Stips

El stips (en latín stips,-ipis[2]

Óbolo griego. Lucania, Metaponto. Aprox. 425- 350 a. C. Æ 21mm.

Por extensión se crearon las frases hechas stipem cogere, hacer una colecta; stipem tollere, suprimir la colecta; manum ad stipem porrigere, alargar la mano para pedir limosna. Stips dio la palabra latina stipendium que a su vez dio «estipendio» en español con el significado de paga o remuneración, una tasa fijada por la autoridad eclesiástica a los fieles para aplicar algún servicio religioso.[3]

Historia

As romano Aelia Flaccilla

En tiempos de la monarquía romana se utilizaba ya la palabra stips para referirse a monedas de poco valor como la uncia (moneda de cobre) y el as (moneda de bronce).[4] El stips se daba como limosna establecida:

  • A los pordioseros. [5]
  • A los galos de Cibeles. Estos galos eran sacerdotes eunucos de la diosa Cibeles. En el mes de abril se celebraba su fiesta y los galos llevaban su imagen en procesión por las calles de Roma, acompañados de músicos que tocaban flautas, tambores y otros instrumentos, mientras daban terribles alaridos. Era costumbre entre los romanos dar a estos sacerdotes dichas monedas.[6]
  • En los cepillos de los templos, se daba la moneda como donativo. Cada cepillo tenía inscrito el nombre del destinatario: Stips Apollinis, Stips Dianae, etc.[5]
  • Se daba a los dioses acuáticos para honrarlos. Las monedas en este caso se echaban en las fuentes.[5]
  • Y también se repartían como suscripción hecha por las familias para contribuir al culto gentilicio.[5]

Existía además la stips menstrua, que era una cuota que pagaban mensualmente los miembros de los colegios funerarios. Y el primer día de enero, los romanos se ofrecían unos a otros estas pequeñas monedas para felicitarse y para desear faustum felicimque annum.[5]

Other Languages
galego: Stips