Solución final

El 26 de febrero de 1942, una carta dirigida al diplomático alemán Martin Luther, fue redactada por Reinhard Heydrich durante la Conferencia de Wannsee para solicitar a Luther asistencia administrativa para la implantación de la "Endlösung der Judenfrage" (Solución final al problema Judío).

La solución final, también conocida en la terminología nazi como «solución final de la cuestión judía» (en alemán, Endlösung der Judenfrage),[4]

Antecedentes

Mapa que muestra la ubicación de todos los campos de exterminio, la mayoría de los campos de concentración, campos de trabajo, prisiones, guetos, las principales rutas de deportación y los lugares de masacres.

En septiembre de 1919, Adolf Hitler escribió su primer documento político, en el que señalaba que la «cuestión judía» debía ser resuelta a través de la remoción total de los judíos de Europa, la cual debería llevarse a cabo no de forma emocional, mediante pogromos o métodos similares, sino con base a una eficiente planificación. Para Hitler, «el tema judío era la cuestión esencial del nazismo».[5]

La segregación y persecución de la judeidad europea fue llevada a cabo en varias etapas.[8]

Con la política del terror se pretendía acelerar el proceso de emigración de los judíos. Se segregó y aisló sistemáticamente a los judíos del resto de la sociedad alemana, luego también se los forzó a salir de Alemania.[7]

Después de la invasión alemana de Polonia de 1939, que significó el inicio de la Segunda Guerra Mundial, la política antisemita perpetró un detallado plan para concentrar y luego aniquilar a los judíos europeos.[6] Primero crearon guetos en el Gobierno General (un territorio en Polonia central y oriental, en el cual los alemanes crearon un gobierno alemán) y el Warthegau (una zona de Polonia occidental anexada a Alemania). Los judíos de Polonia y de Europa occidental fueron deportados a esos guetos.

Después de que los alemanes invadieran la Unión Soviética en 1941, los Einsatzgruppen empezaron operaciones de matanza dirigidas a comunidades enteras de judíos.[5]

Las SS pronto organizaron los métodos de los equipos móviles, predominantemente fusilamientos o camiones de gas llamados «camiones-fantasma»,[8] usados ya en 1940 para exterminar a los enfermos mentales de determinados hospitales psiquiátricos. Pero los consideraron como «ineficientes» y psicológicamente «difíciles» para los «ejecutantes» (o, dicho sin eufemismos, perpetradores de los asesinatos en cuestión).

Other Languages
Afrikaans: Finale Oplossing
العربية: الحل الأخير
Ελληνικά: Τελική Λύση
Esperanto: Fina solvo
Bahasa Indonesia: Solusi Akhir
íslenska: Lokalausnin
Bahasa Melayu: Penyelesaian Terakhir
norsk bokmål: Den endelige løsning
polski: Endlösung
português: Solução final
Simple English: Final Solution
slovenščina: Dokončna rešitev
српски / srpski: Коначно решење
اردو: حتمی حل