Sofista

El término sofista, del griego sophía (σοφία), «sabiduría» y sophós (σοφός), «sabio», es el nombre dado en la Grecia clásica al que hacía profesión de enseñar la sabiduría. Sophós y Sophía en sus orígenes denotaban una especial capacidad para realizar determinadas tareas como se refleja en la Ilíada (XV, 412). Más tarde se atribuiría a quien dispusiera de «inteligencia práctica» y era un experto y sabio en un sentido genérico. Sería Eurípides quien le añadiría un significado más preciso como «el arte práctico del buen gobierno» (Eur. I.Á.749) y que fue usado para señalar las cualidades de los Siete Sabios de Grecia. Sin embargo, al transcurrir el tiempo hubo diferencias en cuanto al significado de sophós: por una parte, Esquilo denomina así a los que dan utilidad a lo sabido, mientras que para otros es al contrario, siéndolo quien conoce por naturaleza. A partir de este momento se creará una corriente, que se aprecia ya en Píndaro,[1] que da un cariz despectivo al término sophós asimilándolo a «charlatán».

Ya en la Odisea, Ulises es calificado de sophón como «ingenioso». Por el contrario, Eurípides llama a la sophía «listeza» y al sophón «sabiduría», tratando con ello de diferenciar la intensidad y grado de conocimiento de las cosas que tienen respectivamente los hombres y los dioses.

Historicidad

Los sofistas eran pensadores que desarrollaron su actividad en la Atenas democrática del siglo V a. de C. Los filósofos de la naturaleza, los presocráticos, habían elaborado diferentes teorías para explicar el cosmos. Los sofistas y Sócrates van a cambiar el objeto de la filosofía. Ahora, el tema de reflexión es el hombre y la sociedad. Como los sofistas eran viajeros, conocían diferentes culturas, totalmente distintas a la griega. Por eso se plantearon problemas referidos a las costumbres y las leyes. ¿Son las costumbres y leyes un simple acuerdo, una convención, o son naturales? Surgió así la idea de relativismo.

Los sofistas eran maestros que iban de ciudad en ciudad enseñando a ser buenos ciudadanos y a triunfar en la política. El arte de hablar en público, la retórica, era esencial en la democracia griega, donde los ciudadanos participaban constantemente. Las enseñanzas de los sofistas tenían un fin práctico, saber desenvolverse en los asuntos públicos. Fueron los primeros pensadores que cobraron dinero por sus enseñanzas. Unos de los principales sofistas fue Protágoras (480-410 a. de C.).[2]

Other Languages
Alemannisch: Sophisten
azərbaycanca: Sofistlər məktəbi
български: Софист
বাংলা: সফিস্ট
brezhoneg: Sofegour
bosanski: Sofisti
čeština: Sofisté
Deutsch: Sophisten
Ελληνικά: Σοφιστές
English: Sophist
français: Sophiste
Gaeilge: Sofaist
galego: Sofista
हिन्दी: सोफ़िस्त
hrvatski: Sofisti
magyar: Szofizmus
Հայերեն: Սոփեստներ
日本語: ソフィスト
ქართული: სოფისტები
қазақша: Софистер
한국어: 소피스트
Latina: Sophistae
lietuvių: Sofistai
norsk bokmål: Sofistene
polski: Sofiści
پښتو: سوفيست
русский: Софисты
srpskohrvatski / српскохрватски: Sofisti
slovenčina: Sofisti (filozofia)
српски / srpski: Софиста
svenska: Sofister
Türkçe: Sofistler
українська: Софісти