Stanisław Burzyński

Stanislaw Burzynski (n. Lublin, Polonia en 23 de enero de 1943)[1] es un médico estadounidense de origen polaco, que vende y administra como anticancerígenos unos fármacos que denomina antineoplastos a enfermos, principalmente de cáncer, que trata en o desde su propia clínica. La totalidad de sus pacientes aparecen inscritos en ensayos clínicos, la única forma en que la administración autoriza el tratamiento.

Existe consenso científico acerca de la falta de evidencia de la terapia neoplastónica, siendo considerada de escasa o nula ayuda en el tratamiento contra el cáncer. Ensayos clínicos iniciados en 1993 y avalados por el National Cancer Institute quedaron inconclusos debido a la dificultad para encontrar pacientes adecuados, y un estudio de la Clínica Mayo no pudo hallar ningún beneficio en el tratamiento antineoplastónico.[2]

Biografía

Tras obtener su título médico con distinciones en Lublin en 1967 y después de un trabajo práctico de un año, emigró a Estados Unidos en 1970. De acuerdo con su biógrafo y abogado, el periodista Th D. Elias,[3] la motivación de Burzynski para emigrar era su anticomunismo, derivado de que su familia había sido desposeída de sus fábricas y su hermano asesinado por los comunistas, a la vez que explica que así se libró del servicio militar. Las alegaciones en el sentido de que había obtenido un doctorado en bioquímica en 1968, un año después de licenciarse, no tienen confirmación documental.

Al llegar a Estados Unidos, en 1970, fue contratado como ayudante de investigación y docencia en el departamento de anestesiología del Baylor College of Medicine (Houston, Texas),[4] basada en la supuesta capacidad de los «antineoplastos» para «normalizar» a las células cancerosas. Al abandonar Baylor College, Burzynki recibió buenas referencias.

En 1977 empezó a tratar pacientes en la clínica que había abierto, lo que ha seguido haciendo hasta la actualidad.[4] Burzynski fundó además, como respaldo de su actividad clínica, una compañía llamada Burzynski Research Institute (Instituto Burzynski de Investigación), responsable de las investigaciones de laboratorio y clínicas. Desde los años 1980 empezó a tener problemas con la FDA, la institución estadounidense que regula, entre otras funciones, la autorización de los fármacos. Como consecuencia ha visto restringida la utilización de antineoplastos a la investigación médica.

En total Burzynski ha publicado unos 200 artículos en revistas científicas, sin que haya cuajado nunca la colaboración con otros investigadores, salvo los contratados por su instituto. En los papeles que publica hace figurar en los agradecimientos como coinvestigadores a los médicos personales de sus pacientes, encargados de controlar la administración de la terapia y seguir su estado, lo que ha dado lugar a expresiones de rechazo por algunos de ellos.

Other Languages