Solveig Nordström

Solveig Nordström
Solveig.jpg
Solveig Nordström en 2007
Información personal
Nacimiento 25 de noviembre de 1923 (93 años)
Estocolmo, Suecia Bandera de Suecia
Nacionalidad Sueca
Lengua materna Sueco
Información profesional
Ocupación Arqueóloga, Filóloga
Años activa Desde 1943
Lengua de producción literaria Sueco
Francés
Latín
Griego
Género Ensayo, investigación, arqueología
[ editar datos en Wikidata]

Solveig Nordström (n. Estocolmo en 1923) es una arqueóloga sueca.[1]

Fue la responsable de que el importante yacimiento arquelógico del Tossal de Manises se salvase de una destrucción segura a causa de la especulación inmobiliaria, cuando las autoridades de Alicante permitieron que en dicho yacimiento se planificase la construcción de un gran complejo hotelero en los años 60.[2]

Biografía

Inicios

Solveig Nordström nace en la capital de Suecia en 1923 en cuya universidad entraría a estudiar literatura; sin embargo, su tesis sobre Selma Lagerlof fue rechazada y a raíz de ello ecidió matricularse en arqueología clásica para poder estudiar latín y griego. Pese a la mala imagen que se tenía de España en Suecia por culpa de la dictadura franquista, Solveig decide visitarla, atraída por los yacimientos arqueológicos del levante español, donde su investigación desempeñará un papel crucial.

Relación con Alicante

Solveig Nordtröm ha vinculado su vida y su trabajo a la investigación de la historia del levante español. En 1955 llegó a España, estableciéndose en Alicante. Comenzó sus trabajos en los yacimientos de Guardamar del Segura. Por entonces ya se le definía como una incansable trabajadora de campo. Participó asimismo en la reforma del Museo Arqueológico Provincial de Alicante, siendo la figura clave del incremento sustancial de su fondo patrimonial durante los años 70.

Salvación del Tossal de Manises

Esta arqueóloga es particularmente conocida como la persona que salvó el Tossal de Manises de la depredación inmobiliaria, ya que mientras realizaba su tesis doctoral en Alicante, y al tener noticia de la inminente destrucción de los restos de la ciudad de Lucentum bajo la piqueta de la especulación inmobiliaria, se enfrentó abiertamente a las autoridades franquistas para impedirlo. Solveig se tendió delante de las excavadoras tras avisar a la prensa internacional del atropello que estaba a punto de cometerse con el patrimonio cultural más importante de la provincia. Gracias a esta temeraria acción, consiguió la paralización momentánea de la destrucción de los restos. Es seguro que, de no haber sido Solveig ciudadana sueca, su actitud habría sido reprimida de forma inmediata por las autoridades, que prefirieron evitar un escándalo aún mayor del que ya se estaba produciendo.[2]

Después de esta paralización, Solveig consiguió que el Ministerio de Educación español comprara los terrenos sobre los que se asentaban los restos, impidiendo de este modo la desaparición de la ciudad íbero- cartaginesa- romana.[3]

Actualidad

Solveig Nordtröm sigue activa y reside actualmente en Benidorm, donde se estableció en los años 60. Nordström colabora con el Grupo de Estudios Espíritistas Allan Kardec, siendo impulsora de la difusión de este movimiento en su país de origen.

Other Languages