Solón

Solón
Solon.jpg
Busto titulado 'Solon' (Museo Nacional, Nápoles)
Información personal
Nombre de nacimiento Solón, Σόλων
Nacimiento c. 638 a. C.
Atenas
Fallecimiento c. 558 a. C.
Probablemente Chipre[1]
Nacionalidad Antigua Atenas Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Comerciante, legislador, poeta y filosofo
Cargos ocupados
[ editar datos en Wikidata]

Solón (en griego Σόλων) ( c. 638 a. C.558 a. C.) fue un poeta, reformador político, legislador y estadista ateniense, considerado uno de los Siete Sabios de Grecia.

Gobernó en una época de graves conflictos sociales producto de una extrema concentración de la riqueza y poder político en manos de los eupátridas, nobles terratenientes de la región del Ática. Su Constitución del año 594 a. C. implicó una gran cantidad de reformas dirigidas a aliviar la situación del campesinado asediado por la pobreza, las deudas (que en ocasiones conducían a su esclavización) y un régimen señorial que lo ataba a las tierras de su señor o lo conducía a la miseria. En particular, se distinguen las reformas institucionales y el nuevo sistema censitario creados con objeto de abolir la distribución de los derechos políticos basada en el linaje del individuo y de, en su lugar, constituir una timocracia. Como resultado, los estratos medios obtuvieron una mayor cuota de poder político, pero los estratos más bajos no consiguieron que fuese oído su reclamo de una nueva repartición de tierras, que en un principio anhelaban.

Biografía

Según Plutarco, es probable que Solón fuese hijo de Execéstidas, descendiente de Codros y por tanto de ascendencia Melántida, aunque Dídimo de Alejandría lo tiene por hijo de Euforión.[2]

De acuerdo siempre con Plutarco, la iniciativa de Solón en empresas comerciales correspondió más a un afán de aventura y conocimiento que a uno de lucro. El autor resalta la austeridad de la vida del joven Solón,[2] y destaca algunos de sus versos al respecto, en los que el poeta no distingue diferencia entre

«el que posee gran copia de oro y plata,

campos extensos de abundantes mieses,

y mulas y caballos, y el que sólo

tiene un pasar honesto que le baste

a comer y vestir cómodamente;

y si en mujer e hijos a esto acreces

belleza y juventud, la dicha es llena».

— Solón.

Siendo Solón aún joven finalizó la guerra que Atenas mantenía con Megara por la posesión de Salamina. Aquél, de acuerdo a Plutarco, se dirigió a la plaza y recitó un poema elegíaco denominado Salamina, con el que convenció a los atenienses de que no debían rendirse. La guerra volvió a establecerse con Solón a la cabeza y, finalmente, Salamina fue recuperada.[2]

Algunos autores antiguos le reconocen a Solón un papel decisivo en la « primera guerra sagrada», como agitador de los anfictíones en su guerra contra Cirra por el dominio del templo de Delfos.[2]

Su fama de moderado en una época marcada por los conflictos entre un bando popular y la aristocracia antigua lo llevó al arcontado y a que se le otorgara un poder especial para legislar e introducir cambios en la forma de gobierno.

Solón ante Creso durante su visita a Sardes, por Gerrit van Honthorst.

Sin embargo, aunque sus leyes resolvían varios problemas de la sociedad ateniense, no era suficiente para las clases más bajas, que esperaban medidas más radicales, sobre todo en lo relacionado con la cuestión agraria y la repartición de tierras. Solón en cambio buscaba el justo medio, atribuyéndosele la frase ”guarda todo con mesura”.

Dejó a los atenienses por el lapso de 10 años, en los que debían respetar las leyes, cosa que no ocurrió, y recorrió varios países como Chipre, Lidia y Egipto, de donde obtendrá -a partir de varios sacerdotes[4] por Platón en sus diálogos Timeo y Critias, regresando a Atenas durante el gobierno del tirano Pisístrato, que se mantuvo respetuoso con el viejo legislador. Debatió sobre el sentido de la ley con el filósofo Anacarsis el escita y falleció el año 558 a. C.

Heródoto relata que en su viaje a Lidia, Solón se entrevistó con el rey Creso. Según la leyenda, convencido el monarca de ser el hombre más dichoso del mundo, consultó a Solón sobre quién era, a su juicio, el más afortunado entre los hombres. Solón dio algunos nombres, todos de personas fallecidas. Consternado Creso por no haber sido nombrado entre ellos, le preguntó si en tan poco apreciaba su prosperidad. A esto Solón respondió diciendo que no le era posible ponderar la dicha de un hombre vivo, pues su fortuna es caprichosa y, por tanto, sólo puede ser evaluada una vez que el individuo ha muerto.[5] Resulta poco probable que este encuentro se haya producido alguna vez, puesto que Creso fue coronado hacia 560 a. C., época en que Solón ya había regresado a Atenas y a poco se encontraba de su muerte [ cita requerida].

Other Languages
Afrikaans: Solon
Alemannisch: Solon
aragonés: Solon
العربية: سولون
مصرى: سولون
asturianu: Solón
azərbaycanca: Solon
беларуская: Салон, паэт
български: Солон
বাংলা: সোলোন
brezhoneg: Solon
català: Soló
čeština: Solón
dansk: Solon
Deutsch: Solon
English: Solon
Esperanto: Solono
eesti: Solon
euskara: Solon
فارسی: سولون
suomi: Solon
français: Solon
Gaeilge: Solon
galego: Solón
עברית: סולון
hrvatski: Solon
magyar: Szolón
Հայերեն: Սողոն
Bahasa Indonesia: Solon
Ido: Solon
íslenska: Sólon
italiano: Solone
日本語: ソロン
ქართული: სოლონი
한국어: 솔론
Latina: Solon
lietuvių: Solonas
latviešu: Solons
Malagasy: Solon
македонски: Солон
မြန်မာဘာသာ: ဆိုလွန်
norsk bokmål: Solon
ਪੰਜਾਬੀ: ਸੋਲੋਨ
polski: Solon
پنجابی: سولن
português: Sólon
română: Solon
русский: Солон
sicilianu: Suloni
Scots: Solon
srpskohrvatski / српскохрватски: Solon
Simple English: Solon
slovenčina: Solón
slovenščina: Solon
српски / srpski: Солон
svenska: Solon
Türkçe: Solon
українська: Солон
Tiếng Việt: Solon
中文: 梭伦