Spider-Woman (Jessica Drew)

Spider-Woman
Primera aparición Marvel Spotlight #32 (febrero de 1977)
Marvel Comics
Creador(es)

Archie Goodwin
Sal Buscema

Jim Mooney
Información
Nombre original Jessica Drew
Especialidad Fuerza, velocidad, resistencia, agilidad, reflejos y sentidos sobrehumanos.
Vuelo limitado a distancias cortas, creación de feromonas, adherencia a superficies, descarga de energía desde sus manos.
Inmunidad a radiación y venenos
Afiliaciones actuales Los Nuevos Vengadores, S.H.I.E.L.D., Hydra
Afiliaciones anteriores Héroes de alquiler
[ editar datos en Wikidata]

Spider-Woman es un personaje de ficción de Marvel Comics, creado en 1977 como contrapartida femenina de uno de los grandes iconos de la editorial y de los cómics en general: Spider-Man. Las versiones femeninas de personajes como Spider-Man o, por ejemplo, Hulk ( She-Hulk), nacen con la intención de evitar que la competencia desarrolle contrapartidas a sus personajes estrella.

Biografía del personaje

Orígenes

Jessica Drew es la hija del antropólogo estadounidense Johnatan Drew y su esposa británica Merriam. No habiendo cumplido Jessica los dos años de edad, sus padres se trasladaron a la región balcánica de Transia. Su padre y el compañero de este, Herbert Wyndham habían adquirido una parcela de tierra en la Montaña Wundagore, dentro de las fronteras transianas, siendo su intención establecer un pequeño centro de investigación científica allí. Tras descubrir uranio en la propiedad, ambos científicos se enriquecieron e invirtieron sus ganancias en desarrollar toda una ciudadela tecnológica.

Coincidiendo con la terminación de la ciudadela, cinco años después, Jessica enfermó mortalmente debido a la exposición a la radiación del uranio. Para salvar su vida, su padre inyectó en ella un suero experimental de sangre de araña, ya que sus experimentos habían demostrado que las arañas poseen mayor resistencia a la radiactividad que los seres humanos. Sin embargo, Jessica no respondió inmediatamente al tratamiento, de modo que Wyndham la metió en un acelerador genético diseñado por él mismo para un tratamiento más avanzado.

Poco desupés, Merriam murió y Johnatan volvió a Estados Unidos. Wyndham se hizo cargo de Jessica, manteniéndola parcialmente criogenizada durante décadas, envejeciendo a 1/7 de lo normal, y recibiendo educación mediante grabaciones.[1]

Cuando Wyndham determinó que la radiación había dejado de hacer efecto sobre ella, fue liberada de su estado de animación suspendida. Jessica contaba por aquel entonces con catorce años. Wyndham, que ahora se hacía llamar el Alto Evolucionador, la evaluó y llegó a la conclusión de que el tratamiento había mutado su estructura genética, dándole una gran fuerza, una enorme resistencia a todo tipo de venenos y radiaciones, además de un exceso de energía bioeléctrica que podía descargar en forma de chispazos. El Alto Evolucionador la puso a cargo de Bova, una vaca evolucionada artificialmente por Wyndham. Un año después, la ciudadela de Wundagore abandonó la Tierra, pero ellas dos se quedaron atrás.

HYDRA

Cuando Jessica cumplió diecisiete años, Bova la envió al pueblo para que aprendiese a vivir entre humanos. Así, Jessica pronto inició una relación con un joven nativo llamado Wladislav. Descubiertos por el padre de este en un apasionado abrazo, Jessica disparó accidentalmente una de sus descargas, matando, en apariencia, a su amante. Huyendo de una turba furiosa, fue rescatada por el conde Otto Vermis, por aquel entonces líder de la facción europea de HYDRA. Reconociendo las habilidades únicas de la chica, Vermis la entrenó en artes marciales y espionaje para convertirla en una agente especial de la organización. Para asegurarse de su lealtad, la sometió a técnicas de lavado de cerebro, que la hizo creer que ella en realidad era una araña artificialmente evolucionada y le asignó un agente llamado Jared para que se relacionara afectivamente con ella, dándole un traje de combate y un nombre código, Arachne.

Su primera misión fue asesinar al Director de S.H.I.E.L.D., Nick Furia, pero tras descubrir las malvadas intenciones de HYDRA, Jessica traicionó a la organización y huyó. Ahora bajo el nombre de Spiderwoman, coincidió con Modred el Místico en Londres, que hizo desaparecer los efectos del lavado de cerebro en su mente.

