Solenodon paradoxus

Symbol question.svg
 
Solenodonte de La Española
Hispaniolan Solenodon.jpg
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro ( UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Soricomorpha
Familia: Solenodontidae
Género: Solenodon
Especie: S. paradoxus
Brandt, 1833
Distribución
Área de distribución
Área de distribución
[ editar datos en Wikidata]
Solenodonte en el Parque nacional Jaragua, República Dominicana.

El almiquí de La Española o solenodonte de La Española (Solenodon paradoxus), es un mamífero [[placentero de la familia de los solenodóntidos. Es endémico de la isla de La Española ( República Dominicana y Haití). Es considerado un fósil viviente ya que evolucionó hace aproximadamente 60 millones de años. Sus parientes más cercanos son los topos y las musarañas.

La única otra especie de su género habita en la isla de Cuba (Solenodon cubanus), donde es comúnmente conocido como almiquí. Junto a la hutía ( Plagiodontia aedium), es el único sobreviviente de una fauna diversa de mamíferos terrestres que existía en La Española en tiempos históricos.

Desde su descripción científica en 1833, el almiquí de La Española ha sido considerado raro y altamente amenazado; incluso en varias épocas se ha creído extinto. Sin embargo, las investigaciones del biólogo dominicano J. A. Ottenwalder en los años ochenta y noventa, llegaron la conclusión de que este almiquí todavía tiene una distribución amplia en la República Dominicana, pero que sus poblaciones existentes son muy fragmentadas y de números bajos. Actualmente, es posible encontrarlo en áreas protegidas tales como el Parque nacional Jaragua, el Parque nacional Sierra de Bahoruco, el Parque nacional Loma Quita Espuela, el Parque nacional Los Haitis. En 2008, Tuvey y colaboradores confirmaron su presencia en la región de Duchity, en Haití.

Descripción

Su cuerpo tiene una longitud de unos 30 centímetros y 15-25 centímetros de cola. Es de color castaño rojizo con variaciones hasta el castaño pardo. Tanto la cola como las extremidades están desnudas. Su cabeza se caracteriza por un largo hocico a modo de pequeña trompa. Los ojos son pequeños. Es uno de los pocos mamíferos venenosos, en su caso a través de la saliva. Puede matar a pequeños mamíferos como perros, pero solo en caso de defensa.

De costumbres nocturnas, es difícil su observación. Se alimenta mayormente de insectos pero se ha comprobado que también es un animal oportunista, alimentándose de reptiles, anfibios y pequeñas aves.

Hasta la llegada de los españoles existía sin la amenaza de animales depredadores, por lo que no ha desarrollado métodos de defensa contra otros predadores como los perros y gatos, que son su principal amenaza junto a la pérdida de hábitat.

Other Languages