perdido con toda su tripulación en una tragedia ocurrida en el mar de Barents el 12 de agosto de 2000.

Le fue puesto el nombre de la ciudad rusa Kursk, donde se libró la batalla de tanques más grande de la historia, la Batalla de Kursk (1943). El submarino fue construido para la armada rusa.

Historia

Submarino de la misma clase que el Kursk, K-186 Omsk

La construcción del Kursk comenzó en Severodvinsk, cerca de Arjánguelsk, en 1992. Fue botado en 1994 y formalmente asignado en diciembre de ese año. La nave fue bautizada por un sacerdote ortodoxo en 1995.

El Kursk fue la última nave de la clase de submarinos Oscar-II, que fue diseñada y aprobada por la Unión Soviética. Con sus 155 metros de eslora y cuatro pisos de altura, fue uno de los submarinos de ataque más grande jamás construido. La clase a la que pertenecía este submarino fue calificada como insumergible (si esta palabra tiene aplicación en un submarino), gracias a su doble casco. El casco externo hecho de acero al cromoníquel de 8,5 milímetros de grosor, con una excepcional resistencia a la corrosión.

Formaba parte de la flota rusa del norte. La flota había experimentado recortes financieros por la falta de fondos en 1990. Muchos submarinos habían sido traídos desde los muelles en el Mar de Barents y abandonados para oxidarse. Todos excepto el equipo más esencial de primera línea, incluyendo el equipo de búsqueda y rescate, fueron inadecuadamente inspeccionados. Sin embargo, el fin de la década representó el resurgimiento de la flota. En 1999 el Kursk había llevado a cabo una exitosa misión de reconocimiento, cuyo principal objetivo era el espionaje a la Sexta Flota de la Marina de los Estados Unidos durante la guerra de Kosovo. El ejercicio de entrenamiento de agosto de 2000 debía ser el ejercicio de entrenamiento más grande de verano desde la disolución de la Unión Soviética nueve años antes, involucrando cuatro submarinos de ataque y el buque insignia de la flota Pyotr Velikiy (Pedro el Grande) entre una flotilla de barcos más pequeños.

Other Languages