Búsqueda de identidad

Consciente de su humanidad, Jessica se obsesionó con encontrar a sus padres; buscando a su padre, se encontró con Magnus, el espíritu del mago que había poseído un tiempo atrás a su padre y que ahora ocupaba el cuerpo de un sastre excéntrico. Magnus sintió que debía a Drew una importante deuda por haber estado ocupando su cuerpo y decidió pagarla ayudando a su hija. Así, ambos viajaron hasta Los Angeles, donde en un momento dado descubrieron que Drew había sido asesinado meses antes por una organización disidente que él había relacionado con Pyrotechnics, Inc. Tras capturar a los asesinos de su padre, Jessica decidió establecerse en Los Angeles. Allí hizo frente a numerosos enemigos, como la hechicera del siglo VI Morgana Le Fey.

Consciente de que se estaba implicando emocionalmente demasiado con Jessica, Magnus abandonó precipitadamente el cuerpo que había tomado para volver a Londres. Jessica, por su parte, dudó durante una temporada sobre qué hacer con su vida y sus poderes.

No podía abandonar la sensación de libertad que le producía ser Spiderwoman, de modo que trató de evitar que el conocimiento de la existencia de la heroína se propagase. Finalmente, sin embargo, en asociación con el criminólogo Scott McDowell, se dio a conocer públicamente como cazadora de recompensas.

Investigadora privada

Tras varias aventuras junto a McDowell, se trasladó a San Francisco, y con la asistencia de Nick Furia, logró adquirir credenciales y licencia de investigadora privada. Aunque buscaba clientes como Jessica Drew, de vez en cuando acudía a su identidad de Spiderwoman.

Cerca de un año después de instalarse en San Francisco, recibió la visita de Magnus, esta vez en auténtica forma fantasmal, para explicarle que su antigua némesis, Morgana LeFay planeaba matarla, y que el único modo de erradicar esa amenaza de una vez por todas era viajar en el tiempo hasta la época de la hechicera y combatirla allí. De modo que, usando sus poderes, Magnus llevó a Spiderwoman al pasado, donde se entabló una tremenda batalla que tuvo como resultado la destrucción del cuerpo de Morgana, aunque separó su Yo astral para poder viajar a la época de Jessica antes de que esta regresara. Con un poderoso hechizo, Morgana impuso una barrera mística sobre el Yo físico de Jessica, bloqueando la reentrada de su Yo astral. Magnus no tenía el poder suficiente para romper esta barrera y lo único que pudo hacer fue consolar a su amiga, que se encontraba atrapada en forma astral. A petición de Jessica, Magnus intentó realizar un conjuro que haría al mundo olvidar la existencia de Spiderwoman, pero debido al debilitado poder del mago, el resultado del conjuro fue efímero.

Tigra, una amiga reciente de Spiderwoman, descubrió el cuerpo sin vida de Jessica y convocó a los Vengadores para ayudarla. Estos, a su vez, contactaron con el Doctor Strange, que intentó romper la barrera erigida por Morgana. Esto llevó a los Vengadores a una inevitable batalla contra la forma astral de la hechicera. Ya bien fuese por el sacrificio de la existencia astral de Magnus o por la magia de Extraño, Jessica pudo regresar a su forma física. Sin embargo, debido a la barrera mística impuesta alrededor del cuerpo de la joven, la estructura de su sistema nervioso se vio alterada, ya que Extraño tuvo que neutralizar temporalmente su habilidad bioeléctrica para poder así permitirle la entrada en su cuerpo.

Creyendo que había perdido todos sus poderes como Spiderwoman, Jessica renunció a su identidad como heroína y se centró en su vida como investigadora privada, y así operó una temporada con Lindsay McCabe en San Francisco. Cuando recibió el encargo de llevar la Espada Negra, una poderosa arma mística, hasta Madripur, fue corrompida y dominada por ella. Jessica hubiera sido absorbida por el culto que pretendía hacerse con la espada de no ser por la intervención de Wolverine, que por aquel entonces se hacía pasar por Parche, y el Samurái de Plata, que se hizo con la espada. Jessica y Lindsay se quedaron en Madripur al servicio del Príncipe Baran.

Nuevos Vengadores

Cansada del rumbo en que su vida giraba, fundó Investigaciones Drew, una agencia privada de investigaciones.

La fuga originada en la prisión para supercriminales La Balsa, la empujó a usar nuevamente su disfraz y, aunque al principio reticente, formó equipo con el Capitán América, Iron Man, Spider-Man, Power Man, Ronin y Wolverine para crear Los Nuevos Vengadores. Tiempo después se descubrió que esta Spider-Woman no era la real, sino que era la reina Skrull Veranke, disfrazada, para preparar la Invasión a la tierra de las tropas Skrull.

Other Languages