Suanhild

Suanhild: († 30 de julio de 1085 en Essen), también a menudo citada como Swanhild, Svanhild o Schwanhild, era la abadesa que estaba al cargo de la Abadía de Essen (Essen Stift) a partir probablemente de 1058 y hasta su muerte. Como sus predecesoras, construyó un edificio eclesiástico y extendió el tesoro de la catedral de Essen con nuevas obras de arte. Suanhild donó el Essen-Stoppenberg como capilla parroquial en 1073. Igualmente, agregó al tesoro de la catedral un relicario conteniendo parte del brazo del santo Basilius.

Una de las imágenes del Breviario de Svanhild.

Biografía

Existen pocas fuentes escritas sobre Suanhild. Probablemente fue la sucesora directa de la última abadesa de Essen emparentada con la Casa Imperial, Theophanu (1039-1058). En el testamento de aquella, se la menciona como testigo, siendo al mismo tiempo la primera mención documental de Suanhild. Su fecha de nacimiento es desconocida. La edad mínima canóniga para convertirse en abadesa, 30 años cumplidos, hace que de ser realmente sucesora directa de Theophanus, tendría que haber nacido antes del año 1028. La fecha de la entrada de Suanhild como abadesa de la fundación es tan desconocida como su ascendencia. Sus posesiones hereditarias son bien conocidas, pero no quién las poseyó antes de Suanhild, de modo que tampoco es posible adscribirla a un linaje determinado. La asignación al linaje del conde den Hückeswagen, citada con frecuencia en la literatura, no puede hacernos olvidar que desgraciadamente el mencionado linaje aparece por primera vez documentado en el año 1133.

Suanhild fue una de las "Damas del Patronazgo" citadas como testigos en el testamento de Theophanu, pero no disfrutaba de cargo alguno. Sin embargo, el coupar uno, era condición necesaria para concurrir al cargo de abadesa. Dicho puesto sólo estuvo asegurado desde el año 1703, en el cual el arzobispado de Colonia suscribió un documento que concedía a la iglesia de Stoppenberg, donada por Suanhil y consagrada por el arzobispo Anno II, determinados privilegios.

Entre mayo y junio de 1085, Suanhil intentó obtener del Sínodo de Mainz, por parte del emperador Enrique IV, la confirmación y cláusula protectora para el legado que ella misma pretendía realizar sobre sus propiedades familiares de Gesseron, Vuedereke y Hukengesuuage (Geißern en Wachtendonk y Hückeswagen, el tercer lugar permanece desconocido) a la Abadía de Essen. El documento nunca llegó a suscribirse, pese a estar redactado, aunque la donación si prosperó: Wachtendonk permanecía aún, a fecha de la disolución de la Abadía, en los fondos patrimoniales de esta.

Suanhild falleció según la Necrología de Essen un 30 de junio, probablemente de 1085, ya que nunca volvió a intentarse con fecha posterior la confirmación imperial a sus donaciones. Fue enterrada en el altar mayor de la cripta dedicada a patronos y patronas de la fundación, probablemente en una tumba elevada, colocada sobre la de Mathilde II, una de las abadesas más trascendentales en la historia de la Abadía.

Other Languages