Sublevación del cuartel de San Gil

La sublevación del cuartel de artillería de San Gil fue un motín contra la reina Isabel II de España que se produjo el 22 de junio de 1866 en Madrid bajo los auspicios de los partidos progresista y democrático con la intención de derribar la monarquía. Según Jorge Vilches, la novedad que presentó la sublevación del cuartel de San Gil fue que "los movimientos revolucionarios hasta 1866 no habían puesto en duda la legitimidad de Isabel II, limitándose a pedir una política o un texto más liberales, otra Regencia, o un cambio de gobierno", y en cambio "a partir de aquella fecha la revolución añadía a sus aspiraciones el destronamiento de los Borbones".[1]

Antecedentes

En junio de 1865, tras los sucesos de la Noche de San Daniel, el general unionista Leopoldo O'Donnell sustituyó al moderado general Narváez al frente del gobierno. O'Donnell ofreció al general Prim un amplio grupo parlamentario para los progresistas en las futuras elecciones si conseguía que abandonaran el retraimiento, pero en la junta general del partido que se celebró en noviembre de 1865 su propuesta de participación en las elecciones volvió a salir derrotada pues sólo consiguió 12 votos de los 83 emitidos.[4]

A esta situación de inestabilidad política se sumó la crisis financiera de 1866 cuyo detonante fueron las dificultades de las compañías de ferrocarriles que arrastraron en su caída a los bancos y a las sociedades de crédito que poseían la mayoría de sus acciones y obligaciones.

Other Languages