Solidaridad Catalana

Solidaridad Catalana
LíderNicolás Salmerón
Fundación1906
Disolución1909
IdeologíaCatalanismo, regionalismo, autonomismo, nacionalismo y federalismo catalán
CoaliciónLiga Regionalista
Partido Carlista
Partido Católico Nacional
Partido Republicano Federal
Centre Nacionalista Republicà
Parte de Unión Republicana
[editar datos en Wikidata]

Solidaridad Catalana, conocida principalmente por su nombre en catalán Solidaritat Catalana, fue una coalición de partidos de ámbito catalán que existió entre 1906 y 1909, tras haber logrado alcanzar un importante éxito en los comicios de 1907.

Surgida a raíz de la promulgación por de la Ley de Jurisdicciones (1906), consecuencia de los denominados hechos del ¡Cu-Cut!. Este movimiento unitario, estuvo formada por los catalanistas de la Liga Regionalista, los carlistas,[1]​ los republicanos nacionalistas, los republicanos federales y los integristas (quedaron fuera los partidos dinásticos y los republicanos lerrouxistas), cosechó un gran éxito en las elecciones generales de abril de 1907 en las que obtuvo 41 de los 44 escaños que se elegían en representación de las cuatro provincias catalanas. La coalición, sin embargo, desapareció después de la Semana Trágica (1909), debido a la heterogeneidad y diversidad de intereses de sus integrantes.

Historia

Cartel electoral de la coalición con el retrato de Nicolás Salmerón.

La coalición, presidida por el anciano republicano Nicolás Salmerón, se había formado en mayo de 1906 como respuesta a la aprobación de la Ley de Jurisdicciones y en ella se habían integrado los republicanos (excepto el partido de Alejandro Lerroux), los catalanistas [la Lliga Regionalista, la Unió Catalanista y el Centre Nacionalista Republicà (CNC), un grupo escindido de la Lliga unos meses antes], y hasta los carlistas catalanes o el Partido Integrista.[2]

El manifiesto de la Solidaritat Catalana fue publicado el mismo día que la ley de Jurisdicciones fue aprobada, y en él se convocaba a homenajear a los diputados catalanes que habían votado en contra de la ley y que volvían de Madrid.

Los éxitos de convocatoria de la Solidaritat fueron espectaculares con manifestaciones masivas como la celebrada en Barcelona el 20 de mayo de 1906 que congregó a 200 000 personas. Como ha destacado el historiador Borja de Riquer, "gracias a la Solidaritat el catalanismo, que apenas había tenido presencia institucional —en las elecciones de noviembre de 1905 sólo habían obtenido siete diputados—, se extendió rápidamente por el todo el territorio catalán".[5]

Sin embargo, los partidos que formaban parte de la coalición tenían intereses muy heterogéneos, lo que provocó no pocas fricciones; dentro de Solidaritat Catalana convivían los intereses de patronos y obreros, así como sectores conservadores y reformistas.[7]

Otro factor importante de desestabilización fue que el Partido Republicano Radical de Alejandro Lerroux —diametralmente opuesto al catalanismo— no se había integrado en la coalición, y en cambio mantuvo una postura claramente contraria a la coalición catalanista. Sus partidarios, además, emprendieron actos violentos contra los dirigentes y los periódicos que apoyaban a la Solidaritat.[9]