StarCraft: Brood War

StarCraft: Brood War (traducido como Guerra de Especies) es la única expansión oficial del videojuego de estrategia StarCraft. Fue producida por Saffire y Blizzard Entertainment y publicada en 1998 en Estados Unidos y en 1999 en Europa. Incluye una nueva campaña para el juego individual que consta de tres capítulos que continúan la historia de StarCraft original, nuevas unidades, actualizaciones y tipos de terreno. StarCraft: Brood War pertenece al universo StarCraft creado por Blizzard Entertainment donde se engloban todos los productos relacionados con la saga.

Historia de Brood War

Las cenizas de Aiur

Solo han pasado unos días desde que el héroe Protoss, Tassadar, se sacrificó para destruir a la vil Supermente Zerg. Como consecuencia de la apocalíptica destrucción de la Supermente, el mundo Protoss de Aiur quedó devastado y estéril. Muchos de los Zerg sin mente que sobrevivieron a la espantosa batalla empezaron a recorrer sin control los campos calcinados de Aiur.

El Cónclave, que había gobernado las tribus Protoss durante miles de años, quedó destruido junto con casi el 70% de la población de Aiur. Por ello, solo quedó un puñado de héroes para cuidar de los acosados supervivientes de su mundo. El Judicator Aldaris, el Pretor Fénix, el Templario Tétrico Zeratul y su compañero Terran Jim Raynor se agruparon para unir y liderar a los dispersos supervivientes. Pero los Zerg, lanzados a su malvada mente genocida, seguían cazando y matando a todos los Protoss que encontraban.

Aunque el destino había conspirado en su contra y habían perdido casi todo lo que querían, los valientes héroes Protoss jamás perdieron la esperanza de que algún día llegaría su liberación.

Ese día llegó cuando Jim Raynor y Zeratul escapan de Aiur con algunos sobrevivientes y los pocos Templarios que aún quedaban entre los escombros de sus templos. Ellos huyeron hacia Shakuras, el planeta de destierro de los Templarios Tétricos, donde pensaban formar una pequeña base junto con los otros templarios para poder volver a Aiur y restaurar su gran civilización.

El emperador y su dominio

Mientras la lucha titánica entre los Protoss y los Zerg llegaba a su punto culminante en el planeta Aiur, Arcturus Mengsk tomó medidas para consolidar su propio poder dentro del recién creado Dominio Terran. Tras coronarse a sí mismo emperador del Dominio, todas las colonias Terran dentro del Sector Koprulu quedaron unidas bajo un solo gobierno soberano por primera vez. Con el general Edmund Duke de su lado, Mengsk no encontró oposición por parte de ninguna de las principales milicias Terran del sector. Tras haber reforzado los ejércitos del Dominio reclutando por la fuerza a los guerreros que quedaban de la difunta Confederación Terran, Mengsk se dispuso a fortalecer los diversos mundos que tenía a su cargo. Cuando concluyó la última batalla en Aiur y los Zerg se esparcieron caóticamente por todo el sector, Mengsk se preguntó qué habría sido de su antigua teniente, Sarah Kerrigan, la supuesta Reina de Espadas.

El plan final

A años luz de distancia, muy lejos de la épica lucha entre los Protoss y los Zerg, los guardianes del planeta Tierra observaban y esperaban. Los rebeldes Terran del Sector Koprulu no conocían el hecho de que todos sus movimientos habían quedado registrados desde su exilio de La Tierra. La Liga de Poderes Unidos o el LPU (United Powers League), la inmensa institución burocrática que gobernaba La Tierra y sus planetas hermanos, había estudiado los lentos avances y las feroces luchas internas de las colonias de Koprulu durante generaciones.

La LPU había sido testigo silencioso de la fundación de la Confederación Terran y de los múltiples conflictos entre las diversas milicias Terran. En términos generales, la LPU se conformaba con observar a sus inconscientes colonos sin interferir directamente en sus asuntos. Solo cuando se descubrió la existencia de especies alienígenas en el Sector Koprulu, la LPU decidió por fin emprender acciones decisivas.

Nunca hasta entonces se había encontrado la humanidad con especies alienígenas de ningún tipo. Por ello, este hecho sin precedentes provocó el pánico generalizado en la LPU. Con independencia de lo que les ocurriera a las sacrificables colonias de Koprulu, la LPU no podía dejar que unos alienígenas invadiesen la Tierra. Así nace el " Directorio de Unión Terrestre" (DUT). Adoptando una postura más activa y militarista con respecto al asunto alienígena, el DUT dedicó todos sus considerables recursos al estudio de los alienígenas y sus maniobras. Después de hacer un seguimiento de los Protoss y los Zerg durante varios meses, el DUT obtuvo datos sobre los puntos débiles y fuertes de las dos razas. Creyendo que eran capaces de enfrentarse a cualquier ataque de los alienígenas, el DUT organizó una fuerza militar expedicionaria para acabar con el conflicto de Koprulu por todos los medios necesarios.

La fuerza expedicionaria, al mando del brillante almirante Gerard DuGalle, tenía además un objetivo secundario. El almirante DuGalle tenía orden de hacerse con el control de las crías Zerg y utilizarlas para apaciguar la actividad de los Protoss en el sector. Al hacerlo, garantizaría la supervivencia y la prosperidad de la humanidad en toda la galaxia.

Other Languages