Solemnidad

En la Iglesia católica, una solemnidad constituye el rango más elevado de las celebraciones litúrgicas, por conmemorar un hecho de primer orden para la fe.[1]

Las solemnidades cuentan con lecturas propias tomadas del Leccionario dominical y sus misas poseen oraciones propias para cada una de ellas ( oración colecta, oración sobre las ofrendas, oración de postcomunión, antífona, prefacio, e incluso la bendición solemne). Todas las solemnidades tienen Oficio propio y comienzan al ataredecer del día anterior con la celebración de las primeras "Vísperas", algunas incluso tienen "Vigilia", es decir misa propia el día anterior (Navidad, Pascua, Pentecostés) y las de mayor importancia cuentan con "Octava", es decir la celebración se prolonga durante toda la semana que sigue (Pascua y Navidad).

Solemnidades Centrales del Año

  • Triduo Pascual de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor. Es el centro del año litúrgico. Comienza en la tarde del Jueves Santo con la Misa Vespertina de la Cena del Señor, continúa con la Celebración de la Muerte del Señor en la tarde del Viernes Santo y culmina con la solemnísima Vigilia Pascual en la Noche Santa de la madrugada del Domingo de Resurrección. Es la solemnidad central del año y está prohibida cualquier otro tipo de celebracioón durante estos días. En caso de que alguna solemnidad caiga dentro de la Semana Santa o del Triduo Pascual, se pospone hasta después de la Octava de Pascua. Cualquier otro tipo de celebración, sea fiesta o memoria, se suprime. Dentro del Triduo Pascual, merece mención aparte el Domingo de Resurrección.
  • Domingo de Resurrección en que se celebra la Resurrección del Señor y su victoria sobre la muerte y el pecado. Es el tercer día del Triduo Pascual e inicia el Tiempo de Pascua. Es el día central de todo el año litúrgico.
Other Languages
беларуская: Урачыстасць
Deutsch: Hochfest
English: Solemnity
français: Solennité
italiano: Solennità
Latina: Sollemnitas
Nederlands: Hoogfeest
Kiswahili: Sherehe
Tiếng Việt: Lễ trọng